Las mejores excusas para no ir a trabajar

3Logros
×1

Aunque digan que el trabajo dignifica y quizá exista un excelente ambiente laboral en nuestro empleo, lo cierto es que no todos los días sentimos ganas de ir a trabajar. Aquí te va entonces una selección de las mejores excusas para faltar al trabajo.

 

excusas

 

Todos mal o bien hemos experimentado esos días en que algún problema de índole familiar o personal, algún conflicto con un compañero de empleo, o alguna situación que vivimos nos deja sin ganas de ir a trabajar. Aunque esto puede ser visto como una falta de responsabilidad y no es recomendable en ningún empleo faltar sin una razón justificada, puede que eventualmente sintamos la necesidad de hacerlo.

sueño

 

En esos casos, será mejor que busques una excusa medianamente creíble y que puedas sostener. A continuación puedes descubrir las 5 mejores excusas para faltar a tu trabajo:

1. El malestar de estómago

Uno de los mejores "aliados" para faltar al trabajo es el estómago. Inventarle algún malestar pareciera ser una de las excusas más comunes para poder ausentarte al menos un día de tu empleo. Las intoxicaciones alimentarias suelen venir de un momento a otro y provocan un malestar generalizado por algunas horas. En estos casos generalmente al otro día ya podrás ir a trabajar nuevamente, por tanto suele ser la mentirilla piadosa que encabeza la la lista.

 

2. El dolor de cabeza

Otra excusa común que no suele fallar son las migrañas. Si alguna vez las has tenido sabes que lo único que tendrás ganas de hacer es estar tendido en la cama. Es por ello que suele ser común usar los dolores de cabeza  para escaparle un día a tu empleo.

 

3. "Asuntos" de mujeres

En el caso de que seas mujer, el malestar producido durante el período menstrual se ha transformado en una de las mejores excusas para faltar al trabajo. Ante esto no necesitarás certificación médica y podrás volver al otro día sin problema.

 

4. Desperfectos en el hogar

Argumentar que tendrás que faltar porque hubo un cortocircuito en tu casa, se te inundó la cocina o se te rompió la tubería del baño suele ser una excusa común. Si planteas una situación de este tipo considerarán que es necesario que te quedes en tu casa durante el día.

5. Circunstancias familiares

Inventar que tu hijo/a o esposo/a están enfermos y necesitas quedarte a cuidarlos es otra excusa que puede serte útil a la hora de necesitar un día libre.

trabajo mentira

 

Es importante que antes de aplicar cualquiera de estas efectivas excusas tengas en cuenta algunos de los siguientes consejos, no sea que vayas a meter la pata:

-Nunca argumentes que tendrás que faltar porque murió alguien cercano. Te será una mentira muy difícil de sostener en el tiempo.

-Recuerda las excusas que diste y actúa en consecuencia, un error en una charla y se sabrá que has mentido.

-Las explicaciones en exceso denotan que estás buscando excusarte y dan a entender que si necesitas explicar tanto es porque lo que has dicho no es verdad.

-No seas demasiado breve al comunicar que no irás, eso también levanta sospechas.

-No se te ocurra faltar para irte de paseo, ni a la playa. Puedes tener la mala suerte de cruzarte con alguien de la empresa, o no poder discimular el bronceado cuando vuelvas al otro día.

-Si argumentaste una falta por haberte "enfermado del estómago" cuida lo que llevas para almorzar al otro día. Si te encuentran comiendo igual que siempre como si nada hubiera pasado tu excusa se caerá enseguida.

- Si "enfermaste" a alguien de tu familia cuídate de contar que fuiste o que te irás en esos días de fin de semana familiar.

- Pide disculpas al día siguiente, pero no te explayes demasiado en las explicaciones si alguien te pregunta.

 

mentira

 

Nota importante:  vale aclarar que mentir en el trabajo no es recomendable y en ocasiones puede ser peligroso. Ninguna compañía tendrá en buen concepto a un trabajador que falta sistemáticamente y con cualquier pretexto. No abuses de estos recursos, y aplícalos sólo en un caso extremo, porque las consecuencias pueden ser peores que haber ido a la oficina sin ganas. Si lo que te lleva a querer faltar son problemas que atañen a tu ambiente laboral y te desmotivan, siempre será mejor plantearlos que evadirlos ausentándote unos días.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
h7sJ_g4U
Esme Paul23 d octubre d 2014 a las 10:50 (UTC)
El estomago la mejor!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia