Morir de amor 14

  • 17/11/2014
  • 0

No era miedo, ni falta de gana, ni un falso orgullo ,simplemente María no se veía expresando a Juan todo lo que por el sentía en el reservado de una cafetería.

Juan fue comprensivo tomándola de la mano y diciendo vamos, pasearon toda la tarde tomaron dos copas de champan mas en dos bonitos lugares y vieron atardecer .De vuelta a casa María dijo a Juan hasta mañana y este contestó gracias., porque? pregunto María, por todo María por todo.

Al día siguiente Juan llamo, como cada día al timbre….soy yo_ sube - contesto María, hicieron café como cada día, y esa tarde fue María la que salto todas las barreras y diluyo los obstáculos miro a Juan, suavemente le acaricio el rostro y lo beso en los labios ,Juan se dejo amar, y amo- dulcemente iba recorriendo con sus dedos las mejillas de María de las que caían dos lagrimas cristalinas, sus ojos sus cejas las comisuras de sus labios se bebieron literalmente el uno al otro con toda la pasión del mundo con todo el fuego y el ardor con todo mimo y cuidado como si cada uno tuviera en sus manos una pieza muy delicada de infinito valor se acariciaban se besaban unían sus frentes se separaban y reían juntos ,Juan acerco sus labios  a los oídos de María que escucho decir  ¨ mi niña mi Mariita  mi cielo mi amor ¨no sabes cómo te he deseado, no sabes lo que te quiero eres mi vida mi amor mi pequeña María.  Lo sé Juan lo sé, quiero acostarme contigo, pero no aquí ,al menos hasta que Alberto y yo estemos definitivamente separados , pero quiero acostarme contigo por favor Juan lo necesito, está bien María está bien si ese es tu deseo, no te preocupes por nada yo me encargaré de todo , déjame hacer , vale fue la respuesta de María y sonrieron aliviados de saberse juntos  y María fue a recoger a Aurora a la guardería, de vuelta pusieron música y se dedicaron a hacer pequeñas figurillas de plastilina , para Aurora ,una tortuga verde un cocodrilo, un sol muy llamativo y un cepillo de dientes que esta pretendía usar,, bañaron a la niña con sales de limón y le secaron su espesa melena para imbuirla en un pijamota de borreguito que simulaba una nube.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia