Un pequeño glosario filosófico.

Algunos términos cotidianos desarrollados filosóficamente.

-Amistad: inglés: friendship; francés: amitié; alemán: Freundschaft; italiano: amicizia. “Relación afectiva de carácter positivo entre dos o más personas que comparten actitudes, valores y experiencias comunes. […] En realidad, la amistad no se basa en una coincidencia de ideas u opiniones, sino en una convergencia de actitudes prácticas y morales en virtud de la cual el amigo se comporta con su amigo como consigo mismo.” (Diccionario de filosofía, Diego Sánchez Meca). En la antigua Grecia, la amistad estaba mejor valorada que actualmente. Para Aristóteles, la amistad era una virtud y la califica como el bien más necesario de nuestra vida. Epicuro también centra su ética en la amistad.

A día de hoy, no me arriesgo al decir que pocas personas sabrían definir lo que es la amistad. Podría decir que he usado una cita por comodidad, pero no. He usado dicha cita porque, tras leer 3 diccionarios distintos, es una definición idéntica a mi pensamiento e incluso lo expresa mejor que mis palabras. Resaltaría la segunda parte de la definición. El término “amigo” ha perdido su valor debido a que “cualquiera” puede obtener ese título, ni es difícil ni hay que ganárselo.

Amor: del latín: amor, caritas; inglés: love; francés: amour; alemán: liebe; italiano: amore. Podríamos asemejarlo con la amistad, con la diferencia de que el amor “es provocado por el gozo que produce la percepción de la belleza, por lo que va acompañado del deseo y la atracción sexual” (Diccionario de filosofía, Diego Sánchez Meca). En la antigua Grecia era una fuerza de unión y armonía. Para Empédocles y Parménides es una fuerza que mueve y une las cosas. Se basaba en el sexo, la concordia política y la amistad.

Existen tantos tipos de amor como personas lleguemos a amar.

Actualmente, la concordia política no tiene por qué darse, el sexo y la amistad siguen manteniéndose (incluso se le ha dado especial importancia al sexo como factor determinante en una relación, más que la amistad). Al igual que la amistad, se ha malogrado. El mal uso indiscriminado, sobre todo por parte de los medios y jóvenes, cada vez a más temprana edad, ha hecho que su valor descienda a niveles alarmantes. La amistad no se gana en dos días y el amor no son solo palabras bonitas y un par de caricias.

-Educación: del latín: educatio; inglés: education; francés: éducation; alemán: Erziehung; italiano: educazione. Es el aprendizaje de un conjunto de “técnicas de trabajo, uso y comportamiento” con los que “se trata de fomentar en los individuos la capacidad de adaptar, modificar, desarrollar y perfeccionar esos conocimientos y técnicas” con el fin de crear un criterio propio y conocer. (Diccionario de filosofía, Diego Sánchez Meca).

Actualmente, se ha priorizado la calificación y se ha dejado de lado el gusto por conocer. Los alumnos estudian para los exámenes, no para conocer. El conocimiento, que debería ser un fin, se ha transformado en un medio. Podemos medir la calidad del conocimiento de alguien hasta cierto punto, sí. El problema es que no todo el mundo tiene la misma capacidad para expresarlos del modo común impuesto: Los exámenes escritos. Pienso que el sistema griego de educación es el mejor. También es cierto que la cantidad de alumnos ha aumentado y no se podría dar una clase peripatética, pero basar las pruebas de conocimiento – y no digo prueba como el examen, sino como prueba de “probar algo” - en el diálogo y la argumentación, extrapolándolo a la vida propia y el día a día, me parece un sistema incluso mejor. No todo se aprende de los libros y en las clases teóricas. La educación debería servir para hacernos crecer como personas con un espíritu crítico fuerte y no para tener en un documento las máximas calificaciones. La culpa de esto, a parte del sistema educativo, es de los padres – me remito al ejemplo de T. Melendo, usado en una de sus clases -: Si al volver de clase, le preguntas al niño por las notas, el niño priorizará las notas. Y aquí es donde yo añadiría: Si al volver de clase, le preguntas al niño qué ha aprendido hoy, priorizará el conocimiento. De este modo, el valor del conocimiento es mayor que la calificación de sus “pruebas”. Buscará el conocimiento y no una calificación.

-Hedonismo: del alemán: hedonismus; italiano: hedonismo; francés: hédonisme; inglés: hedonism. Es la tendencia en filosofía moral que identifica el bien con el placer y el mal con el dolor. Consiste en la búsqueda del placer, lo primero amado por el ser humano, por encima de todo y evitar el dolor. Se diferencian dos tipos de Hedonismo: El positivo, el hedonismo tal y como lo conocemos, y el negativo, que busca evitar el sufrimiento, el dolor. Esto se consigue con placeres moderados o sencillos. Freud fue uno de sus mayores defensores, elaboró una concepción antropológica hedonista. Por el contrario, Kant y Shoppenhouer, que dijo:“El cuño de la grandeza es no ir a lo suyo.”, fueron “antihedonistas”.

El hedonismo nunca ha triunfado, pero tampoco ha dejado de existir. En nuestra sociedad actual existe el hedonismo y es claramente visible: El aumento de las zonas y formas de ocio y avances tecnológicos dedicados a la comodidad. El ocio es mejor y mayor método creado por el hombre para la búsqueda del placer. El aburrimiento es el detonante para la creación del ocio. Podríamos decir que el combustible que mueve los engranajes del hedonismo actual, es el aburrimiento.

 

-Sabiduría: del latín: sapientia, prudentia; inglés: wisdom; francés: sagesse; alemán: weisheit; italiano: saggezza. En sus orígenes significó “habilidad para practicar una operación determinada”. Homero la usó en la Iliada para denominar la habilidad de un carpintero. Más tarde se extendió para cualquier arte, en el sentido de realizar una operación. Para Platón era una virtud superior, parte del mundo de las ideas y de las almas más elevadas. Habló de ella como “una investigación de las cosas naturales”. Con Aristóteles alcanzó su predominio teórico. Se consideró como una “ciencia de los primeros principios”, la encasilló como la “filosofía primera”: la metafísica. (Referencias: Diccionario de filosofía, Jose Ferrater Mora).

A mi entender, la sabiduría es el correcto desarrollo de los tipos de saber. Una persona sabia es la que SABE hacer bien las cosas, SABE estar en cada momento y situación y SABE. Una persona sabia entiende que nunca se termina de saber, que siempre se puede aprender a “saber hacer” algo y adquirir conocimiento, esto le hará avanzar como persona, “saber estar” mejor. Cuando te sacas el carnet de conducir, por ejemplo: Aprendes a conducir el coche y las normas de conducción, y a la hora de salir a la calle, sabes cómo actuar en cada momento. El modo de actuar depende de cuanto sepa estar dicha persona.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat23 d octubre d 2014 a las 12:57 (UTC)
Excelente exposición de un tema que tiene el doble atractivo de ser instructivo y además original.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia