Empieza por ti

El amor y los cuidados que nos dedicamos es proporcional al amor que podemos brindar a los demás.

A las madres se les inculca la cultura del sacrificio y yo he sentido ese peso, a veces es demasiado peso...Llega un momento en la vida que te das cuenta que SI TÚ NO ERES FELIZ no puedes HACER FELIZ a nadie más y ese momento es liberador.

¿Qué podemos hacer?

*Podemos empezar por nosotras mismas y no es difícil hacerlo, son pequeños pasos que tienen un gran valor, pasos como:

1) Dedicar una parte del día para estar con nosotras, sin excusas; pueden ser 5 minutos o una hora, lo importante es respetar ese tiempo, poco a poco querrás ampliarlo y lo disfrutarás sin sentirte culpable.

2) Premiarte una vez a la semana, puede ser un simple café con una amiga, ir al cine sola o prepararte un baño relajante con tu música favorita de fondo...

3) Mímate, ésto implica mostrarte vulnerable, reconocer que no llegas a todo, que no eres perfecta ni quieres serlo. Los mimos son muy importantes, implican ternura, comprensión y aceptación ¡Mímate cada día!

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia