Jefe vs líder

“Un líder es el que hace mucho, por muchos en muy poco tiempo”

Actualmente en nuestro país un gran número de personas sale de sus hogares desde muy tempranas horas para comenzar su jornada laboral, hombres y mujeres de todos los rincones de nuestra patria se trasladan a sus lugares de trabajo para iniciar su faena, muchas son las horas que comparten con sus compañeros en esos espacio y generalmente se comparte más tiempo que con sus propias familias. En tal sentido podemos afirmarque el trabajo se convierte en nuestro segundo hogar.Como todo hogar, está conformado por un conjunto de personas que convive bajo ciertas normas yprincipios los cuales serán manejados por todos los integrantes de esa familia, guiados por el padre o la madreque en su rol de líder se encargará de orientar oportunamente a todos los que hacen vida en ese espacio.Todos cuantos desarrollan su vida laboral como empleados, incluso algunos que trabajen por cuenta propia, han tenido, tienen o tendrán un “Jefe”, siempre y cuando el sistema de gestión directiva de las empresas y organizaciones continúe apoyándose exclusivamente en la jerarquía de poder, los jefes seguirán existiendo.Desgraciadamente, en la mayoría de los casos, son un mal ineludible.Pero… ¿Son todos los jefes un mal ineludible? Pues no. Hay quienes son un tesoro valioso pero tienenotro nombre “Líderes”. La diferencia entre ambos es muy sencilla y parte de su propio nombre: el Jefe "jefea"y el Líder "lidera". Jefear es el mal arte de "persuadir", mientras que liderar es el buen oficio de "invitar". ElJefe dice quien "puede" y Líder quien "quiere", pues el Jefe necesita del poder que le da el cargo y el líder solode su propia convicción personal.Por consiguiente, al hablar de líderes, no podemos olvidar el legado dejado por nuestro comandanteeterno “Hugo Chávez Frías” quien desde hace más de dos décadas ha sido un ejemplo digno de liderazgo, susacciones han trascendido a la inmortalidad, siempre pensando en el prójimo y el bienestar de los más necesitados,nunca mostró características de jefe, será recordado como uno de las más grandes líderes que ha pisadosuelo americano. Nos enseñó que son las masas las que deciden sus destino, nos permitió escuchar a un puebloignorado y a valorar el trabajo en equipo, tomando en cuenta a las directrices de una persona o institución queorienta y guía a la obtención de los objetivos planteados.En la actualidad, y a pesar de todo esa gran enseñanza dejada por nuestro comandante eterno, es cierto que todavía encontramos muchos jefes que no se dan cuenta de que el “ordeno y mando” es una limitación que demuestra muy poca inteligencia emocional, y crea un clima organizacional hostil, además, el“AUTORITARISMO” contribuye a resquebrajar el ambiente laboral, creando una cultura empresarial basada en el miedo a ser castigado, lo que incrementa la inseguridad y la desmotivación de los trabajadores .

Para Barón, "los jefes que constantemente acechan no se dan cuenta de la repercusión que tienen sus palabras y sus actos sobre los demás y, en consecuencia, sobre su organización, cuando gritan y se enfadan están mostrando su propia frustración de no saber ser líderes capaces de inspirar a sus colabo-radores”, resalto estas palabras porque los altercados van acompañados de rabia, ira, resentimiento y demás emociones negativas, que no sólo desgastan muchísimo mentalmente, sino que crean un daño emocional pro-fundo en los demás.Otro rasgo curioso de estos jefes es que mientras pagan su mal humor con sus subordinados sin repri-mirse lo más mínimo, suelen ser muy falsos, obedientes y sumisos con sus superiores. Pero entonces, ¿Por qué se sigue utilizando el autoritarismo? Es posible que sea por una mezcla entre herencia e inercia. "Estos jefes son un producto de la cultura de las empresas donde fueron educados ó mejor dicho condicionados".Es el momento y por muy desagradable que les resulte, que los supervisores que encajen con el perfil de jefe autoritario, no le va a quedar más remedio que atreverse a cambiar, el pueblo despertó y no va a tolerar más acciones unidireccionales en donde una persona se considere un ser “Omnipotente” e “Intocable”. El or-deno y mando YO, caracterizado por la rigidez, la intolerancia, la prepotencia y las peleas ya no sirve para di-rigir, este estilo de liderazgo tiene los días contados. Ha llegado la hora de dejar de dar órdenes y de empezar a liderar. Más que nada porque "la verdadera autoridad no puede imponerse, sino que es un reconocimiento que se consigue al ganarse el respeto y la confianza de sus trabajadores con un trato más humano y cer-cano. Estoy seguro que si seguimos construyendo patria, podemos salir de ese mar de tiniebla que encontra-mos en la IV República a un océano de felicidad que nos merecemos como seguidores del sueño bolivariano.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia