El tren de la memoria: emigración española

En los años 60,dos millones de españoles salen de España en busca de trabajo.

Cuando mis alumnos,a veces hablan con gran desprecio de los emigrantes que llegan a nuestro país,yo les recuerdo que al acabar la guerra civil española,en 1939, hace ahora 65 años, cerca de medio millón de españoles -soldados del Ejército republicano vencido y grandes colectivos de población civil: ancianos, mujeres niños- se vieron empujados a cruzar los Pirineos o a cobijarse en el norte de África como consecuencia de los últimos episodios de la Guerra Civil.Los republicanos,los perderores de la contienda,escapaban para no sufrir las represalias de los vencedores que ametrallaban las caravanas de la gente que huía.Muchos con un atillo y lo puesto,otros con pesadas maletas de madera y todos ellos con un futuro incierto. 

emigranEleuti

Al final de la década de los cincuenta la industria no era capaz de absorber la mano de obra que supuso el crecimiento de la población activa, ni mucho menos a las oleadas de campesinos que seguían llegando a las zonas industriales.La  emigración asistida  a Europa fue la fórmula que ideó el gobierno para solucionar el problema del paro y obtener el capital suficiente para fomentar el desarrollo industrial.

La masiva emigración económica de los años 60, desencadenada por el Plan de Estabilización de junio de 1959, arrojó, en condiciones de precariedad y de escasa o nula protección oficial, más allá de nuestras fronteras, a cerca de dos millones de trabajadores. Fue un éxodo que llenó las estaciones de ferrocarril de trabajadores con viejas maletas, espoleados por la esperanza de encontrar más allá de las fronteras nacionales un puesto de trabajo y un salario digno que España no les ofrecía.

Francia, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Holanda y Suiza pactaron con los países del sur de Europa contratos de trabajo para cubrir sus necesidades laborales. Las autoridades españolas gestionaron la emigración a través del Instituto Español de Emigración.Este organismo recibía la oferta de trabajo de los distintos países: número de trabajadores distribuidos por profesiones.Se encargaba de reclutar a los trabajadores de las listas de demanda de empleo en el extranjero, e informarles sobre las condiciones de trabajo y sus derechos.Esto era la forma legal de salir de España,pero muchos de los que lo hicieron  fue de una forma clandestina.

Fue una aventura que marcó a toda una generación de trabajadores que, a pesar de todo, encontró en la Europa industrializada situaciones no siempre negativas.Por ello creo que alguien debería hablarles a los jóvenes ,que no tienen noticia de estas migraciones maxivas en otros tiempos,sobre ello para que no juzguen tan a la ligera a los que ,como sus antepasados,fueron en busca de una vida mejor.

Yo les recomendaría que vieran este buen documental de TVE 2 donde además de una buena lección de historia,podrán ver con sus propios ojos la dura realidad de aquellos hombres y mujeres:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/el-documental/documental-tren-memoria/1797667

 

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia