La historia es cíclica, y se repite

  • 06/09/2014
  • 7

Julio César (Acto 4, escena 3)

Decía Brutus, en JULIO CÉSAR, (Acto 4, escena 3) lo siguiente:«There is a tide in the affairs of men. Which, taken at the flood, leads on to fortune; Omitted, all the voyage of their life Is bound in shallows and in miseries. On such a full sea are we now afloat, And we must take the current when it serves, Or lose our ventures».

Lo que traducido viene a decir: «Existe una marea en las metas de los hombres  que durante la pleamar nos lleva a la fortuna, si la ignoramos, todo el viaje de nuestras vidas está inmerso en escollos y desgracias. En esta pleamar nos encontramos a flote actualmente y debemos aprovechar la corriente cuando está a favor o perder nuestras oportunidades»

¿Cuántos siglos han pasado?

Nos encontramos en España con un paisaje político desolador. Rodeados de mareas y marejadas y la constante irrupción de tsunamis (maremotos) que a muchos enervan tomando decisiones peligrosas amparadas en votos de castigo irracionalizando el cómo afrontar el problema; otros muchos se encuentran desconcertados, otros se impulsan a la toma de decisiones en grupos no siempre bien organizados o no siempre bien asentados para buscar respuestas.

Respuestas que podían haber tenido solución en la responsabilidad de las formaciones políticas que han liderado el tema desde la Transición. Hemos visto que no la tienen e incluso persisten en su empeño de asentamiento sin discernir que sus vacas gordas comienzan el imparable declive pero ¿hacia dónde? Sus trasatlánticos zozobran y no distinguen el camino entre aguas turbulentas. Siguen sin comprenderlo.

Emergen pequeños navíos en el camino, algunos con mayor o menor fortuna en nuevas fuerzas políticas con capitanes que tratan de implantar los mismos errores que hundieron a los grandes. Las mismas luchas de poder internas, el mismo deseo de “capitanear” sin otear la marea que se avecina.

A cada uno de estos pequeños navíos se van agrupando personas que no comprenden bien el punto en el que necesariamente hay que estar “a flote” para aprovechar las ventajas de la pleamar y lejos de eso se empeñan en hacer zozobrar el barco.

Algunos se dejarán llevar por un navío hacia lo desconocido, ignorando las advertencias de la diosa Circe, escuchando el canto de las sirenas, promovido por un Ulises que no se ata al mástil sino al contrario y conducirá a sus tripulantes y pasaje a la destrucción.

Otros quedarán, con suerte, flotando entre las olas sin lograr asentar el rumbo que conduzca al puerto, pues inmersos en las luchas de poder, seguirán haciendo más y más agujeros por lo que antes o después se hundirán en el océano.

Existirá tal vez un buque que acoja el desconcierto, que se brinde a dar cobijo con firmeza a los muchos náufragos ciudadanos acomodando en su cubierta sus múltiples aspiraciones, armonizando todas ellas, para que no existan polizones ni proscritos. Entonces sí, este navío podrá ser un trasatlántico que no tema a icebergs y sea capaz de conducir a un pueblo a la libertad aprovechando la bonanza de la pleamar y resistiendo en la zozobra.

En esa esperanza me muevo.

Denunciar contenido

7 comentarios

Deja tu comentario
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ7 d junio d 2016 a las 13:47 (UTC)
Muchas gracias José...
Es increíble que nunca aprendamos, que nos fiemos de los cantos de sirenas y no apliquemos la lógica. Ni los capitanes de los barcos, ni los navegantes de a pie. Es así como los peores designios se cumplen. Tengo miedo, sinceramente.
josé jbaugi@hotmail.es7 d septiembre d 2014 a las 08:57 (UTC)
Hola Paloma, ¡cuanta Razón tienes!, parecemos esos romanos que se enzarzaban en discusiones internas y baladíes mientas los bárbaros del norte asolaban las fronteras del imperio, o peor aún, pasaban a formar parte de las legiones, y sobre todo de la guardia pretoriana, pues ningún emperador se fiaba de sus conciudadanos.
Solo que ahora, como le pasó a esos mismos bárbaros años después, la invasión viene del sur y esta vez no tenemos ningún Martel que los pare en Poitiers.
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ6 d septiembre d 2014 a las 23:44 (UTC)
Muchas gracias, Beatriz. ¡Ojalá lo hicieran y lo pensaran todas aquellas personas que tienen la responsabilidad de conducirnos a buen puerto! ¡Ojalá!
Beatriz Beatrizmartinvela@yahoo.es6 d septiembre d 2014 a las 23:40 (UTC)
Magnífico artículo y sobre todo realista..ojalá lo lean aquellos que puedan impedir que eso pase...
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ6 d septiembre d 2014 a las 20:08 (UTC)
Lucio, muchas gracias. Lo evidente es que la situación ya es insostenible y no sé qué solución hay que tomar pues el augurio no puede ser más negro, si esto continúa.
Lucio Curiel limactp@gmail.com6 d septiembre d 2014 a las 20:02 (UTC)
Gran entrada, Paloma. Pero esto no lo van a solucionar los sucesivos capitanes de esta nave zozobrante. La solución pasa por una rebelión a bordo, echar por la borda al capitán y buena parte de su tripulación y enderezar el rumbo de España.
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ6 d septiembre d 2014 a las 19:59 (UTC)
A todas las personas que respondieron al post anterior, les ruego disculpas si no he tenido ocasión de responder debido a que se rompió el enlace al editar involuntariamente. Un saludo y disculpas.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia