Los mitos que nos contaron y que aún creemos

Te sorprenderá saber que algunas cosas que se han gestado en nuestro imaginario desde que somos niños son en realidad un mito. Descubre a continuación los “engaños” más antiguos que seguimos creyendo hasta hoy.

Los libros de cuentos, los dibujos animados, hasta incluso algunos consejos de los adultos tienen más de mito que de realidad, sin embargo siguen existiendo hasta ahora y siendo parte del imaginario de muchos de nosotros. En el siguiente artículo podrás reconocer algunas de las “mentiras” más tradicionales que aprendimos desde niños.  

 

 

"De grande quiero ser una princesa"

 

princesa

 

A pesar de la imagen que los cuentos nos han querido dar sobre las princesas, ser una de ellas durante la Edad Media no era precisamente una mágica  experiencia.   Si bien la vida en el castillo tenía otras comodidades que la vida campesina, estos lugares no dejaban de ser sitios sucios, oscuros y fríos.   Al mismo tiempo, el estilo de vida de los contemporáneos del medioevo no era el mejor: los sistemas de saneamiento eran precarios y las personas no solían cuidar su higiene personal ni la de las ciudades.   Si aún pensabas que la vida de las princesas era color de rosa, debes saber también que el encuentro del príncipe azul usualmente consistía en un arreglo político entre familias, o con un rey anciano perteneciente a otro territorio.  

 

 

Los cavernícolas habitan en cuevas

 

cavernicola

 

La arqueología ha atribuido carácter de mito a la idea de que los cavernícolas vivían en cuevas. Aunque su nombre podría darnos este indicio, el hombre de las cavernas vivía fuera de ellas; fueron las grandes habilidades que tenían para conservarlas lo que nos llevó a creer a más de uno que estos habitáculos eran en realidad sus casas.   Aunque resulta muy difícil hallar evidencias de la vida al aire libre, por los cambios que ha experimentado la Tierra en los últimos milenios, en Ucrania han hallado recientemente una vivienda del período de Neanderthalconstruida con huesos de mamut.  

 

 

La ceguera total de los murciélagos

 

murciélagos

 

La idea de que los murciélagos son completamente ciegos data del siglo XVII y se ha transmitido de generación en generación; aun así deberías saber que la aseveración es falsa!   En una entrevista con National Geographic,  Merlin Tuttle, fundador y presidente de Bat Conservation International (BCI) explicó que estos animales no son ciegos, al contrario, ven muy bien, sólo que son daltónicos.   Asimismo, los cuentos y películas le han dado a este animalito una reputación bastante mala, pero lo cierto es que el murciélago ha aportado elementos interesantes a la humanidad, como por ejemplo ser el exterminador de plagas más fuerte de todos.  

 

 

“No te pongas tan cerca de la televisión”

 

Young Boy Watching Television

 

¿Cuántas veces hemos oído decir a nuestros padres que ver la televisión de muy cerca hace mal? Algunas teorías aseguran que este consejo en la actualidad ya no tiene fundamento real. El origen de esto se remontaría al 1960, cuando  la compañía General Electric lanzó  un lote de televisores que emitían una radiación 100.000 veces mayor al límite de lo catalogado “seguro” por las autoridades sanitarias. Si bien los televisores fueron retirados del mercado, el mito continuó circulando en la cultura popular.  

 

 

El chicle queda pegado en el estómago durante años

 

chicle

 

¿Quién no temería tragarse un chicle si le dicen que se le quedará pegado en el estómago y que tardará 7 años en digerirse? Esta popular idea fue rebatida por un gastroenterólogo de la Universidad de Dukem, quien aseguró a la revista Scientific American que  "nada podría residir en el estómago tanto tiempo, a menos que fuera tan grande que no pudiera salir de él”   Según otro experto la goma de mascar se mueve a través del tracto digestivo al igual que cualquier otro alimento o bebida, y sólo  tarda de 30 a 120 minutos en digerirse.   De todos modos, lo que sí puede ocasionar el chicle es que otros alimentos se peguen a él dentro del sistema digestivo, dificultando los procesos.  

 

 

El mito de los cinco sentidos

 

sentidos

 

El modelo de los cinco sentidos: vista, oído, olfato, tacto gusto, que aprendemos durante los primeros años de escuela, se remonta en realidad a la teoría de Aristóteles, generada alrededor del año 300 a.C. Pero los avances de la ciencia han llevado a que los investigadores discutan hoy si los seres humanos contamos con por lo menos 10 sentidos, o incluso hasta 21.   Por ejemplo, de acuerdo a la Escuela de Medicina de Harvard se deberían añadir  a la lista el sentido del equilibrio, el de la sensación de dolor, la conciencia de la ubicación de las partes de nuestro cuerpo y la sensación de calor y frío.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
Emi Z emi_z_c@hotmail.com22 d agosto d 2014 a las 19:00 (UTC)
Muy buena! :D

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia