El aspartamo en la salud

El aspartamo es un tipo de edulcorante que fue descubierto a mediados de la década de los sesenta y que es, aproximadamente, doscientas veces más dulce que la sacarosa. Desde los ochenta, momento en el que fue aprobado su uso para el consumo y establecidas las cantidades máximas tolerables por el organismo, su uso ha estado rodeado de mitos que le acusaban de ser causa de multitud de enfermedades y de tener un papel relevante en la aparición de éstas. Ahora sabemos que esto no es cierto ya que un gran número de estudios han revelado que el aspartamo es totalmente inocuo para la salud y que, incluso, posee efectos positivos para ésta.  El aspartamo, como edulcorante, es tremendamente bajo en calorías, lo que lo hace ideal para endulzar los alimentos y las bebidas. De hecho tras desmitificarse su efecto nocivo sobre la salud, está comenzando a comercializarse como edulcorante de mesa. Y es que los productos en los que se usa el aspartamo se caracterizan porque el sabor es más intenso y permanece más tiempo, como ocurre en el caso de los chicles. Al ser ingerido no llega al torrente sanguíneo como tal sino que se descompone en tres moléculas diferentes como son el ácido aspártico, la fenilalanina y el metanol, siendo tres elementos considerados inofensivos y que se encuentran en alimentos como las carnes, frutas y verduras. Muchas son las razones por las que consumir aspartamo es bueno. La primera de ellas es que su ingesta es apta para cualquier tipo de persona, incluidas aquellas que tienen problemas de diabetes. Lo mismo ocurre con las mujeres embarazadas y con aquellas que ya se encuentran en período de lactancia. Los niños también pueden consumirlo sin ningún problema. Sólo aquellos que padezcan fenilcetonuria deben evitar el consumo de aspartamo. Esta enfermedad de carácter genético y hereditario es muy poco frecuente y su tratamiento incluye controlar el consumo de fenilalanina en la alimentación.  Otro de los beneficios para la salud del consumo del aspartamo es que no contribuye a la aparición de caries en los dientes ya que, al estar compuesto por partes proteicas no colabora en que se forme la placa bacteriana. Además, su bajo valor calórico hace que sea ideal para aquellas personas que quieran realizar una dieta ya que permite reducir las calorías.

© Dana Rothstein | Dreamstime Stock Photos

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia