Cosas curiosas e interesantes de los mosquitos

Los mosquitos nos acompañan todos los veranos y se convierten en uno de nuestros principales enemigos. Si eres una de esas personas que los atraes puedes padecer un auténtico infierno intentando librarte de sus picaduras y de sus consecuencias.

 

mosquitosExisten unas 3.000 especies de mosquitos, pertenecientes al orden de los dípteros -insectos con dos alas- que también incluye a todas las especies de moscas. Dentro de los dípteros hay numerosos ejemplos de animales cuyos machos y hembras son hematófagos (se alimentan de sangre). Pero el grupo de los mosquitos presenta una característica esencial: sólo pican las hembras, que necesitan sangre -sobre todo su hierro- para fabricar los huevos de los que nacerán sus crías.

Los machos de los mosquitos, por su parte, se alimentan de jugos azucarados -del néctar de las flores- y pueden desempeñar papeles trascendentales en la polinización de muchas plantas. Las hembras también gustan de los líquidos dulces, pero, por lo general, prefieren la sangre.

Existen clases de mosquitos muy peligrosas. Son aquellas que transmiten ciertas enfermedades como la fiebre amarilla, la filariasis o el paludismo. El mosquito más estudiado es el más peligroso, el Aedes aegypti, muy conocido por transmitir el virus de la fiebre amarilla, pero portador también de otra gran cantidad de enfermedades.

Estos insectos, viven de dos a seis meses, pueden volar hasta 35 horas seguidas sin alimentarse, moviendo sus alas 600 veces por segundo.

Aparte de la molestia de la picadura, eliminar los mosquitos se convierte por lo tanto en una necesidad para la salud pública. Pero esto es imposible, por mucha fumigación que halla o por mucha eliminación de lugares donde se encuentran habitualmente los mosquitos, la gran capacidad de reproducción de estos insectos acaba con cualquier esfuerzo por eliminarlos. La alternativa es, entonces, conocer la forma en la que actúan, cómo y porqué pican o como eligen a sus víctimas.

Muchos mosquitos no pican a los seres humanos. Están especializados en otros mamíferos, en aves, reptiles o bien extraen la sangre de otra especie de insectos. Los mosquitos domésticos de las zonas templadas, el mosquito común -casi todos pertenecientes al grupo culex- sólo chupan sangre humana cuando no tienen otro objetivo más a mano.

Para cada una de las diferentes formas de alimentación, la correspondiente clase de mosquitos ha diseñado su propia estrategia. A los científicos les interesa sobre todo aquellos insectos que prefieren la sangre humana. Y se preocupan de saber cómo eligen a su víctima. Muchas personas parecen ser siempre los blancos favoritos, mientras que otras, situadas en el mismo ambiente que las primeras, muy rara vez son atacadas.

A la hora de picar, por ejemplo, una mano, el mosquito optará antes por una que esté caliente, aunque si lo está en exceso se inclinará por otra de temperatura normal. También prefiere una seca a una húmeda. Pero estos factores no son determinantes en la elección de la fuente de alimentación: lo más importante es el olor de la víctima ¿Qué olor convierte a un individuo en ser apetitoso para un mosquito hembra? Mucho se ha investigado  a este respecto, pero la respuesta no está nada clara.

Que el olfato del insecto es el factor más importante está de sobra demostrado. Basta, por ejemplo, con cortar las antenas -el lugar donde tiene los órganos sensoriales para los olores- a una hembra de mosquito para que deje de picar, aun cuando se esté muriendo de hambre.

En un experimento, se plantó la huella dactilar de una mano sobre un vidrio y luego se metió este en una jaula de hembras de mosquito desnutridas, las mosquitos se lanzaron sobre la huella y, durante un buen rato, pretendieron picar el cristal.

Cuando el aparato chupador de la sangre se introduce en la piel, los microbios causantes de enfermedades aprovecharán la coyuntura para invadir a la víctima. Los distintos parásitos desarrollan también diversas estrategias para infectar a la persona. Por ejemplo, en la saliva de algunas hembras existen sustancias anticoagulantes para que la sangre de la que se alimentan no se seque.

Los especialistas no están seguros de la razón de la intensa reacción del organismo sometido al mordisco del mosquito. Este se habrá llevado unos pocos miligramos de sangre, pero además habrá causado, casi con seguridad, una intensa reacción alérgica en el lugar donde ha realizado el picotazo.

 ¿Cómo se lleva a cabo la picadura de la hembra?

  1. El mosquito se posa en la piel atraído por el olor corporal de su víctima. Mantiene las seis patas sobre la superficie.
  2. Por término medio tarda 50 segundos en clavar su fascículo en la piel humana.
  3. Chupa la sangre durante aproximadamente dos minutos y medio.
  4. Cuando se ha saciado retira el fascículo can bastante rapidez (5 segundos) enderezando sus patas delanteras.
Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
alejandro
Alejandro Garcilera7 d noviembre d 2014 a las 13:18 (UTC)
Eso parece Esme.
Gracias por tu comentario.
h7sJ_g4U
Esme Paul7 d noviembre d 2014 a las 13:09 (UTC)
2 min y medio chupando sangre? Horror!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia