El hombre que murió por comerse un husky.

Xavier Mertz fue el hombre que murió por comerse un husky.

Xavier Mertz fue un explorador polar de Suiza que vivió entre 1883 y 1913. Al parecer murió en una expedición junto a otros compañeros que se adentraron en la Antártida con la finalidad de trazar su mapa interior.

mertz.jpg

La expedición fué muy dura y un compañero falleció al precipitarse por una grieta en el hielo. Lo peor fue que arrastró consigo la mayoría de los trineos,con la mayoría de las provisiones, quedando muy poca comida para Xavier y su otro compañero.

4746242_tcm11-51489.jpg

Después de este accidente, Mertz y su compañero tenían que volver a la base que se encontraba a casi 500 km de distancia. En esas condiciones horribles, casi sin provisiones, tuvieron que comerse a los huskys para sobrevivir. (Para Mertz fue especialmente horrible porque además era vegetariano).

Basilisk_&_Ginger_at_Main_Base_photograph_by_Xavier_Mertz

Al poco tiempo los dos hombres calleron muy enfermos y Xavier no sobrevivió. ¿Por qué? 
Pues porque los Huskys son tóxicos para los seres humanos debido a la alta concentración de vitamina A que tienen sus cuerpos. 
Los Huskys, al igual que el resto de animales adaptados a los polos, evolucionaron para poder asimilar algas y otros alimentos ricos en vitamina A. No así el ser humano, para el que 85 gramos de vitamina A son suficientes para poder vivir toda una vida.

popup.jpg

Así que el pobre Xavier sufrió una sobredosis de vitamina A por comerse un Husky entero y su hígado no pudo procesarlo. Básicamente: murió envenenado.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
allfons.ru-2198
Verónica Oliva30 d abril d 2014 a las 14:24 (UTC)
En fin...
unnamed
Belinda Benitez29 d abril d 2014 a las 09:46 (UTC)
No tenía ni idea. Muy interesante

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia