12 trucos curiosos que permite nuestro cuerpo

Muchos de los problemas cotidianos que experimentamos encuentran la solución en trucos que podemos realizar con nuestro propio cuerpo. O sino compruébalo leyendo estos tips...

¿Has pasado horas pensando cómo hacer para sacarte ese dolor de muelas? ¿Te ha sangrado la nariz en un lugar público y no sabes qué hacer? Te sorprenderá saber que podrás autofabricar la solución a estos problemas a través tu propio organismo.

A continuación algunos trucos curiosos para explotar las capacidades de nuestro cuerpo que quizá no sabías y que te sacarán de apuros.

 

1. Toser mientras nos dan una vacuna disminuirá el dolor

vacuna

 

El hallazgo es fruto de un grupo de científicos alemanes, quienes comprobaron que si tosemos al momento en que nos inyectan, el aumento de la presión en el pecho y la espina dorsal hará que se inhiban los conductores de dolor de la médula espinal, haciendo que no sintamos el pinchazo.

 

 

2. Cuando corremos conviene respirar al apoyar el pie izquierdo

correr

 

Respirar al apoyar el pie izquierdo cuando estamos corriendo permitirá evitar que sintamos comezón en el pecho, ya que si lo hacemos cuando apoyamos el otro pie nuestro organismo ejerce presión en el hígado.

 

 

3.La acidez se combate durmiendo sobre nuestro lado izquierdo

dormir

 

Al dormir sobre el lado izquierdo el organismo permite generar un ángulo entre el estómago y el esófago gracias al cual los ácidos no pasan a la garganta.

 

 

4. Alivia el dolor de cabeza cuando tomas agua helada

dolor de cabeza

 

Cuando comemos o bebemos algo muy helado nuestro paladar se enfría demasiado y esa sensación es la que envía al cerebro haciendo que nos duela la cabeza. Si colocamos la lengua sobre el paladar lograremos que este vuelva a su temperatura normal.

 

 

5. ¿Te pica la garganta? Pues ráscate el oído

rascarse

 

Cuando presionamos los nervios de la oreja, al rascarla, nuestro organismo genera un reflejo inmediato en la garganta que produce espasmos que alivian la picazón.

 

 

6. Si nos quemamos, debemos presionar la herida con un dedo

quemadura

 

Ante quemaduras leves lo mejor, luego de lavar la zona con abundante agua, es ejercer presión con la mano sobre la quemadura. Eso permitirá que la zona afectada vuelva a su temperatura inicial y evitará que se formen ampollas.

 

 

7. Cuando no soportas la nariz tapada...

nariz

 

Si se nos tapa la nariz, lo mejor es tocar nuestro paladar fuertemente con la lengua, y al mismo tiempo hacer presión con el dedo sobre la parte superior de la nariz (debajo del entrecejo). Con este mecanismo haremos que las secreciones se muevan y podamos respirar mejor.

 

 

8. Para oír mejor usa sólo el oído derecho

oido

 

Si estás en un lugar con mucho ruido y necesitas oír lo que te dicen, usa sólo tu oído derecho para escuchar, ya que es el que distingue mejor las conversaciones. El izquierdo, mientras tanto, identifica mejor los sonidos que suenan bajo y que no requieren tanta atención.

 

 

9.Controla tu corazón cuando te pones nervioso

nervios

 

Lo ideal para controlar nuestros latidos cardíacos cuando nos ponemos nerviosos es poner el dedo pulgar la boca y soplar.Este truco ayudará a controlar la respiración y que a través de eso nuestro corazón deje de latir tan rápido.

 

 

10. Frota un hielo en la mano si te duele la muela

hielo

 

Si frotas un cubo de hielo en la zona que se encuentra entre el dedo pulgar y el índice, por la parte contraria a la palma lograrás reducir en un 50% el dolor, ya que esta zona de la mano se conecta con los receptores de dolor de la cara.

 

11. Si te sangra la nariz, presiónala con tu dedo

nariz tapada

Cuando sangra la nariz lo que se tiende a hacer es echar la cabeza para atrás; haciendo eso puedes ahogarte con tu sangre, por lo tanto lo mejor es apretar con el dedo el lado de la nariz en el que tienes la hemorragia.

 

12. Despierta los pies y manos dormidas

mano dormida

 

Cuando se te duerme una extremidad superior del cuerpo, por ejemplo una mano, gira la cabeza de un lado a otro y experimentarás que la sensación de adormecimiento desaparece en cuestión de segundos, ya que estas extremidades se duermen por presión en el cuello. Si en cambio es una pierna o un pie, lo solucionarás caminando unos segundos.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
h7sJ_g4U
Esme Paul9 d septiembre d 2014 a las 09:35 (UTC)
Muy muy interesante!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia