Meten a anciano en una cámara hiperbárica y a los de la clínica ¡se les olvida!

  • 24/04/2014
  • 0

Uno podría pensar que el viejito "cogió" más vida, pero, lamentablemente murió al acabársele el suministro de oxígeno de la máquina.

¿Pueden imaginar el terror, aparte de lo sarcástico que te puede resultar la vida?  Vas por vida y salud y lo que consigues es la muerte.

Te encierran herméticamente en una capsula para saturarte durante una hora, aproximadamente, con oxígeno puro, y proporcionarte beneficios como regeneración de tejidos y huesos, depuración y rejuvenecimiento celular, disminución de dolores articulares...

Cámara hiperbárica

Pero ocurre que la clínica y sus empleados se van para la porra y te dejan ahí, encapsulado herméticamente cual pastilla, mirando la estructura tubular que te contiene, oyendo nomás el borboteo del oxígeno al salir a través de la tuberías de plata de la cámara hiperbárica.  Hasta que ocurre lo impensable.

¡Se acaba el oxígeno proveniente de las máquinas o bombonas!  ¡Estas herméticamente encerrado en metal!  ¡Presionas el botón rojo de la alarma para indicar al operador que se ha presentado una anomalía!  Auxilio.

Nadie hay en los alrededores.  Te encuentras sólo porque la clínica cerró hasta el día siguiente contigo en sus entrañas. Nada entra, nada sale en la cámara hermética hiperbárica.  Pateas, arañas, gritas, golpeas...

Y después de 18 horas de encierro tus parientes reclaman tus restos, cuasi disecados por la asfixia, muertos por la carencia precisamente de lo que fuiste a comprar para que te abunde.

Increíble hecho de negligencia médica ocurrido en la Clínica Hiperbárica de Toluca, México, como lo resalta esta nota periodística del diario El Universal, del 24 de abril de 2014.

Detienen a propietario de la clínica y a encargados de la cámara.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia