¿Qué es la felicidad? y ¿sobre qué ejes se manifiesta?

Investigación sobre la felicidad el poder en la actualidad (redes sociales)

En este primer acercamiento tendremos que diferenciar a la felicidad entre emoción y sentimiento. Es importante mencionar que la concepción de las emociones y sentimientos  sufre de diferentes perspectivas gracias a la cultura, ubicación geográfica, religión, ideología política, economía, etc., es decir, contexto social del individuo. Para ello la presente investigación se realiza bajo las características de culturales occidentales, ahora ya dicho esto es imprescindible hacer presente de los cambios los cambios  drásticos que ha sufrido la felicidad partir de que el sistema económico con el cual se rige actualmente  México.

Lo anterior se percibe como: el primer factor que  influye a la fallida idea de la concepción de la palabra “felicidad”, por el hecho de consumarse  bajo la globalización, el individualismo, consumismo, la perdida de las relaciones interpersonales, que lleva al individuo a buscar nuevas formas de interacción (eje rector de la investigación) y las adaptaciones  que sufren las formas de comunicación y con ello la reestructuración de conceptos (en este caso felicidad), alterando la búsqueda, ejecución y acciones externas e internas  por parte del individuo para formar su percepción de dicho concepto.

Por ello es importante diferenciar emociones y sentimientos, a continuación revisaremos una serie de definiciones de lo anterior para lograr encontrar la diferencia de  entre ambas como apoyo a lo largo de la investigación.

Chodorow (2003) describe a las emociones como formas en que experimentamos al mundo y las respuestas emocionales reflejan la cultura con la que hemos sido moldeadas. Pues los seres humanos significan las imágenes y prácticas culturales, las animan y recrean a través de procesos –proyección- introyección, relacionados con la biografía propia, con estrategias y prácticas interpersonales en el marco cultural.

Según Marina J.A. (2006) menciona que  Las emociones son básicamente procesos físicos y mentales, neurofisiológicos y bioquímicos, psicológicos y culturales, básicos y complejos. Sentimientos breves de aparición abrupta y con manifestaciones físicas, tales como, rubor, palpitaciones, temblor, palidez. Por otro lado define a los sentimientos como las emociones culturalmente codificadas, personalmente nombradas y que duran en el tiempo. Secuelas profundas de placer o dolor que dejan las emociones en la mente y todo el organismo.

Para (Muñoz Polit 2009)  las emociones  son la reacción emocional breve, relacionada con la conciencia inmediata, la expresión primera espontánea, intensa e instantánea bañada de corporeidad, y a los sentimientos como más  duraderos, puede resultar aparentemente menos intenso, llega del cuerpo por la emoción o de la mente con una idea, lo cognitivo, y es cuando ya permanece con nosotros el suficiente tiempo como para sentirlo y nombrarlo a la vez, e interpretarlo y darle un significado. Puede ser un sentimiento temporal o un sentimiento de fondo cuando se instala y permanece cierto tiempo en nuestras vidas.

Con lo anterior  las “emociones y sentimientos” mantienen una  estrecha relación pero se manifiestan de forma totalmente diferente. “Las emociones son biológicas, pulsionales. Los sentimientos son elaboraciones llamadas secundarias porque se las somete a un proceso de mentalización” (Filliozat, 2007 en Fernández P. 2008).

Ahora bien podemos considerar a la felicidad dentro de las características de emociones puesto que, el rigor del sistema económico de propiedad privada y la tecno -cultura consideramos que los países que se manejan bajo este mismo eje entienden (no siempre ni necesario) y actúan con el concepto de felicidad efímera, es decir se encuentran buscando la  felicidad en momentos paulatinos y escasos.

Ya entendido que la “felicidad” la consideramos una emoción resulta  necesario definir el concepto de esta, para ello recurrimos la tesis, “Moralidad, felicidad y amor a sí mismo” de Fuentes, R., (2010). Donde menciona que según Kant. I., (2000). La felicidad es un ideal de la imaginación porque es una representación mental que se forma con base a elementos empíricos, pero que en realidad carece de fundamento y que la imaginación elabora el ideal de la felicidad combinando las distintas experiencias de los objetos agradables o placenteros y los enmarca  en una sola representación mental (p.109).

Por otro lado en la investigación que realiza Cazares M. (2005) que lleva por nombre “Concepciones objetivas y subjetivas de la felicidad”  nos brinda otra  definición basada en MILL J. (1984). Donde  según este menciona, que todas las acciones están tomadas motivadas por los deseos, es decir, que lo que mueve a los agentes a realizar cualquiera de sus acciones es la búsqueda de satisfacción de alguno de sus deseos; así, el fin de una acción es siempre realizar un deseo y que la gente suele desear muchas cosas distintas de la felicidad y que la felicidad debe ser el fin último de las acciones (p.78).

En el mismo texto Cazares M. menciona cuatro expresiones y posibles ejes donde se manifiesta la felicidad  basadas en Foot P. (1994). Que permiten identificar por lo menos cuatro aceptaciones  término  “felicidad”  A) para indicar que alguien disfruta, goza o siente placer con la realización de una actividad   (a esta primera aceptación la llama  “felicidad como gozo o disfrute”), B) Para indicar que alguien se siente satisfecho o contento con cómo es su vida en general, aun cuando reconozca que en ella no todo es perfecto (esta recibe el nombre de “satisfacción con la vida propia”), C) Con esta se indica que alguien se encuentra en un estado de ánimo, confiado, animado y dispuesto al disfrute (esta la determina “felicidad como estado de ánimo”) y D) La cual  menciona como “felicidad como la vida buena”, esta se basa en la bondad del individuo en el medio ambiente en que se desarrolla y su bien y después especificar en qué consiste el bien (p.116-120).

 

Bauman Z. menciona en “vida de consumo”  (2008). Que todo las relaciones humanas que se rige bajo el sistema de propiedad privada “capitalismo” se han convertido en liquidas e inmediatas ya no cuentan con una durabilidad como la que en épocas remotas se tenía, de la misma forma los individuos buscan la rapidez para lograr o buscar emociones que los satisfagan momentáneamente. Esto se observa principalmente en las relaciones actuales el hecho de consumir   tecnología (que a la brevedad se vuele obsoleta), alimentos (fast food) y al mismo individuo por hecho de ser un producto de consumo (en la actualidad el perfil necesario para generar una cuenta en alguna de las tantas redes sociales termina por crearte en un producto de consumo), es decir somos un producto que es consumido por otros individuo, y somos al mismo tiempo un individuo que consume a un individuo como un producto (mientras que este nos provoque satisfacciones este será de utilidad, cuando este acabe su vida útil se desecha y adquirimos otro).

Lo anterior podría sonar fuera de lugar sin embargo en gran parte del eje de la investigación en si  por la simple hache de considerar que trabajaremos en redes sociales (facebook) donde las relaciones no son directas, la información inmediata, etc. Este punto quedara más claro y se profundizará  a lo largo de la investigación.

Por otro lado Bauman Z.  Menciona en el mismo libro que “La economía consumista medra con el movimiento de bienes, y cuanto más dinero cambia de mano tanto más florece. Y cada vez que hay dinero que cambia de mano hay productos de consumo que van a parar a la basura. Por tanto, en una sociedad la búsqueda de la felicidad pasa de estar enfocada en producir cosas o apropiárselas para enfocarse en su eliminación…” (p.58)

Como se menciona en el “Discurso sobre el Origen de la Desigualdad entre los Hombres”, Rousseau considera que los seres humanos, en estado natural son, por definición, inocentes y felices, y que es la civilización la que impone la desigualdad, en especial a partir del surgimiento de la propiedad privada (como se mencionó anteriormente México se rige en un sistema económico capitalista), lo que les acarrea la infelicidad (Rousseau J.J. 1755 en  Berruecos L., 2011).

Si tomamos en cuenta la teoría de Adler A. de la “pulsión” donde  menciona que la conducta de individuo es teleológica, es decir que siempre tendrá un propósito y/o una meta y que el ser humano está conformado por inferioridades  físicas y psicológicas, mismas que se manifiestan en  fuerzas internas, tales como los instintos, los impulsos o el inconsciente, estos factores influyen pero no determinan la conducta total del individuo. Por ello plantea una alternativa, “la necesidad de sobre compensación”, de esta manera un sentimiento normal de inferioridad puede actuar como motivación para alcanzar uno o varios objetivos, que basados en la alternativa es contrarrestar cada complejo de inferioridad ya sea esta generada por la factores físicos o psicológicos  a esta  este proceso lo menciona como complejo de superioridad, este complejo reacciona al sentimiento de sobre compensar la inferioridad no expresada en un colectivo, pues Adler consideraba que los humanos son por naturaleza socio teleológica[1] (Oberst U, Ibarz V. y Ramón L., 2004).

Podremos observar  una gran similitud entre la teoría de “pulsión” con la definición de felicidad de Mill, así mismo se examina que la visión de Bauman sobre el consumismo: es uno de los principales factores para que el individuo busque la felicidad en medios meramente materiales que modifican su percepción mediante el registro de información, información de que ha estado cambiando y sufriendo modificaciones al mismo tiempo que esta avanza.

Con las definiciones anteriores podemos considerar que la “felicidad” está basada en la búsqueda de la “satisfacción” propia e individual para llegar a su único propósito, alcanzar la plenitud, definida y determinada por la percepción del individuo, pues, con los diversos y consecutivos estados “satisfactorios” llegar a considerar la emoción de “felicidad” y no necesariamente estas satisfacciones pueden ser consideradas buenas o malas, simplemente son un medio, objetos, cosas, personas o a lo que la sociedad le brinde un valor de uso, para que el individuo  alcance  su fin “sobre compensación”.

Esto a su vez no se puede consumarse sin la participación de la sociedad o esferas institucionales donde el individuo se relacione, puesto que dichas esferas generan la competitividad ente la sociedad buscando sobresalir mediante la distinción y reconocimiento dentro de mencionadas esferas.

Por otro lado y con lo mencionado anteriormente podemos definir a  la felicidad de manera subjetiva y objetiva, puesto que ambas se determinan por los factores e impactos multidireccionales que el individuo ha sufrido dentro de las instituciones sociales a las que pertenecido, de esta manera este se forma una percepción de la felicidad.

Por otro lado existen diferencias entre ambas en el primer caso, “la felicidad subjetiva”, es: esta no persigue el mismo rumbo, objetivo y/o  finalidad, a la de otros individuos, simplemente existe para el individuo bajo las características que este le designa.

En el segundo caso se vuelve “objetiva”, por el hecho de que: el individuo la fijará  como una meta o un fin a alcanzar donde utilizara diferentes dispositivos y medios para ello, con una noción no clara o definida, pero si un proceso: punto de partida,  llagada o goce  y culminación.

Así de esta manera se necesitan formar nuevamente un objetivo o meta y esto se vuelve un ciclo de la búsqueda de felicidad.

[1] El individuo siempre tendrá una conducta encaminada a cumplir un propósito o meta.

NOTA. LA BIBLIOGRAFIA SE ANEXARA AL FINAL DE LA ULTIMA PUBLICACION 1 DE 3.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia