Identificar el problema de obesidad

Detalles para identificar realmente el problema que causa la obesidad

Si a usted se le pidiera que identificara su problema, en el momento en que le sobrevienen pensamientos sobre la gordura, o inmediatamente después de haber comido compulsivamente, contestaría algo así como lo que se dice en el factor quema grasa : "es mi forma de comer; no la puedo controlar", o "es mi peso, no sé qué voy a hacer con él". En efecto, nos estaría diciendo la verdad tal como la experimenta, pero traducida. En la medida en que usted no es sincero consigo mismo, tampoco puede serlo con nosotras con una dieta para mujeres como el sistema venus . Cuando dice "soy gordo" o "como demasiado", en realidad se está refiriendo a alguna otra cosa que le desa­grada. Los consumidores compulsivos tienen muchos proble­mas que no son capaces de enfrentar y de los que no pueden hablar en sus verdaderos términos. En cambio, comen cuando tienen conflictos y dicen que su problema es la gordura. Los conceptos sobre la gordura nunca se refieren, en verdad, a la gordura, sino a algún otro hecho que desapa­rece cuando se recurre a la comida.

Por supuesto que la mayoría de los que comen ansiosa­mente y tienen esos conceptos acerca de la gordura desde el factor quema grasa que tambien explica como limpiar el higado, están totalmente convencidos de que su problema es la comida y la gordura. La tenacidad con la que sostienen esta creencia explica la efectividad del proceso de traducción. Cuando han comido y comienzan a sentirse mal consigo mismos, ya no recuerdan cuál fue el conflicto originario. No reconocen que han desvirtuado su forma de expresión; en lugar de manifes­tar sentimientos, expresan pensamientos sobre la gordura. Lo único que saben es que se sienten gordos y que quieren dejar de serlo.

La comprensión de este fenómeno se complica por el hecho de que los que padecen estos problemas son considera­dos como gordos por nuestra cultura. Cuando dicen "mi problema es que soy gordo" como decia en el sistema venus , este juicio es confirmado por todos y por todo lo que le rodea. Sin embargo, aunque este juicio cultural está siempre presente, las ideas personales sobre la gordura no lo están. Se producen sólo en momentos especiales. ¿Por qué en esos momentos y no siempre? Porque las ideas sobre la gordura no se refieren, en verdad, a la «in dura. Los consumidores por compulsión las utilizan como un medio de explicar otra cosa.

Luisa decidió asistir a la reunión del vigésimo aniversa­rio de su bachillerato. A medida que se aproximaba la fecha, observó que estaba comiendo más y se sintió muy gorda. Se increpó a sí misma por no vigilar el peso, teniendo semejan­te acontecimiento en perspectiva. La reprimenda terminó con una amenaza: "si no logras frenar tu forma de comer, todo el mundo se fijará en lo que has engordado". A medida que se acercaba el día de la reunión, Luisa analizaba la posi­bilidad de no asistir. A su juicio, el problema estaba en la gordura.

La acción de comer compulsivamente y el aumento de peso de Luisa aparentaban ser su problema. Tenía toda una historia de dietas y excesos, y, algunas semanas antes de la reunión, su peso era un poco superior al normal. Sin embargo, durante los últimos años, Luisa había pasado mucho tiempo aprendiendo cómo tener buen aspecto, cual­quiera fuera su peso. Aunque deseaba ser más delgada tras usar el factor quema grasa , la mayor parte del tiempo aceptaba su silueta y se sentía conforme con su apariencia tra susar el sistema venus.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat28 d diciembre d 2014 a las 20:39 (UTC)
Te deseo toda la felicidad para el 2015.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia