Un hospital intenta cobrar a una mujer muerta tras varias horas en urgencias.

El Hospital de Toledo envía un aviso de facturación sanitaria a una inmigrante sin papeles un mes después de fallecer en la UCI para que les adjunte su tarjeta sanitaria y así evitar el pago de la factura.

El Hospital de Toledo ha enviado un aviso de facturación a una inmigrante sin papeles que atendió en sus urgencias el 23 de mayo pasado. La paciente había falleció en la UCI del hospital el mismo día de su llegada. Se llamaba Jeanneth Beltrán, era natural de Nicaragua, y murió tras esperar cuatro horas en Urgencias.

La carta está fechada el 12 de junio de 2014. En el texto remitido por el Complejo Hospitalario de Toledo, la gerencia insta a que "con relación a la asistencia que le fue prestada el día 23/05/2014 le rogamos que tan pronto le sea posible nos aporte por correo, fax, o personalmente en la sección de facturación a terceros los documentos que se relacionan ya que, hasta la fecha no constan en su expediente".

Jeanneth no podría haber satisfecho la demanda de documentación, ya que no tenía papeles. Por este motivo, la dirección del centro no debería ni haberle reclamado facturación, ya que es uno de los pocos supuestos que el Real Decreto 16/2012 prevé para atender a las personas que excluye de la cobertura sanitaria: "Los extranjeros no registrados ni autorizados recibirán asistencia santaria de urgencia por enfermedad grave o accidente cualquiera que sea su causa".

sanidad-facutracion-inmigrantes-jeanneth_EDIIMA20140707_0602_4

"Esta carta es desde luego ilegal, pero no es más que la consecuencia de la discriminación que ha impuesto el decreto y que es algo insoportable", cuentan en la asociación Yo Sí Sanidad, que se encarga de acompañar a inmigrantes sin papeles a los servicios sanitarios para exigir la atención.

 "Este caso no es algo accidental ni puntual sino que atestigua la realidad que conocen bien los colectivos de inmigrantes: intentan cobrarles", añaden.

Desde luego, la misiva que el hospital Virgen de la Salud lo especifica claramente: "Le informamos que, de no obtener contestación en el plazo de 20 días le pasaremos la factura". La "documentación a aportar" que consigna el documento es: "Fotocopia de la tarjeta sanitaria de la Seguridad Social o tarjeta europea". Ambos documentos le son vetados a los inmigrantes irregulares.

Consultado el centro, una portavoz ha contestado a el diario.es que "ese tipo de carta se remite a cualquier ciudadano que es atendido en urgencias sin tarjeta" para luego añadir: "Se trata de un trámite administrativo que se realiza en paquete por fechas pero ese expediente, claro, está anulado". La portavoz ha indicado que "se está tratando de comunicar con la familia de la paciente para aclararles que no tienen que pagar nada".

SIN ATREVERSE A ACUDIR AL MEDICO

Jeanneth Beltrán, según relataba su entorno, llevaba todo el año sintiéndose enferma. "Estaba esperando los papeles para acudir a su médico de Atención Primaria", cuentan. Cuando le recomendaban acudir a Urgencias contestaba que su regularización estaba ya cercana. La asociación Yo Sí Sanidad asegura que "las comunidades de inmigrantes en Castilla-La Mancha y Madrid no acuden al médico porque saben que intentarán cobrarles". El 23 de mayo, a Jeanneth se le complicó su dolencia –un problema hepático para el que hay tratamiento– y ya sí buscó ayuda en las urgencias del Complejo Hospitalario de Toledo. Fue el inicio del periplo que terminó con la nicaragüense en la Unidad de Cuidados Intensivos, donde murió.

El relato de sus allegados, de los amigos que la acompañaron en Urgencias desde las seis de la tarde hasta casi las once de la noche, es desgarrador. La mujer, que mostraba signos evidentes de un cuadro grave (parálisis facial, vómitos...), finalmente fue ingresada cuando comenzó a tener convulsiones en la sala de espera. Dos horas después un médico les informó que el corazón de Jeanneth se había detenido sin que pudieran hacer nada.

"Las urgencias no curan de una patología prolongada como la que tenía Jeanneth, pero si la hubieran atendido correctamente la hubieran estabilizado y le hubieran salvado la vida", reflexionan en Yo Sí. Para esta plataforma, "una atención y tratamiento prolongado es lo que atendería a la salud de estos ciudadanos y lo que sería realmente útil desde el punto de vista de salud pública".

Los inmigrantes sin permiso de residencia tienen vetado el acceso a este tipo de atención médica, segun lo que dispone el decreto ley. El jueves 10 de julio, se realizará una "vigilia reivindicativa"frente al Ministerio de Sanidad a las 21:00

FUENTE    www.diario.es

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia