Un ser vivo que es incapaz de embriagarse por mucho alcohol que ingiera

Un gran avance para luchar contra el alcoholismo. Un grupo de investigadores de la Universidad de Texas han logrado mutar un gusano al que no le afecta el alcohol

gusano_mutante

La Universidad de Texas ha sido la artífice de "crear" un ser vivo inmune a los efectos del alcohol. En concreto es el gusano caenorhabditis elegans. Esta investigación se convierte en un gran paso para el tratamiento de aquellas personas que no pueden controlar la dependencia a la bebida.

La revista Journal of Neuroscience ha publicado este descubrimiento e indica en sus páginas que los investigadores observaron que el alcohol es el culpable de activar el canal de potasio llamado BK en nuestro cerebro, hará que las neuronas vayan más despacio y dejen de funcionar en algunas ocasiones. 

De esta manera, se indica que no fue demasiado difícil tras una mutación genética de llegar a desarrollar a este gusano para que fuese un ser capaz de cerrar el paso al alcohol por dicha vía bioquímica, que se encuentras también en los seres humanos. El resultado fue que los gusanos se movían de forma totalmente normal, sin emborracharse.

Deshabilitar ese canal BK tendría nefastas consecuencias para la salud. Por ello, el objetivo está en encontrar la manera de anular ese canal exclusivamente para hacerse insensible al alcohol sin ninguna otra consecuencia.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
kell
Kelly Moreno21 d julio d 2014 a las 08:41 (UTC)
Interesante!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia