¨Morir de amor¨ 2

  • 21/10/2014
  • 0

Ella no sabía no sabía nada, y mientras sus ojos arrasados aun en lagrimas y su mente confundida >por un loco corazón que se resistía a dejar de amar, una instantánea vino a su memoria, la imagen de sí misma veinte cinco años atrás cuando vestida con pantalón un vaquero premamá azul Bilbao, iba canturreando por la cuesta de su casa embarazada de cinco meses, con una bolsa de basura que llevaba al contenedor , después de recoger la cocina, estaba feliz ;le había comprado a su único sobrino una cámara de fotos con dibujos de jirafas y leones , quería darle una sorpresa al salir del cole,  su hermana regentaba un bar  por entonces y María solía tomar una infusión de menta después de comer,  en estas andaba cuando al dar la vuelta a la esquina de la calle , vio a su sobrino que había tropezado en el pavimento dando un traspiés y cayendo de bruces ; ella quería correr, pero su abultada tripa se lo impedía, la criatura que llevaba dentro dio un vuelco, cosa extraña porque solía ser apacible y relajada, en su ansiedad María trato de ir todo lo deprisa que podía, pero aun quinientos metros la separaban de su sobrino.

De repente sin saber muy bien de donde apareció una figura, era un hombre joven que de dos zancadas se apresuro a levantar a su sobrino del suelo, María paró en seco y observo la escena aquel muchacho levanto a su sobrino revolviéndole el pelo, venga que no es nada, y saco un pañolón impolutamente blanco de su bolsillo y limpió la sangre de las rodillas del niño. Generalmente los hombres en el bar le gastaban bromas pesadas a su sobrino Javier y no tenían demasiados miramientos, situación que lo tenía amargadito, ale ya esta le dijo Juan  a Javier y lo empujo suavemente poniendo sus dos manos sobre los hombros, se dio entonces cuenta María que se acababa de enamorar , también de que su amor era imposible y se dijo a si misma venga mujer quítate los pajaritos de la cabeza que ya eres mayor, y entro en el bar a tomar su infusión aliviada después del incidente del niño, y allí estaba Juan……………………..buenas tardes fue el saludo se miraron a los ojos como esta misma  tarde sonrieron abiertamente y la luz inundo el local.

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia