Aumentar la consciencia

  • 24/06/2014
  • 0

Una buena fórmula de autodominio

Occidente y su progreso, cada vez más, busca en las técnicas de relajación orientales la salida a la peor crisis: la personal.

Por supuesto no hablamos de las condiciones de vida orientales, muchas veces a nuestra vista salvajes y poco civilizadas que tienen lugar en algunos países en los que la mujer es poco más que un cero a la izquierda.

De lo que hablo es de la superación del ser. Del ser capaz de elevar nuestra consciencia a través de muchas de sus técnicas: yoga, meditación, etc., y adquirir con estas herramientas el verdadero enclave de nuestra integridad como yo. Cuerpo y alma. Mente y supremacía.

Muchas de las respuestas que nos inquietan y atenazan se resuelven cuando llegamos a adquirir una consciencia de nuestro yo y el entorno.

El Cristianismo puro trajo la revelación mediante parábolas de la elevación de la consciencia del Ser. Tanto que son vigentes veinte centurias más tarde y todas ellas enfocadas al despertar del alma y el ver más allá de las palabras. Todo ello se resume en una sola cosa: el amor universal, el que ama tanto a amigos como enemigos (y esto último es arduo) porque es en ese momento cuando has aprendido a amarte a ti mismo.

Estas técnicas orientales, especialmente la meditación, recuperan la integridad del yo como un cuerpo y alma. Da respuestas a las dudas, a las inquietudes. Hasta cuando obras mal entiendes las causas para hacer posible el perdón sin flagelarte, pues es mucho más difícil aprender a perdonarse a uno mismo.

Todo ello es imprescindible para ampliar nuestra consciencia... y aumentar las posibilidades de nuestra conciencia. Sin juzgar, metiéndonos siempre en la piel del otro, aprendiendo a dar un paso hacia el Amor Universal que empieza por el amor a uno mismo.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia