Bomba, calienta leches y wi-fis

Esta vez te vas a enterar de lo que es bueno. (sin casta y con pasta)

Cualquier desastre tanto natural como económico o financiero comporta además de los costes reales y visibles que soportan los directamente afectados, multitud de costes también reales pero invisibles que no cubre ningún seguro y que terminan por afectar a toda la comunidad.

Sin embargo, quizá cegados por el egoísmo sólo vemos algunos: los que entendemos que nos afectan, los demás ya se sabe; a cada cual le llega con lo suyo.

Tomemos el caso de una inundación por ejemplo:

  • Bajos y viviendas anegadas
  • Averías eléctricas, agua, corte de carreteras, etc.
  • Cuantiosos daños materiales enseres, inmuebles y muebles destruidos.

Estos son algunos de los costes visibles, porque cuando en una lavandería por ejemplo, una lavadora  queda inutilizada por los efectos de la inundación, el propietario además de perder una herramienta de trabajo, las prendas lavadas y por lavar de sus clientes, ha perdido también horas de trabajo; no podrá pagar ni cobrar; quizá tenga que despedir a algún empleado, o no contratar a los que quizá tuviera previsto emplear. Con total seguridad ya no se tomará el cafelito de las once ni la cerveza de la una y media. La empresa de transporte difícilmente podrá pasar a recoger los envíos diarios, el representante de la droguería quizá no pase, y si pasa será para intentar cobrar, porque el almacén seguramente estará igual o peor con los cobros, los pagos, las instalaciones y el stock destruido. Paulatinamente en numerosos puntos del país, donde no ha llovido, empezarán a producirse impagos, y al mismo tiempo envíos urgentes y solidarios de mantas, medicinas, alimentos y ropa. Lo único que le faltaba a la lavandería: ¡que le hagan la competencia!

Después, la solidaridad mal entendida llevará a la localidad (o empresa) que sea, a aplicar algún impuesto o tasa de emergencia, recoger alimentos y tapones, celebrar festivales y pasar la hucha por la comarca. ¡Colabora, mañana te puede pasar  a ti! Sin embargo, si mañana te pasa a ti, verás que será lo mismo, nadie estará mejor después de ayudar al estilo tradicional. ¿Será porque no hay mejor ayuda que la que no se necesita?

Claro que la declaración de zona catastrófica, es desde luego (o eso podría parecer), la mejor de las soluciones.

Pero pensándolo bien ¿para quién?. Para nadie. Porque la ayuda por buena que sea, habrá venido de quitar a otros y aumentar la deuda. Y no se sabe por qué razón cuando ayudar supone quitar, tendemos a ayudar menos o a no ayudar.

El tratamiento de enfermos, investigadores y catástrofes de todo tipo, basado en subida de impuestos, recortes y donativos, no funciona. Y ahí están los hechos para demostrarlo.

Llevamos miles de años olvidándonos de lo esencial, que cómo sabemos es invisible a los ojos.  Esa ceguera colectiva nos impide ver los costes invisibles, y por supuesto los ingresos también invisibles. Hasta ahora, el sistema económico basado en el egoísmo humano se encarga de trasladar los gastos de unos a otros: los gastos visibles que nadie quiere ¡faltaría más! Incrementado la deuda, la pobreza y el malestar.

El Convenio de Reactivación Acelerada, Convenio R.A. es un proceso enormemente sutil, y útil que nos permitirá transformar los gastos invisibles pero reales e inútiles que soportamos, en ingresos visibles, reales y útiles para todos, sin un céntimo de deuda.

Para demostrarlo hace falta bien poco. He aquí un cuento basado en hechos reales y que es la mejor invitación a poner en marcha el Convenio R.A.

 

―¡Qué desastre Merche! ¿has visto esto?. Exclamó Juanjo.

―¿Madre mía!  menudo estropicio, menos mal que la mayoría de las cosas estaban en alto. La faena que nos espera Juanjo… No quiero pensar en las casas del centro y de la zona baja, ¡pobre gente!

―Si, y pobres todos porque esto nos afecta a todos, hasta a los que no les ha caído una gota. Por si fuera poco han suspendido la cotización en bolsa de la empresa de las wi-fi.

-¡No jorobes! Justo ayer pase dos altas de wi-fi Premium. Tendré que llamar para cancelarlas.

―No, no, ¡ni se te ocurra! Ha llegado el momento de hacer lo que proponía Convenio…

―¿Convenio? ¿Quién es Convenio? Uff. Eso me suena a donativos. Dijo Merche.

―Bueno, es una larga historia. Convenio es el protagonista de un libro que propone algo tan bueno que parece utópico. Y mira por donde, ahora tenemos la oportunidad de comprobarlo.

―No te entiendo, Juanjo. ¿de comprobar qué?

―De comprobar cómo funciona el Convenio R.A. y si funciona.

―La que no funciona es la cafetera del Bar de Manolo, han llamado para que les llevemos una urgente y mandemos la otra a reparar. Explícame: ¿qué es eso del Convenio R.A.?

―Te lo explico, es un proceso con el que, en situaciones como ésta, cuanto más reciben los que no recibían, los enfermos, discapacitados investigadores y damnificados por desastres naturales y económicos, más mejora la situación de todos, sin subir impuestos, sin recortes, donativos, ni deuda. Por supuesto no se evitan las catástrofes, ni las enfermedades, pero hace posible que tengamos el dinero que ahora no tenemos para tratrar de remediarlos, investigar y ayudar.

―¡Pues sí que es utópico! ¡Más bien imposible!. No sé cómo vamos a hacer;  yo no le veo la salida, dijo Merche.

―Bueno, quizá porque no leíste el libro.

―Ya, pero ahora no me voy a poner a leer con la de cosas que tenemos que hacer. ¿Diste parte al seguro?

―Si, en el almacén de abajo está casi todo perdido. Pero lo dicho, dejemos eso ahora y vamos a aplicar el Convenio R.A.

―¡Señor, si señor! ¿qué hacemos? Preguntó Merche.

―Lo primero de todo era….hmm.. ¡ah si!, crear un Bote. Aquel amarillo de allí nos servirá.―  Toma, dijo Juanjo, cogiendo un rotulador, escribe FBCRA, tu que tienes mejor letra.

―¿FBCRA?

―Si, Fondo de Beneficiarios del Convenio R.A.

―Vale, ya está el bote ¿y ahora a pasarlo por todo el pueblo?¡Como para dar está la gente!

―No, Merche. Enseguida verás cómo funciona la cosa y estoy seguro que te va a encantar. Coge veinte céntimos de la caja y mételos en el bote.

―¿veinte céntimos? ¿Y con esa miseria vamos a arreglar la situación?

―Hazme caso cabezona, enseguida lo entenderás, aún sin leer el libro.Dijo Juanjo.

Merche medio resignada, pero nada convencida, abrió la caja sacó unas monedas y lo más ceremoniosamente que pudo y con gesto triunfal dijo:

―¡Veinte céntimos al bote del CRA!

―Muy bien, Dijo Juanjo. ¿funciona el ordenador?

―Si, respondió Merche.

―Vale, mira las ventas cobradas de ayer y mete el 5% en el bote

―Ains, Juanjo, yo miro, meto y hago lo que me digas, pero de verdad creo que algo te ha sentado mal. Tenemos la tienda patas arriba, mañana nos viene una letra de 2500€ y Merche jugando a meter moneditas en un bote! ¿has ido al médico?. Valee.. total ventas 1500€, cobradas 1.200. ¿meto sesenta no?.

―Si, mete sesenta. Dijo Juanjo con una sonrisa indescifrable.

-¡Sesenta euros al bote del CRA! ¡Dios mío con la faltita que nos hacen!

―¡Riiiinnnggg!

―¿Si?¡Hombre Manolo, ¿que tal? Si, si, ya me dijo Merche que necesitas una cafetera, si, si.. nosotros también, un desastre chico. Vale, vale enseguida te la llevamos, si, si.Tranquilo que Enrique te la deja funcionando, si..y te mandamos la otra a reparar, Si, son 2500, si..tranquilo le das la mitad a Enrique y el resto te lo giro a treinta y sesenta. ¿Por el banco de siempre ¿no?

―Normal que llamara dijo Merche, están reconstruyendo el bar y sin cafetera.. ¡una ruina!

Juanjo tiró de móvil..

-¿Enrique? Deja lo que estés haciendo y llevadle la cafetera grande a Manolo, si, la de 4 vasos. Está en la estantería del centro, al lado de los microondas. Pásate antes por aquí a recoger la factura. Le cobras la mitad y la ingresas en el banco.

―Merche, llama a Javier y dile que va a ir Enrique a llevarle 1.250, que esté tranquilo que mañana le ingresamos el resto de lo de la letra.¡Ah! y mira las ventas por internet a ver si hay algo.

―¡Riiiiiing!

―¡Vaya hombre, se anima la mañanita! Pensó Paco.

―¿Digamé?.¡Ah si!, de la empresa del wi-fi, si, si, ya he oído que las cosas se complican si, si, dígame. Por supuesto, aquí seguiremos vendiendo instalaciones como si nada hubiera pasado, si. Es más, ayer vendimos dos Premium, y hoy seguramente más, si… ya sabe, con la inundación la conexión inalámbrica se hace más necesaria que nunca. Si…me alegro que me hayan llamado porque…

Juanjo se metió en el despacho y continuó hablando. Mientras Merche consultaba los pedidos de la tienda virtual.

―Vaya, una lavadora, tres bombas sumergibles,  seis conexiones Premium y 20 free. Total. 2000€ . ¡No está mal, lástima que las free sean gratis!.

Después de comprobar que los euros estaban ingresados en cuenta, Merche fue a la caja sacó unos billetes, se acercó al FBCRA y dijo.

―¡Cien eurazos al bote del FBCRA!

Mientras Juanjo seguía hablando por el móvil en  su despacho, descolgó el teléfono e hizo algunas llamadas…

―¿Es la Asociación de Malitos?. Hola buenos días, soy Merche de Juanjo Electrodomésticos. Estamos aplicando el Convenio R.A. en la tienda,si, si. Terrible. Efectivamente, si, si, ahora con la inundación si antes había poco para vosotros, ahora hay menos..si, si..Es lo que tienen las catástrofes, las ayudas y los recortes, que si pones aquí, hay que necesariamente quitar de allá. Si, si, pero verás. Yo no tengo mucha idea de todo esto, pero me he dado cuenta, de que cuanto más vendemos, por poco que sea, más recibís vosotros…¿Qué no habéis recibido nada?..claro, claro, no habéis recibido porque todavía está aquí en el bote…¿qué cuánto tenemos? Espera un momento que te lo digo..a ver…hmm 0.80+60+100  ¡160.80€!  Están ahí sin tener que pedírselos ni dárselos a nadie. Si, si, sin huchas, sin banderitas y sin rollos, cuanto más vendemos más recibís y cuanto más recibís más vendemos. Si, oye, me gustaría que comentes en la asociación que cuantos más electrodomésticos y wi-fis compréis a Juanjo y a cualquier otro que aplique el Convenio R.A. más recibe el FBCRA y cuanto más recibe el FBCRA, más han vendido ellos antes. Si..si..¿a que parece increíble?¡ Pues totalmente cierto. ¡Pasa la voz! ¿Qué si tenemos móviles? Por supuesto que sí, y bombas de achique y pulsímetros y toda clase de electrodomésticos para el hogar, si, si. Mira, entra en la web, comprad lo que necesitéis y veras como las dos cajas suben: la vuestra y la nuestra.

―Si..si verás, entra en www.pacolectrodomesticos.na, si, elige lo que quieras;, tenemos congeladores muy buenos, si, si de Fagor también. Elige. Si,si, hay wi-fis free y Premium, con las free como son gratis el bote no se llena, pero con las Premium, con cada alta y pago mensual, 40 cts al FBCRA.Son muy cómodas porque te puede conectar a internet desde cualquier sitio. Muy bien, el total del pedido son 4000€, ¡doscientos al FBCRA!. Ahora cuando cuelgue, llamo a Javier el del Banco y le digo que os ponga de titulares/ beneficiarios de la cuenta, si, si. Así veréis que nadie puede meter la manita. Invita a otros enfermitos, investigadores y discapacitados a formar parte del FBCRA, y a los que les venden también. Enseguida verás que al comprar, todo el mundo preguntará: ¿aplicais el Convenio R.A.? Y como todos ganan y nadie pierde, enseguida lo aplicarán. Si, si, increíble pero cierto. De pronto nadie va a querer donativos, porque con los donativos, solo gana el que recibe, mientras que con el Convenio R.A. el que no vendía vende, el que no recibía recibe, el Estado se ahorra enormes gastos en ayudas que ahora ya no tiene que dar, no necesita subir impuestos ni recortar, tiene más liquidez y deja de endeudarse.

Y colgó

―Ya lo he pillado pensó Merche, que razón tenía Convenio!

De pronto el otro yo de Merche exclamó:

―¡Huy que mal estás, si no has leído el libro ni conoces a Convenio!

―¿protección Civil?. Soy Merche de Juanjo Electrodomésticos, si, si, llamo para deciros que estamos aplicando el Convenio R.A. y tenemos bombas de achique, mangueras, acoples, trajes de agua, botas de goma y hasta balsas. ¿Gratis? Ay no, no, gratis no, que si os las damos gratis la empresa de wi-fi,la de las bombas, los trajes y las botas, Fagor y nosotros estaremos peor y no mejor, y además no se llena el bote del FBCRA!! ¡Ah, me alegro de que lo pilles! Cuantas más mantas, más comida, bombas, y botas se compren, se paguen y no se dejen a deber, mejor para los que venden, mejor para los que reciben, mejor para todos y peor para la deuda! Muy bien, si pásame el pedido por la web. Si..entra en………  muy bien, el pedido de 40.000€ os lo servimos hoy mismo..y 2000€ al bote del CRA. Si, si, desde ya sois titulares beneficiarios del Convenio R.A. ¿Móviles?¡Claro que tenemos móviles, portátiles y conexiones wi-fi, si,si, Tenemos un pack que incluye ordenador, móvil, impresora, cámara y wifi por 500€..vale, adjudicado, 25€ al bote del CRA!!

De pronto un grupo de personas entró en la tienda.

―Hola, somos de la plataforma de afectados por las inundaciones, la hipoteca, la crisis, las preferentes, accionistas de la empresa de wi-fi, los ERES de la fábrica de donuts, los refrescos de cola y las tostadoras de pan, además de los damnificados por incendios, terremotos y desastres, los investigadores que no investigan y montones de problemas más. Venimos a pediros una ayuda, colabora compañera, ¡mañana te puede pasar a ti!

―No es que me pueda pasar a mí, contestó Merche, es que ya me ha pasado. Ayer con la riada nos encontramos con la tienda hecha unos zorros, y un montón de problemas que añadir a los de siempre.

―Pero la tienda todavía funciona, y nosotros no tenemos nada, lo hemos perdido todo, dijo una chica rubia del grupo. Por favor regálanos aunque solo sea un calienta-leches para preparar el biberón de mi niño…

Merche, recordó de pronto lo que le había dicho Juanjo. “Sin donativos.”

―En esta tienda estamos aplicando el Convenio R.A. es un proceso largo de explicar, pero que se entiende enseguida. Cuanto más reciben los enfermos, discapacitados investigadores y damnificados, más se llena ese bote de ahí y más han vendido antes los que lo llenan. Pero cuando hay donativos por medio, el que dá pierde, el que recibe también (aunque no se lo parezca) y el bote no se llena. Por eso no puedo darte el calienta-leches. Si te lo diera, perderíamos nosotros que no estamos nada bollantes, hacienda y todos.

―¡Ya estamos con Hacienda! ¡Qué les dén!¡Que bastante nos cobran ya! Ellos con sus sueldazos y nosotros en la calle! ¡Es indignante! ¡Si no me das el calienta-leches me lo llevo!

―¿Quieres decir que vas a llenar el carro?. De paso si quieres puedes llevarte una tele, la nevera y un microondas, dijo Merche cargada de ironía. y de pasoy pensando como conseguiremos el calienta-leches que yo también voy a necesitar. Déjame aplicar el Convenio R.A. a esta historia y enseguida verás la diferencia.

En ese momento Juanjo salió de su despacho.

―Vaya, ¡cuánta gente! ¿Qué regalamos Merche?

Merche, que no sabía a quién mirar dijo:

―Nada, que estos chicos quieren que les demos algo para resolver sus problemas(los enumeró todos) y esta chica, dijo señalando a la rubia, un calienta-leches para su niño.

Juanjo, impasible, le preguntó a Merche.

―¿Cuánto hay en el bote?

―Dos mil trescientos sesenta con ochenta.(y 25 del pack!!)

_¿Y con 2.360,80 y 25 del pack, no nos queréis dar un miserable calienta-leches?, ¡Es indignante! neoliberales!, empresaurios! Dijo un barbas del grupo.

-Tranquilo amigo, nadie ha dicho que..¿cómo te llamas? dijo Juanjo dirigiendose a la Rubia.

_Puri, contestó Puri.

-Pues eso, que nadie ha dicho que Puri no se vaya a llevar su calienta-leches. Pero no será porque se lo regalemos ni por el morro, sino porque LO COMPAREMOS y LO PAGAREMOS (nosotros o ella). Porque si no se compra, esta modesta tienda, tendrá una pérdida más, no le podrá pagar a algún proveedor, el del calienta-leches u otro, el proveedor tendrá menos ingresos, y con menos ingresos posiblemente no le pague a otros proveedores, la luz,el banco o las nóminas de Puri, Ramón o Encarna, y si Puri, Ramon y Encarna, no cobran quizá no puedan pagar el recibo de la comunidad, la letra del piso o comprar el bonobús y mucho menos el calienta-leches.

 

-Así que aquí y ahora vamos a aplicar el Convenio R.A. . Toma Puri, cuarenta euros y el calienta leches que cuesta diez. A los efectos como si fueran cincuenta. Vete a la farmacia de al lado,y gástalos en pañales, leche,  potitos y talco. la farmacia habrá vendido y cobrado cuarenta euros y el bote tendrá, dos cincuenta más.

 

_Serán dos, dijo un pelirrojo del grupo. El 5% de 40 son dos.

_Ya, pero no os olvidéis de los cincuenta céntimos de mi factura del calienta-leches. sonrió Juanjo.

 

_A Puri se  le puso una sonrisa de oreja a oreja, tenía su calienta leches

 

De pronto a alguien del grupo se le ocurrió preguntar.

 

_¿Tenéis recargas?

_Si, dijo Merche, de todas las compañias.

_Quiero una  de diez euros.

_yo una de cinco, yo de veinte, yo de quince.

_Decidme los números, en esto ganamos muy poco, pero Cincuenta céntimos al bote del CRA!!

 

_¿Cómo?. Cada vez que hacemos una recarga, metes dinero en el Bote. ¿Y no pierdes? ¿por qué no es el cinco por ciento?

_No pierdo porque cuando pierdo es cuado no hago recargas, o cuando las regalo. En realidad estamos perdiendo todos.

_No es el cinco por ciento porque en las recargas, el tabaco, los combustibles, lotería etc. el margen es muy pequeño, pero aún así, ingresamos el 5% del margen.

 

_Fijaos que si cada vez que vendemos el bote recibe, los beneficiarios van a querer que vendamos mucho.

 

_Y que las acciones de las empresas de wi-fi, y de todas las empresa no bajen, dijo un pequeño accionista

 

_Ya, y que no regaléis nada, porque si regaláis, perdéis vosotros y el bote no se llena.

 

De pronto, a todos los miembros de aquel grupo que se les olvidó volver a preguntar "me das algo".

 

-Oye, quiero dos wi-fis.

-Dieciséis euros, veinte céntimos al  FBCRA.

 

_Por cierto, he estado hablando con la empresa de wi-fi y me han dicho que desde ya aplican el Convenio R.A. tanto en las premium como en las free.

 

_Con esas medidas la demanda de wi-fis subirá como la espuma

 

_Y las acciones,dijo el Barbas.

_Y todo lo que gira a su alrededor, los cables los USB, la venta de ordenadores, los ADSL, los móviles, los cafes con leche..las fundas, todo

 

_Y si suben las acciones y la facturación, los acreedores cobrarán, los accionistas tambien, el Estado se libará de un enorme agujero, los bancos tambien...

 

_Y hasta los que no tenemos wi-fi ni sabemos lo que es, dijo un abuelete. Por cierto, quiero comprar una Premium para mi nieta.

 

_Ocho euros, veinte céntimos al bote del CRA.

 

Un señor de la PAH dijo.

 

_Si aplicamos el Convenio R.A. en todo, se produciría una enorme reactivación económica y  pagaríamos nuestras casas sin necesidad de desahucios, daciones en pago ni alquileres sociales.

 

_Ni escraches ni follones, dijo Puri. ¡Con trabajo!

 

Merche que desde antes estuvo callada intervino:

 

_Os invito a tomar algo al bar de Manolo, así estrenamos la cafetera.

 

Y allá se fueron todos al bar de Manolo.

 

-Buenos dias, Merche, hola a todos ¿que va a ser?

 

-Seis donuts, diez cafés, ocho refrescos de cola, y una infusión(para el abuelete)

 

_a Mi una tónica, dijo el Barbas.

 

_ Muchas gracias señores, son treinta euros, ¡¡Uno cincuenta al bote del CRA!!

 

_Perdone ¿Tienen wi-fi?

 

_Pos no, no se que es eso, dijo Manolo.

 

_Di que no, interrumpió Merche, si que tienen wi-fi

 

_¡Ocho euros! ¡Veinte céntimos al bote del CRA!!!

 

De pronto se escuchó un avance informativo.

 

....Como resultado de la enorme demanda de conexiones wi-fi, las acciones de la empresa han subido como la espuma. Tanto los trabajadores como los accionistas acreedores y bancos, pueden estar tranquilos. Como resultado de este primer Convenio R.A. todas las empresas de wi-fi, los operadores de telefonía, la industria, y el comercio en general han empezado a ponerlo en marcha. Inexplicablemente se han creado miles de puestos de trabajo, sin un céntimo de huelga.Los fondos buitre están en ERE por falta de carga de trabajo. El aldo delFBCRA en este momento asciende a 25.235.269€, perdón 47.235.611, perdón..Consulten el saldo que no deja de aumentar en  www.fbcra.com.

Comunicamos también a nuestros espectadores, que en la localidad que ha sufrido las inundaciones de los ultimos días, cuantos más recursos hay para los damnificados, los enfermos y los investigadores, más se ha vendio antes de todo, más empleo se crea y menos deuda tenemos.

Una maravilla este Convenio R.A.

 

Y como el FBCRA es un fondo de dificll acceso, más que para el comité que decide las retiradas de fondos por unanimidad, nuestros amigos chorizos, especuladores y buitres, lo tienen crudo de verdad. ¡Ya era hora!

 

Es fácil concluir lo que sigue. Manolo que no vendía volvió a tener el bar de bote en bote, tuvieron que llamar varias veces al almacén de bebidas, al lechero, a la frutería,  al carnicero. Y como todos aplicaron el Convenio R.A. tuvieron una enorme cantidad de trabajo los del grupo y otros empleo, y nominas, muchas nóminas con las que pagar las hipotecas, las teles, las wi-fis, las bombas de inmersión, las botas y los calientaleches.

 

Cuando el ayuntamiento y las empresas de la localidad aplicaron el Convenio R.A. a sus ingresos y gastos, la comunidad autónoma hizo lo mismo.. los clubs deportivos y los bancos.

Entonces por fin, despues de ver el video del Concurso del Gordo,

ya no hay quitas, milongas ni fondos buitre. Y de sobres ni hablemos.

Y aunque pueda parecer que para los parados, los funcionarios, la educación o la sanidad, no hay nada, la realidad es que se produce un ajuste en el que desparece el déficit, los recortes, la necesidad de subir impuestos, la especulacion, la corrupción y la deuda.

¡¡Nikelao, amigos, Nikelao.!!

miralopordondequieras

 

 

Tres años con esto, ha sido mucho tiempo, pero ha merecido la pena.

 

Estais tod@s invitados a aplicar el Convenio R.A. calles, pueblos y ciudades. Os vais a enterar de lo que es bueno. Garantizado.

 

Juanjo se acordó de dos frases

 

Una de Convenio:

 

El bienestar no es malo, malo es no tener con que pagarlo.

 

Y otra del Papá Ingenio (padre de Convenio)

 

Todo saldrá bien, lo malo es el mientras

 

 

Convenio R.A. más informacion en esta web.

 

 

pablolacasta

cossanostra

 

Agradecimientos:

Quiero agradecer a los medios de comunicación la ayuda prestada. Sin su colaboración este trabajo no habría sido posible.Gracias.

 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
000a0010hlk (1)
Lopez Amaro José Alberto8 d julio d 2014 a las 17:39 (UTC)
Llegado a cierto punto, ya no sé qué hay que hacer.:( De verdad que no.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia