Del vinilo al streaming: Historia de una revolución

  • 28/04/2014
  • 3

Un recorrido por la historia de las últimas décadas en la reproducción de la música...

imagesAcceder a la música hoy en día es muy fácil. En pocos minutos puedes tener la en el ordenador, escucharla en el móvil, compartirla en Internet... Pero no hace tanto tiempo que esto sonaba a magia o ¿te acuerdas del boli que necesitabas para rebobinar una cinta? ¿Recuerdas que había que llevarse a casa el cassette del coche para que no te lo robaran?. Vamos a la cronología de cómo era, es y será.

La aparición de las cintas o cassettes en el mercado, fué a mediados de los años sesenta de la mano de la marca holandesa Philips, fue una auténtica revolución ya que eran regrabables. En un principio se crearon como método de almacenamiento de datos y dictados de voz, hasta que la empresa se dio cuenta de que eran un filón como reproductor de música y mejoró la calidad de sonido. Había nacido una alternativa a los vinilos, de menor tamaño, que reproducía 60 minutos de música (treinta por cada cara) y que, además, podían copiarse. Eso sí, para rebobinarlas, o gastabas las pilas del reproductor o utilizabas el truco de un boli Bic para hacerlo  a mano.

images

Pero la verdadera revolución para las cintas llegó con la aparición del Walkman, que permitió  poder llevar la música a cualquier lugar. La compañía japonesa Sony inventó en 1979 este miniequipo portátil de música que permitía escuchar canciones mientras ibas por la calle o en el metro. En 2010, tras más de treinta años en el mercado, Sony anunció el fín de la producción de su exitoso pero obsoleto invento. Solo China sigue comercializando walkmans y más por sentimentalismo, pues se ha convertido en un símbolo de la década de los ochenta.

Unknown

A finales de 1982 llegar otro gran cambio para la reproducción la música; Sony y Philips comienzan a comercializar el CD, y con ello cambian los hábitos de compra de los usuarios. Los puristas seguían prefiriendo el disco de vinilo, pero el disco compacto se hizo más popular, sobre todo por su pequeño tamaño y la facilidad de almacenamiento.Siempre hubo defensores y detractores de este sistema.

Unknown-1

Fué a principios de la década de los 90 cuando llegó un intento de mejorar el CD y Sony sacó a la venta el Minidisc, un formato más pequeño que el disco compacto pero con más capacidad. La idea, en principio, era buena, pero no llegó a cuajar,sobre todo, cuando llegaron los primeros reproductores de MP3. Aun así, el Minidisc ha seguido en producción hasta el 2013...

images-5

En 1995 un ingeniero de sonido alemán, Karlheinz Brandenburg, anuncia que ha inventado el MP3, un formato de compresión de audio que con la popularización de Internet unos pocos años después permitiría que la gente compartiera archivos, aunque no siempre de forma legal. La industria discográfica estaba herida de muerte...

La llegada del primer iPod de Apple en 2001 supuso otra gran revolución. Un reproductor MP3 que tenía una alta capacidad de almacenamiento (dos versiones, una de 5 gigas y otra de 10), hasta diez horas de batería, y una portabilidad excelente. La forma de escuchar música cambiaba de una manera radical.

images-1

Dos años más tarde de la creación del iPod llega iTunes, la mayor tienda de música online que en poco tiempo acaparó más del 25% de la venta de música de Estados Unidos. El concepto de venta de discos cambiaba , ya que no se hablaría nunca más de los discos más vendidos, y sí de aquellos cantantes o grupos que conseguían más números de descargas. El cambio más radical desde la llegada del vinilo . La irrupción de lo que conocemos como 2.0 ha supuesto un nuevo cambio en la forma en la que el usuario escucha música. Facebook, Twitter, Instagram, Blogger o Youtube han contribuido a que las bandas más pequeñas se promocionen y nos hagan llegar información sobre su música, sobre sus conciertos y, por supuesto, si la plataforma lo permite, directamente su música. La relación entre fans y artistas se ha convertido en mucho más cercana, algo impensable hace unas décadas.

Y ya hemos llegado hata aquí. Muchos siguen escuchando sus canciones preferidas y a sus bandas de culto en vinilo, sobre todo con el auge que esta vieja y deliciosa forma de escuchar música vive en la actualidad. Otros tienen miles de canciones en servidores de audio por streaming como Spotify, que sin duda favorece el poder conocer nuevos músicos y acceder a multitud de canciones. Sin duda, las maneras se han diversificado, pero la pasión por la buena música sigue intacta para los verdaderos aficionados.

images-3

Fuente: Gustavo Higueruela; Wikipedia; Google

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
unnamed
Belinda Benitez29 d abril d 2014 a las 09:59 (UTC)
Muy interesante.
42J_-PZm.jpe
Álvaro Aguado29 d abril d 2014 a las 01:22 (UTC)
Muy buen artículo
image
Sofia Roldán Álvarez 28 d abril d 2014 a las 19:54 (UTC)
Recuerdo perfectamente cuando rebobinaba las cintas.
Que tiempos aquellos, y como ha evolucionado.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia