El rol del docente en la comprensión lectora

  • 22/05/2014
  • 1
3Logros
×1

El rol del docente juega un papel preponderante dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje. La responsabilidad está en crear el ambiente propicio para la lectura.

images

Conocido es que el desarrollo de los seres humanos, de los países y del mundo no podría lograrse sin el dominio de la lectura, sin la libertad de la expresión oral y escrita y de los juicios y opiniones que realizan los sujetos al leer. Asimismo la enseñanza de la lectura y en consecuencia de la comprensión han sido evidenciadas como habilidades descendidas en los alumnos de Chile, específicamente en lo que respecta a la comprensión lectora, habilidad que en los estudiantes no se encuentra ampliamente desarrollada para hacer frente a las exigencias de la sociedad.La lectura no puede ser abordada como algo aislado, debe estar condicionada por factores culturales, socioeconómicos y educativos. Es fundamental que el docente cree una cultura lectora basada en valores, tradiciones y principalmente acorde al contexto en que se desenvuelve el alumno y desde ahí se manifiesten las motivaciones o bien sus limitaciones para que el estudiante haga frente a la lectura y comprensión.

Gran parte del aprendizaje de la lectura en la mayoría de los niños, tiende a ser producto de  la educación que realizan los adultos. En el proceso de enseñanza y aprendizaje de la lectura, existen dos factores diferentes pero igualmente fundamentales. El primero, fundado en el conocimiento que el niño posee de los objetivos que componen el proceso lector, el cual aporta al aprendizaje de forma transversal y el segundo al aprendizaje formal de la lectura.

El conocimiento del alumno y de toda persona, hoy en día forma parte de la sociedad del conocimiento,  donde ocurren constantes cambios y transformaciones que les obligan a valerse de herramientas que apoyan las nuevas ideas que se presentan.

La comprensión de lo que leemos ayuda a convertir la información en conocimiento y posibilita al lector el acceso a la cultura, transmitiendo actitudes sociales que permiten a los seres humanos tener valores, desarrollar la ciudadanía y convivir pacíficamente. La lectura desarrolla la capacidad crítica de las personas, transformándolas en seres autónomos y libres. Asimismo, dicha habilidad determina el éxito o fracaso escolar, sirviendo como base para manejar otras áreas y subsectores del currículo. El énfasis hoy en día está puesto en “leer para aprender”, entendiendo la lectura como un instrumento para adquirir aprendizajes en otros subsectores del programa de estudio chileno. El fracaso del alumno se manifiesta en los primeros cursos, debido a que se enseña la decodificación, habilidad que lleva a cabo con éxito, pero a medida que el estudiante es promovido a cursos superiores, la necesidad de comprender como un proceso de adquisición de los conocimientos aumenta y el estudiante no va desarrollando dichas herramientas para hacer frente a los nuevos aprendizajes que le exige el currículum. En cuanto a la producción de textos es un proceso involucrado con el desarrollo del pensamiento y la lectura, la elaboración de textos mejora la comprensión lectora y la lectura conduce a un mejoramiento en el desempeño como escritor. Ambas habilidades son biunívocas porque al efectuar paralelamente la lectura y escritura se desarrollan mayores niveles de pensamiento que al hacerlo de forma aislada. En el ámbito del lenguaje también cobra importancia aprender a leer y comprender: las funciones del lenguaje, apelativa, expresiva y representativa  aportan en el reconocimiento de la lectura para la vida personal, social y escolar. Así, la lectura enriquece las habilidades cognitivas e intelectuales del lector a medida que él enriquece el texto gracias a su aporte, facilitando la organización de la información en los procesos internos o esquemas mentales que posee el alumno.

Una lectura continua favorece la interiorización de reglas ortográficas y gramaticales que componen el uso de la lengua y se van desarrollando habilidades cognitivas como la memoria y la concentración. Manejar las reglas ortográficas, desarrolla el léxico, la concentración y expande la memoria humana, dotando al lector de una buena base para hacer frente a la sociedad del conocimiento y la información, tener un pensamiento crítico y desarrollarse como un ser autónomo.

En el segundo factor, referido al aprendizaje formal de la lectura, se establece una relación entre la enseñanza y estrategias utilizadas. En este sentido, para enseñar a leer, el docente debe tener conocimiento de los aspectos que implican el aprendizaje y la constancia entre lo que plantea teóricamente, el método que utiliza  y las estrategias que desarrolla durante el proceso lector, ejerciendo su rol como docente al interior del aula.

 Sin embargo, de acuerdo a un estudio realizado por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, el 84% de los chilenos, no comprende lo que lee y sólo el 3% realiza una internalización crítica de lo leído. Según resultados SIMCE año 2012, un 35% de los niños está bajo las expectativas que el currículum exige, lo que indica que un 25% se encuentra bajo en el desempeño lector de un niño de 2° básico (MINEDUC, 2013). Considerando los bajos resultados en comprensión lectora alcanzados en nuestro país, nace el problema que confiere la presente investigación.

En síntesis, ambos factores deben estar centrados en la comprensión lectora y en el rol que cumple el profesor en el proceso lector de los estudiantes, el cual favorece o determina el fracaso de los alumnos en la adquisición de la comprensión lectora.

Los docentes, desde su propia realidad son quienes perciben la importancia de su rol en el desarrollo del proceso lector de los alumnos y cómo influye su trabajo de mediación en la adquisición de la habilidad de comprensión lectora. Indagar en las percepciones de los docentes  respecto a su rol en la enseñanza de la comprensión lectora, permite descubrir la importancia que le otorgan al quehacer pedagógico realizado en la sala de clases y a los cambios pertinentes a elaborar, en cuanto a la teoría en la que se sustenta la metodología utilizada y las estrategias que derivan de él.

 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat31 d octubre d 2014 a las 00:12 (UTC)
Completamente de acuerdo contigo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia