La comunicación asertiva, como valor primordial en un gerente exitoso

Las instituciones educativas tienen objetivos profesionales prefijados que están enmarcados en la misión organizacional de las mismas, la cual responde a una visión que, en definitiva, se convierte en la brújula que orienta, canaliza y promueve todas sus acciones. En este contexto, hablar de los procesos comunicacionales asertivos, implica entender la comunicación como una oportunidad de encuentro con el otro y esto plantea una amplia gama de posibilidades de interacción en el ámbito laboral y social, porque es allí donde tiene razón de ser el intercambio humano, ya que es a través de la comunicaciones que las personas logran el entendimiento, la coordinación y la cooperación; esto a su vez potencia el crecimiento y desarrollo de las organizaciones.Por lo tanto, las personas que integran una organización educativa deben estar preparadas para manejar inteligentemente los conflictos interpersonales, ya que estos surgen naturalmente, debido a que los individuos poseen creencias, sentimientos y deseos divergentes. De no manejarse con cuidado, estos conflictos pueden causar sentimientos de inseguridad, exclusión, irritación y frustración.Tales situaciones de tensión pueden prevenirse por medio de un comportamiento asertivo responsable. No obstante, muchos directivos obvian el valor de promover el comportamiento asertivo. Algunos directivos se oponen al entrenamiento en asertividad debido a que confunden el comportamiento asertivo con el agresivo. Cuando estas personas escuchan la palabra “asertividad”, imaginan personas que demandan sus derechos en forma ruidosa y ofensiva. Dichas personas consideran que entrenar a alguien para ser asertivo significaconvertirlo en un ser calculador y manipulador, que intenta controlar a los otros con el objeto de lograr fines egoístas. Ellos temen que la asertividad transforme a personas agradables en seres rebeldes e irritables. Nada podría estar más alejado de la realidad, ya que esas características son típicas del comportamiento agresivo y no del comportamiento asertivo.En el orden de las ideas anteriores, hay algunos elementos que dan cuenta de la importancia que revisten los procesos comunicacionales asertivos, ejemplo claro de ello es concebir a la comunicación como potenciadora de cambios, ya que en la presencia de un ambiente comunicativo propiciador de un clima laboral agradable, que permita poner en marcha los ajustes que se requieren para responder con eficacia a las exigencias del mundo actual y futuro, las organizaciones educativas deben tener sus propias estrategias comunicativas, a través de canales, lo cual le garantizarían el dinamismo y fluidez en las respuestas del personal, y sobre todo una verdadera política informativa que le garantice coherencia en las acciones realizadas dentro de la institución con la realidad del entorno.Otro elemento que reviste de importancia a la asertividad es que la misma garantiza las buenas relaciones a nivel interno de la organización porque ayuda a que se dé el proceso de comunicación eficaz. Y aunque no sea suficiente, ésto ocurre cuando el equipo maneja el mismo código, al respecto L Sayazo (1999) señala que “si no se toma en cuenta otros elementos como: vivir experiencias comunes, compartir significados, participar de la vida institucional, ser uno pero a la vez equipo, el proceso de comunicación corre el riesgo de comprometer su eficacia”. Se trata entonces de reconocer esto como factor importante a fin de garantizar que las relaciones a nivel interno de las organizaciones educativas no se desarrollen sobre rumores y suposiciones que desvirtúen y/o bloquean todo intento de comunicación; ya que de esta manera el colectivo se desintegra y se cae en un monólogo, sin mayor productividad.Para este estudio, es importante señalar que la asertividad genera calidad en el clima organizacional, queriendo decir con esto que la calidad del climaorganizacional dentro de los ambientes educativos depende del compromiso que el equipo asuma con la organización, en este sentido lo que se espera es un comportamiento orientado por la interacción cooperativista, donde cada una de los involucrados desea ser aceptado y espera que sus opiniones se tengan en cuenta, aunque sea por algunas personas de la organización.La importancia de la asertividad dentro del clima organizacional radica en que ella potencia la posibilidad de eliminar los escenarios donde la empatía no se dé, en tanto que esto trae la falta de escucha, el no interpretar al otro, y el lento pero dilapidante deterioro de la comunicación dentro del equipo, haciéndose presa fácil de agentes desestabilizadores, pues el ser humano como ser social, necesita del grupo para su subsistencia, protección y desarrollo. De ahí, la importancia de un proceso comunicativo como el eje motivador que facilite la interacción y mejore las condiciones y conductas del equipo.Se hace necesario, la transformación de la gerencia fragmentaria actual a una gerencia con calidad, cuyo centro sea aquél al que se sirve (estudiantes y comunidades), a quienes se les debe garantizar espacio para la formación académica y el ejercicio de la libertad y la creatividad, únicas vías de expresión del potencial humano y aquél que sirve, es decir, personal directivo, docentes, personal administrativo y obrero, quienes tienen la responsabilidad de redimensionar los modos de gestión y asumir el compromiso de cambio, asumiendo las estrategias de gerencia moderna, dándole la relevancia al papel que juega la comunicación asertiva en el desarrollo de potencialidades del equipo y obviamente en la garantía generar una atención optima.Es de vital importancia el enfoque que hace el gerente educativo sobre las cosas, las personas y las organizaciones, porque esto esta relacionado íntimamente con lo que él comunica, con el estilo en el cual lo hace, siendo esto un factor crítico para el mejoramiento de la productividad y la integración de su equipo de trabajo y de calidad del servicio que imparte. Si el gerente asume que el centro de su acción es el ser humano, no generará conflictos, porque entiende quela comunidad y los estudiantes, están esperando ser atendidos con mística y dedicación; en otrora muchas veces se les dejo sin respuestas y lo que es peor no se les escuchó, ellos están esperando y tiene derecho a un trato de calidad, su satisfacción debe ser el norte del servicio que se presta. Pero además asume que el equipo que lo acompaña son sus aliados fundamentales, en la misión de atender las necesidades de los educandos, y de las comunidades; en tal sentido debe agregarle valor a su trabajo asumiendo la comunicación asertiva en la manera de tratarlos, para lograr que su esfuerzo produzca un servicio que cumpla satisfactoriamente con la función para lo que fue creado.El dirigir exitosamente organizaciones educativas en los tiempos actuales, en un ambiente caracterizado por un mundo complejo, cambiante, requiere de un liderazgo, ético, responsable y competente. El líder debe estar comprometido con su constante desarrollo y crecimiento personal y profesional, tener alta vocación de servicio, poseer visión integral y pensamiento estratégico, ser capaz de sacar adelante los procesos y proyectos requeridos, y debe tener entre sus características el saber compartir y/o delegar la toma de decisiones, a fin que se hagan de manera oportuna, pertinente y con sentido de justicia y equidad.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia