Aunque sufras,no lastimes

El comportamiento agresivo,tanto verbal como físico, sólo genera más dolor en uno mismo y en los demás

En mi vida diaria trabajo con adolescentes problemáticos que viven en el seno de familias desestructuradas y que desde pequeños han sentido la falta de unos progenitores que les enseñen a caminar por la vida con unas directrices determinadas.

Son chicos y chicas que están metidos siempre en líos.En su mundo predomina la ley del más fuerte.El diálogo como manera de arreglar un conflicto les parece una solución de débiles y ellos no quieren parecerlo a los ojos de los demás.Primero dan y luego preguntan,ese es su lema.Ello les ocasiona más de un conflicto en todas las facetas de su vida: familiar,escolar y social en general.

Un día,hablando con un compañero de profesión que vive en el barrio y los conoce bien porque además es entrenador del equipo juvenil de fútbol de la zona,me decía que eran como animales heridos que atacaban porque desde muy pequeños habían estado abandonados a su suerte y no conocían más que el sufrimiento y el maltrato,que tuviera en cuenta eso cuando me dirigiera a ellos.que respondían con agresividad porque era lo único que conocían y porque en sus situación si no obraban de ese modo,se los comerían.

Yo le contesté que sentía mucho lo que les había sucedido,pero que tenía que defenderme de sus ataques y debía educarles para que vieran que esa manera de actuar,sólo iba a traerles más dolor. Entonces me acordé de una frase de Buda que dice:

no lastimes a otro

Se ha generalizado el pensamiento de que las personas que han sido maltratadas,actuarán de la misma forma con los demás.Por eso cuando sucede algo,los medios de comunicación siempre citan la mala vida que llevaba el delincuente,como justificando que haya actuado así.

Creo que se está a tiempo de cambiar y de salir de ese círculo de violencia tanto verbal como física,cuando ,con la ayuda de alguien, el ser herido reconoce que le hicieron daño,pero que él puede romper la dinámica y comportarse bien con los demás que no tienen la culpa y por tanto no tienen por qué pagar por lo que a él le ha sucedido.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
DSC00104
Félix Rodiño Vallugera27 d septiembre d 2014 a las 14:38 (UTC)
Apreciada Rosa: Una vez más demuestras tu sentido común. En efecto: Hay que ayudar en lo posible a todos aquellos que han sufrido de circunstancias adversas ... pero eso no puede constituirse en una eximente a comportamientos incívicos ni violentos. Un abrazo y felicidades.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia