El verdadero orgasmo

Unirse en cuerpo y mente eleva hasta el séptimo cielo.

El verdadero orgasmo tiene lugar cuando ambos, hombre y mujer continúan vibrando juntos. Su energía sexual completa el circuito entre sus dos polos magnéticos, cargando cada uno de ellos con mayor plenitud que antes.

La corriente de energía sexual por sí sola no puede completar este círculo; el amor ha de estar presente. La mente debe participar en el sexo con un sentimiento totalmente respetuoso. Este círculo de energía no puede conectarse si un hombre sólo une el pene con la vagina de una mujer sin amarla con su corazón.

amor.

 

Es lo mismo que aproximar los extremos de dos herraduras imantadas y unir sólo un brazo de cada imán. El otro brazo también necesita conectarse para cerrar la atracción magnética. Únicamente cuando ambos polos, positivos y negativos, del hombre y de la mujer se hayan cerrado podrá la energía fluir con fuerza y equilibrio estable. Por esa razón el sexo a secas, sin amor, nos hace infelices —se une tan solo la mitad de ti a la mujer, tu mitad inferior. Se rompe la corriente de energía en el círculo del Tao, y sin ese flujo total entre yin y yang, por mucha abundancia de sexo que goces no llegarás a satisfacer tu más profundo deseo de plenitud.~

Sabiduría Taoista

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
paita princessayulis@hotmail.com27 d octubre d 2014 a las 06:39 (UTC)
Que flojera leer comentarios tan largos
Rosa 2.013
Ochoa de Eribe Gomila Rosa30 d junio d 2014 a las 08:09 (UTC)
Respeto tu opinión Juan Ramón.De acuerdo en que en una unión de tipo sexual hay pasión,pero internamente hay más si se quiere a la persona con la que estás,la conoces y has compartido con ella algo más que ese momento que,como dices, une dos seres mientras dura.
Juan Ramón Cabrera Amat juancamat@hotmail.com28 d junio d 2014 a las 14:09 (UTC)
No trato de contradecir tu criterio sino solo hacer algunas puntualizaciones.
Si estamos hablando del verdadero orgasmo, el amor, tal como yo lo entiendo y te aseguro que lo considero como el sentimiento mas sublime, tiene muy poco que hacer y menos que decir en un encuentro sexual entre dos personas que lleguen a el por una mutua atracción, que lo quieran o no, no puede disimularse.
Cuando dos seres acceden al sexo, libre y expontáneamente, sin que medie otro fin que no sea llegar a ese orgasmo del que hablas, ya que otro me parecería absurdo, el respeto mutuo es lógico, porque en ese momento no hay nada mas importante para ambos que la persona con la que comparten ese sentimiento, que no se aleja del amor, pero que no es sinónimo de el. No obstante, discrepo de que ese respeto imponga el inhibirse de cualquiera de las acciones inherentes a la sexualidad, en la que la pasión y no el amor, si es imprescindible para conseguir el verdadero orgasmo, pudiendo asegurarte que en ese momento ambos se "aman de corazón" aunque sepan que nunca mas vayan a verse.
Cuando hablas de sexo a secas, sin amor..., a mi criterio confundes amor con pasión, ya que su ausencia en uno o en otro, o en ambos a la vez, es lo que produce infelicidad, por muy grande y duradero que sea EL AMOR ENTRE AMBOS y esto me temo que es inevitable en la mayoría de las relaciones que se prolongan en el tiempo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia