El ocio en la oficina

Esta entrada la escribo en horas de oficina. Así, sin más descaro. Pero no crean que es para regañarlos sobre el que ustedes también estén aquí. En realidad, hoy quiero comentar sobre la jornada laboral. Se dice que en México se trabaja mucho. ¿Pero en realidad cuántas son nuestras horas efectivas? Trabajamos como mínimo 8 horas diarias, con un descanso de una hora para ir a comer. Aunque viendo cualquier oficina mexicana, se trabajan menos de tres; por extraño que parezca la eficiencia del mexicano es muy buena, pero tiende a disminuir cuando se ven las horas trabajadas. Ejemplo sencillo.En cualquier oficina, nunca se trabaja desde la hora de llegada. Aquí hay dos tipos de trabajadores: Los que llegan antes de la hora de entrada y se ponen a trabajar vs los que llegan a desayunar a su oficina. Los primeros individuos son los que tienen la eficiencia más alta, pero alargan el día lo más que se puede. Verbigracia, si el individuo checa 8:30, llega 8:10 y termina el trabajo del día antes del mediodía, tiene hasta la hora de la salida para hacer cualquier cosa menos trabajar. ¿Sirve de algo tener en la oficina a alguien que ya no está haciendo nada porque ya terminó su trabajo, pero se tiene que quedar hasta que se cumplan ocho horas de trabajo? Esto siempre me ha llamado la atención. ¿Por qué tener la oficina llena si todos están revisando su fb porque "ya no me ha dado trabajo el jefe"? Creo que si la gente pudiera irse en cuanto termina su trabajo del día, todos tendríamos mejores eficiencias y más tiempo para nosotros.Los segundos individuos son otra cosa. Ellos llegan "a convivir" a la oficina. Cuando ellos llegan a su lugar de trabajo, prenden la computadora, sólo para revisar su facebook, llamar a sus amigos e irse a desayunar un café, una garnacha, darse una vuelta y ahora sí, ponerse a trabajar. Estos segundos individuos generalmente nunca terminan el trabajo en hora, siempre tienen que quedarse horas extras en su lugar de trabajo porque "El jefe me pidió esto para hoy y no creo terminar" y nunca tienen tiempo para otras actividades, como recreación y esparcimiento. Incluso aunque a estas personas les dieran la oportunidad de irse en cuanto terminen sus tareas del día, no lo harían porque tendrían trabajo atrasado de varios días. Su rutina de desayuno es más importante que nada "El desayuno es la comida más importante del día" es el moto de estos individuos.

¿Qué pasaría si en México se pudiera uno salir de la oficina en cuanto termina su tarea del día?¿Tendríamos mejores eficiencias o tendríamos más tareas "al ahí se va"?¿Sería prudente experimentar en algunas oficinas y ver cómo replicar el modelo para todas las oficinas?

Incluso en una empresa de telecomunicaciones, donde se tiene que estar 24/7 al pendiente de todo ¿Habría áreas en las que se pudieran dar el lujo de dejar a los empleados salir antes de la hora de salida porque ya terminaron su labor?Quizá el mundo nunca lo sabrá.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat28 d diciembre d 2014 a las 20:04 (UTC)
Te deseo toda la felicidad para el 2015.
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat22 d octubre d 2014 a las 23:11 (UTC)
Francamente no se a donde quieres llegar con lo que explicas.
Lo único que si que tengo claro es que eres un tío sincero, pero ojo, esas sinceridades relativas al trabajo pueden ser muy peligrosas.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia