Bastante no es suficiente

El tema de la cantidad es fundamental para el proceso de legalización de nuestras propias comidas

La escasez pone ansiosa a la gente; la abundancia crea una sensación de bienestar y de relajación que cons­tituye el estado espiritual necesario para que usted se alimente de manera armónica para que curate su hpv .La clave para abordar el tema de la cantidad es imaginar qué cantidad de un determinado alimento podría usted comer si vive sin ansiedad, y entonces comprar más. Antes usted definía su apetito por lo que tenía en la cocina.

Si tenía medio kilo de helado, comía medio kilo de helado. Resolvía el problema de querer comérselo todo manteniendo la despensa semivacía. Cuando les preguntamos a los consumidores compulsivos qué tienen en la nevera, suelen contestarnos con tristeza: "nada". Ha llegado el momento de que se rodee de comida en mayor cantidad de la que le sería posible comer.Imagínese por un momento que usted vive en una hela­dería.

Todos los helados están allí a su disposición, con todos hus gustos. ¿Qué sucede? Al principio es probable que se sienta muy ansioso. Piensa que puede comer y comer sin parar. El primer día come una cantidad extraordinaria de helado, digamos dos kilos y curate de hpv. El segundo día come aproximada­mente la misma cantidad.Al tercer día, sus sensaciones son distintas. Ya no tiene tantos deseos de comer helado. Se ha cansado. El helado está ahí y sabe que puede comerlo cuando tenga ganas, pero la pregunta que se hace es "¿Tengo ganas?" Esta pregunta, naturalmente, es muy diferente de "¿Puedo comerlo?" La filosofía del arquitecto Mies van der Rohe era: "menos es más". La filosofía de los consumidores compulsivos sería, más bien,si vive sin ansiedad desde vivesinansiedadya, "más es menos, posiblemente". Usted debe conven­cerse de que no hay que tenerle miedo a la comida, y eso lo conseguirá creando un medio ambiente en el que no se sienta privado de alimentos

buenanutricionista

 

Todos los que siguen dietas conocen el síndrome de "come todo lo que quieras el domingo por la noche". Cuando usted está previendo que —a causa de la dieta— tendrá hambre el lunes si vive sin ansiedad, es perfectamente lógico que trate de atiborrarse el domingo. Antes usted usaba el domingo como evidencia de su incapacidad para vivir rodeado de comida. Ahora, sin embargo, usted ya está en condiciones de darse cuenta de lo que sería vivir en una heladería, o en una panadería o en una pastelería. Descubrirá que cuando esté seguro de que nunca más se enfrentará con el hambre, ya no le hará falta comer hasta hartarse.

Elena siempre ha tenido un problema con las patatas fritas; el problema es que las adora. Si se enfrenta con una fuente de patatas fritas, se las come todas. Si tiene un paquete de patatas fritas, se lo come. Así que no resultó una sorpresa encontrar que las patatas fritas encabezaban la lista de legalización de Elena con esto de curate de hpv. Sin embargo, le costó bastante decidir cuántos paquetes comprar. Finalmente, anotó el número ocho y se prometió que cuando notara que su provisión había descendido a cuatro, compraría otros cuatro.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia