Alcohol, Tabaco…y Gasolina

  • 20/05/2014
  • 5

O...vayan preparando sus bolsillos una vez más.

Quizás una de las creencias más extendidas entre quienes no han sido padres, y completamente equivocada, es la presunción de que los niños vienen al mundo con la mente completamente en blanco,como si de un CD virgen se tratara, y que, poco a poco, los padres, vamos "llenando" su mente con los conocimientos que les vamos inculcando. Es una suposición totalmente errónea, y los críos, vienen, de nacimiento, con su carácter y personalidad propios, si bien con el tiempo, tanto el entorno como el duro ejercicio de la voluntad pueden ir modificando aquellos aspectos que menos nos favorecen.

La otra, es la de que a partir de los 30 años no se evoluciona, y no somos capaces de mejorar nuestras habilidades, ni de cambiar nuestra fortuna. Afortunadamente ésta última no pasa de ser una memez, y, esforzándose lo suficiente, uno puede continuar formándose y creciendo como persona durante toda su vida. Y también alcanzar el triunfo en muy diversos aspectos.

Así, poco a poco, vamos desentrañando los misterios, conociendo mejor al género humano, y la experiencia nos ayuda a realizar, cada vez con más facilidad, predicciones. En la vida pública, y como si de un oficio cuyos secretos solo se transmiten tras mucho tiempo de esfuerzo y observación, los movimientos de tus adversarios, o simplemente de los responsables de turno, llega un momento en que podemos pronosticarlos con la misma precisión con que Isaac Newton alcanzó, por vez primera, a predecir con matemática exactitud los movimientos de los planetas en sus órbitas alrededor del sol.

Así, podemos ya prever que, poco antes de unas elecciones municipales, acostumbran nuestros alcaldes a publicar en los boletines oficiales de la provincia concursos de todo tipo. Concursos, en teoría públicos...pero que, ocultos entre las líneas de unos BOP que apenas nadie lee, quedan así reservadas para quienes están más atentos o mejor informados.

Del mismo modo, podemos ir adivinando estrategias post-electorales, como ese gobierno de concentración con el que los dos grandes partidos pretenden, a toda costa, y bajo el pretexto de salvaguardar el interés nacional,  sustentar sus privilegios y mantener a flote un sistema que, a todas luces, ya ha caducado.

En estos días, Miguel Arias Cañete, y todos los medios paniaguados del gobierno (Algunos, obscenamente paniaguados, y sin duda ya en pecado mortal por su falta absoluta de independencia), se empeñan en vendernos las bondades de una recuperación...en teoría imparable. Con la deuda pública en máximos, el déficit todavía por encima del 4% y el número de desempleados prácticamente en mínimos, no podemos sino equiparar estas declaraciones con aquella campaña, tan ridícula como patética, que trataba de convencernos de que..."esto lo arreglamos entre todos".

Como buen amante de la ciencia y el racionalismo; opino que, solo cuando se produzcan las radicales transformaciones en nuestra estructura política y económica que España necesita, y que éste gobierno no se ha atrevido a abordar, tendremos motivos para ser optimistas.

Mientras tanto, siento mucho fastidiarles la fiesta, pero me permitiré hacer un pronóstico. Recuerden que el socialista (no, no me he equivocado) Montoro sigue en el ministerio, ahogando a las clases medias con un tipo máximo superior al que reclamaban los comunistas, que éste gobierno lleva ya más de dos años subiendo impuestos, y que no tiene la menor voluntad de variar su completamente equivocado rumbo. Por tanto, creo tener base y experiencia suficiente para hacer una apuesta. En cuanto pasen las elecciones europeas, con la cercanía de las vacaciones, y riéndose estúpidamente de Laffer (que no lo duden, se cobrará su venganza en forma de caída de la recaudación), y también de los españoles, el gobierno subirá, de nuevo, los impuestos sobre el alcohol, el tabaco, y la gasolina.
 ¿Hacemos una porra?

Denunciar contenido

5 comentarios

Deja tu comentario
joker
Carlos R26 d diciembre d 2014 a las 15:41 (UTC)
Pues espérate porque todavía va a ser peor
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat3 d noviembre d 2014 a las 19:15 (UTC)
Una nación no es el nombre por el que se la conoce, sino por los miembros que la integran y cuando esos miembros pueden permitirse con toda la razón y conocimiento de causa prever cual va a ser el siguiente paso del gobierno es porque esa seria la baza que ellos jugarían en esta situación como la mas acertada.
Como padre de familia, a lo largo de mi vida, he hecho promesas a mis hijos que con todo el dolor de mi corazón, no he podido cumplir, pero no las he olvidado y cuando he podido, aunque algo retrasadas, las he llevado a efecto, generalmente mejoradas.
La única diferencia de mi proceder, respecto a los gobiernos que se han ido sucediendo, es que cuando la situación era difícil, el primero que se apretaba el cinturón era yo, cosa que no ocurre con la clase política, sin distinción de siglas ni de genero.
Esa es la razón del inconformismo y del odio que avanza a pasos agigantados, orientándolo, a veces de mala fe, por los que mas deberían de callar, sobre el que ahora le toca bailar con la mas fea, por la desidia acumulada en anteriores legislaturas que como ya es su costumbre dejaron a España en la mas espantosa ruina, (verdad esta que solo los necios pueden negar, y no me estoy refiriendo exclusivamente a temas económicos).
Apuesto por lo tanto en favor de su predicción y seria posible el que le surjan otras nuevas porque tanto usted como yo sabemos que salir de esta crisis no se hace de la noche a la mañana.
No hace mucho Felipe Gonzalez expuso la necesidad de que el PSOE colaborase con Rajoy dadas las circunstancias.
Tengo entendido que alguien del partido emitió una arenga sobre esta tema y terminó diciendo que Felipe ya había empezado a chochear.
Y con esto termino Sr. Hernandez: Su exposición ha sido excelente, su tono elegante y correcto, sus predicciones casi seguras y los comentarios, incluyendo el mio, como ve, variados y con opiniones diversas, como diversa es también la España en que vivimos, a la que algunos llamamos Patria.
Rogelio Lacruz rogeliolacruz@hotmail.com24 d mayo d 2014 a las 09:11 (UTC)
Dan ganas de opinar sobre todo lo que dices en el artículo, pero me da miedo convertirme en un apologista (ya sabemos que sólo grupos terroristas lo hacen impunemente) porque, además de padre de familia, soy parado de larga duración. Es decir, de ser ahora "perro", puedo terminar apaleado. Creo que sólo queda decir una cosa: ¡Bienvenidos a esta nueva y maravillosa dictadura! De sobra saben los gobernantes sus objetivos anti-empáticos (socialmente hablando) y cómo jugar la partida de ajedrez. Lo peor es que la están ganando. Nos estamos convirtiendo en un país de ranas hervidas.
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ20 d mayo d 2014 a las 10:59 (UTC)
Artículo excelente y creo sinceramente que la reflexión nos conduce a nuevas subidas de impuestos. Nuevo FRAUDE pues todo ello era exactamente lo contrario a lo que prometieron para conseguir nuestro voto. En definitiva... subirán los impuestos y seguiremos costeando la clase media que comienza a ser baja, toda la suerte de desatinos que está cometiendo "el bueno de Rajoy".
DSC00104
Félix Rodiño Vallugera20 d mayo d 2014 a las 10:48 (UTC)
Excelente: Felicidades. Solo una reflexión que repito a menudo: La culpa es NUESTRA. Mientras la mayor parte de la gente, cuando dices Ortega y Gasset, crea que estás hablando de un dúo musical, no arreglaremos nada nos gobierne quien nos gobierne.
Continúa, por favor. Es un placer leer tus artículos.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia