Mis Discusiones Favoritas

  • 26/04/2014
  • 4

En los últimos tiempos, vengo a discutir bastante con las alas más radicales de sectores de la derecha más casposa e insolidaria. Sobre todo a cuenta de alguna de mis propuestas, que requieren el empleo de dinero público para su realización. Está claro que el planteamiento general de cualquier liberal (y el mío propio) pasa, no solo por una necesaria reducción del gasto público, sino por un cambio en la estructura del PIB de la nación de modo tal que sea el sector privado el motor de su economía. Pero ,en particular, los proyectos a los que me refiero son una renta básica no universal, condicionada a ciertas obligaciones, y  la apertura de comunicaciones de primera calidad, a través de ferrocarril y autovía, a través del Pirineo central. Para los sectores ultraliberales (Y lo digo con toda claridad, todo lo que lleva "ultra", casi por definición, me cae antipático) resulta inaceptable entregar un dinero "que no es a cambio de nada" y "sin condiciones". Pues...me saldré del canon de pureza liberal, y afirmo que para mí es más violento e inaceptable que mis compatriotas recojan comida de la basura, que aceptar el papel de planificador y obligarles a soportar una ligera presión fiscal, siempre y en todo caso mucho menor que la que ahora tenemos que aguantar. Todos los liberales compartimos la necesidad de un estado más reducido (que no necesáriamente implica un gobierno débil), y en la economía de mercado. Y también comparto que un país como el nuestro, con más de la mitad del PIB vinculado al Estado, es un país en esencia socialista, y es esa una de las razones de nuestro fracaso y falta de competitividad. Dejando ésto bien claro, hay que delimitar cual es el límite a la intervención del Estado en la sociedad. Y aquí diferimos unos de otros. No falta quien opina que el ideal es la intervención CERO, o incluso la disolución del Estado. No perderé mucho tiempo en combatir una teoría tan ridícula. la historia está llena de ejemplos que nos demuestran que las naciones sin Estado, o con estados débiles, han sido tristemente objeto, casi sin excepción, de abusos y atropellos por otros estados con ansias expansonistas, o simplemente de rapiña, y aquellos no tuvieron la menor oportunidad de defenderse. El siguiente paso (teórico) algo más estatista sería un estado en el que el papel que ejerce, es el de árbitro, pero no entra en absolutamente ninguna labor susceptible de ser realizada por la empresa privada. En éste tipo de sociedad, se deja a la buena voluntad de los ciudadanos, o a la caridad, la atención de aquellos ciudadanos que por mala fortuna o por su limitada capacidad no han sido capaces de pagar, por ejemplo, la sanidad o la educación de sus hijos. Es muy posible que en un Estado como aquel, el promedio de riqueza fuera mucho mayor que en la actualidad, pero afirmo que a mí me parece inaceptable que un mínimo de bienestar de un ciudadano dependa de la caridad de sus compatriotas. Mi elección va algo más allá. Un paso más. El límite, para mí, es tener un techo y comida para todos. Garantizado. Y...sí, lo sé: no es barato. Ni sencillo. Y tiene un coste, y supone una carga fiscal algo mayor que en los dos supuestos anteriores. Lo asumo responsablemente. A partir de ese mínimo digno para todos...cada cual debe progresar según su capacidad, mérito y esfuerzo personal. A partir de éste mínimo, hay que tener en cuenta dos consideraciones. La primera es que simplemente en duplicidades ocasionadas por la estructura política del Estado (eliminando las Comunidades Autónomas) sobraría dinero para realizar un plan así. Daría suficiente como para que ningún español estuviera sin un mínimo de asistencia, y sobraría dinero para bajar la presión fiscal. Es por tanto, una elección política. Una elección política que exige generosidad. Un programa de asistencia al millón y medio de españoles sin ninguna ayuda, costaría sobre 10.000 millones de euros. Las duplicidades generadas por las CCAA suponen prácticamente el triple. Por tanto, hay margen de sobras para realizar esa bajada de impuestos que tanto necesitamos...y realizar un programa social de éste tipo.
Ni siquiera hemos entrado a tener en consideración el dinero en gastos absolutamente prescindible que realiza el estado, por ejemplo, en televisiones autonómicas, rentas vitalicias para políticos regionales, o en el coste mismo de las propias autonomías. Por tanto, en éste momento de emergencia nacional, no defender éste mínimo, es una apuesta política y una muestra inaceptable de insolidaridad, más aún que la defensa de unos ideales de pureza. No es un sistema perfecto. Sé, de sobras, que habría personas que se aprovecharían, personas que seguirían trabajando "en B", y jóvenes que se organizarían para vivir sin trabajar. Hay que ver la otra cara de la moneda. Por un lado, se acabaría para siempre con el voto cautivo. Por otro, no habría excusa ni justificación para consentir más los pequeños robos y hurtos, que pasarían directamente  a ser delitos, ni para combatir con todas las consecuencias la economía sumergida, acabando efectivamente con una impunidad inaceptable. Y...la sociedad entera se beneficiaría de un aumento de seguridad ciudadana. Yo no sé a ustedes, pero mi ideal implica no tener una sociedad con unas bolsas de desesperados tales que obliguen a tener que pagarme seguridad privada. . Quizás no estemos lejos de que ese tipo de crímenes por desesperación  se produzcan. Y es perfectamente evitable. En cuanto al modelo sanitario, de pensiones o educativo...el ideal sería que cada persona pueda elegir libremente qué modelo prefiere. Y...si elige el privado, evidentemente no obligarle a pagar al mismo tiempo a la Seguridad Social. Misma receta para la educación, con una acotación: un Estado no puede simplemente sobrevivir a un modelo paralelo dedicado a atacarlo. Y me estoy refiriendo con toda claridad al adoctrinamiento y condicionamiento al que se somete a los ciudadanos de determinadas comunidades autónomas. Naturalmente, es deseable que el modelo sea neutro políticamente, y permita y favorezca el crecimiento personal con libertad. ¿Por qué no el cheque escolar? Esta última es una idea que me resulta atractiva...pero sin cerrar una escuela pública de calidad(Que no se debe confundir con una escuela en la que el Estado maneja mucho presupuesto para educación). Los niños de los ciudadanos más desfavorecidos también tienen derecho (sí, derecho) a una educación pagada entre todos. Por una mera cuestión de cohesión social, bienestar global, e igualdad de oportunidades.

En cuanto a la Travesía Central del Pirineo...expondré con un duro ejemplo gráfico las razones para esa inversión. España necesita, con la máxima urgencia, abrir su economía al máximo a Europa. Permeabilizar nuestra frontera es básico para poder beneficiarnos de las economías francesa y alemana, y el hecho cierto es que  tenemos un atasco fenomenal en el tramo aragonés de la frontera franco-española. El impacto en PIB de la mejora que defiendo (Ferrocarril Madrid-Zaragoza-Burdeos-París) y la autovía Zaragoza-Barbastro-Toulouse, justifican, por sí solos, ese desbloqueo. Sería el equivalente al empleo de un Stent en cirugía cardiovascular. En primer lugar, desobstruímos las arterias, que es lo urgente...y luego procedemos a adelgazar (en éste caso, la administración).

Los intereses y el espíritu monopolístico (Hay que decirlo así de claro) de las comunidades con gobiernos nacionalistas vasca y catalana, han retrasado esa mejora que España necesita desde hace ya demasiado tiempo. Es hora de que un gobierno central termine con esa situación. En cuanto a la financiación...no merece la pena ni comentarlo. Es un proyecto que debe ser prioritario y es perfectamente asumible...a condición de terminar con los centenares de organismos y empresas públicas innecesarias, o que son un nido de enchufados. El alcance del fraude de los ERE en Andalucía, por ejemplo, supondría más de la mitad del presupuesto de la autovía. ¿Alguien cree seriamente que con lo que se desperdicia en los 6 niveles administrativos que soportamos (Municipio, Comarcas, Diputaciones provinciales, Autonomías, Estado y Unión Europea) no puede el Estado disponer de presupuesto para éstos proyectos vitales?

En fin, no creo que merezca la pena entregar mi tiempo y energía a discusiones estériles sobre temas de mero sentido común, pero, por ahorrarme el esfuerzo de explicar mi posición sobre éstos temas una y mil veces,queda, ya, negro sobre blanco.

Yo ya dí mi opinión. Les toca a ustedes exponer la suya.

http://www.eleconomista.es/interstitial/volver/aciertoabril/espana/noticias/4699301/03/13/Las-duplicidades-generadas-por-las-autonomias-cuestan-casi-un-3-del-PIB.html#.Kku8kVkJqWrBIQ7

http://www.larazon.es/detalle_hemeroteca/noticias/LA_RAZON_441965/979-el-fraude-de-los-ere-se-eleva-a-1-400-millones-con-los-pagos-hasta-2015#.U1u1rqIjzDs

Denunciar contenido

4 comentarios

Deja tu comentario
20150225_135926
Santi Hernández De Andrés29 d abril d 2014 a las 08:36 (UTC)
Por supuesto, Don Emilio Alonso, no sería una renta universal ni tampoco sin condición alguna. Tampoco sería tan alta que desincentivara la búsqueda de empleo. Si quiere usted ver la introducción de un trabajo que realicé en su momento, simplemente busque mi perfil en facebook y se la facilitaré. En cuanto a la majadería de los separatistas, ayer mismo me comentaba una persona que, en el mismo momento en que también las vascongadas se independizaran, les nacería la competencia con una línea de alta velocidad Madrid-Burgos-Santander y la conversión de ésta última en la gran alternativa a Bilbao. Unidos, ganamos todos, pero a los españoles, nos encanta transitar por el camino del disparate. Saludos.
Emilio Alonso e.a.l@orange.es29 d abril d 2014 a las 07:03 (UTC)
No soy un experto, pero creo que la renta básica ya la propuso M. Friedman en lugar del sistema de subvenciones. A mí me parece muy respetable e incluso realista, aunque depende de las condiciones (obviamente). En cuanto a las comunicaciones, los independentistas catalanes hablan de cerrar o bloquear la A7, impidiendo así el acceso a Francia, en caso de que "España" tome alguna medida contra "Cataluña", de modo que...
Mia-2
PALOMA GONZÁLEZ LOCHÉ29 d abril d 2014 a las 06:44 (UTC)
Cierto, José Albino, pero para que se conviertan en servidores públicos, nosotros, como público tenemos que entrar en la única formación política que nos permite tomar decisiones, y en eso estamos...
00000000000
José Albino López Cuesta26 d abril d 2014 a las 20:59 (UTC)
Cuando cada político se convierta en un servidor público, y no otra cosa; se acabaron las discusiones.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia