Ucrania: Hoy y Mañana

Hace ahora un mes escribí una serie de dos artículos titulado Ucrania o como empieza la Tercer Guerra Mundial ahora vamos a ponernos al día de la situación actual.

No voy a repetir lo que ya dije y que, desgraciadamente, sigue siendo válido hoy en día, tras los acontecimientos recientes, sólo voy  a citar el último párrafo a modo de enlace:

La solución menos mala para todos seria dejar Crimea a los Rusos a cambio de una rebaja en el gas a Ucrania y apoyo económico, la entrada del resto de Ucrania en la UE y la OTAN y un tratado de no agresión.

Esto no va a suceder, esta claro que, por un lado Rusia a mostrado musculo y quiere llevarse de Ucrania tanto como pueda, pero el estado Ucraniano, que no estaba preparado en Crimea, si lo está en el este del país, donde ha podido mantener una relativa calma controlando las fronteras con Rusia y desplazando al ejercito. Además hay 60.000 reservistas de la guardia nacional preparados para una guerra civil.

¿Qué ha pasado estos días? Pues, como dije en su momento Rusia esta mostrando músculo metiendo a sus hombres en el resto del país soliviantando la moral de los ruso-parlantes e independentistas y Kiev esta lanzando pequeñas pero estratégicas operaciones militares en aeropuertos y carreteras asegurando las vías de comunicación para un eventual ataque coordinado.

 

Kiev no va a entrar en los edificios gubernamentales ocupados porque, a diferencia de Crimea, no lo necesita, es más le viene hasta bien, ya que, en el momento que se le vaya de las manos bombardeará los sitios donde esta la insurgencia y, si sabe que están concentrados en los edificios gubernamentales el ataque será quirúrgico sin bajas civiles innecesarias.

 

La tregua que marcaron Rusia, Ucrania, EEUU y EU se veía a la legua que no iba a ser cumplida por Rusia, que se comprometió a desarmar a los grupos paramilitares pro-rusos (aka, fuerzas especiales encubiertas del ejercito ruso), no porque no quiera ya que, a día de hoy a Rusia no le interesa coger más de Ucrania de esta forma, sino porque no puede, el asunto ya se le ha ido de las manos y no lo puede controlar, es cuestión de tiempo que Ucrania se convierta en la nueva Siria y la OTAN ya se esta preparando para intervenir en Polonia y Rumanía.

 

EEUU y Europa no pensaban aprovechar esta oportunidad, pero se lo están replanteando seriamente, Rusia está maltrecha y Europa esta en crisis, no obstante la reconstrucción de Ucrania con coste a las arcas rusas de una u otra manera (a costa de embargar fondos a responsables del gobierno ruso corruptos a más no poder, como el propio Putin).

La apertura del corredor mediterráneo de gas a través de España, que sería prioritario en caso de guerra civil en Ucrania, y dejar de depender del gas ruso y el acceso a los yacimientos de gas y petróleo a través de la propia infraestructura europea cortando el gas ruso y aprovechando el gasoducto no dejan de ser muy interesantes para Europa ya que conseguiría una doble finalidad:

 

Por un lado la quiebra del sistema financiero ruso, ya muy debilitado por la crisis ucraniana y los abundantes niveles de corrupción del país, y por otro una solución temporal al problema de paro generalizado en Europa al construir las infraestructuras de gas y servicios para no depender de Rusia, la previsible reconstrucción ucraniana tras la guerra civil y atraer toda la inversión rusa a nuestras fronteras ya que, ni los propios rusos van a invertir en su país si no pueden comercializar productos en el exterior y, además, les están exprimiendo con sobornos, “donativos”, inseguridad jurídica y mamoneo general.

 

Rusia, sin más opciones podría o ceder y negociar en desventaja o responder militarmente (opción preferida del camarada Putin) a un ataque puramente económico, porque, aunque nuestros políticos se llenen la boca con los atentados terroristas de cientos o miles de muertos, saben muy bien que ningún arma mata tanto como la pobreza y eso, lo saben hacer muy bien, solo hay que mirar a África para verlo.

 

Si Europa cede en Ucrania el efecto dominó sería al contrario, Rusia controlaría el gas completamente(Ucrania también puede hacer cosas con su gas en caso de corte a día de hoy) con los réditos que eso generaría en su economía que, junto con la retirada de las sanciones la pondría en una situación dominante, mientras se completa el gasoducto por España, que pasaría a ser una infraestructura no estratégica, es decir una obra de un año podría alargarse hasta 10 y Rusia nos estaría sangrando, además el siguiente paso de Rusia sería hacer lo mismo en Bielorrusia y después anexionarse parte de Moldavia, en la frontera con Rumanía (no necesariamente en ese orden).

 

Llegando a ese punto estaríamos ante un conflicto abierto entre Rusia y la OTAN sin países de por medio que hicieran de colchón, con lo cual tendríamos el mismo problema que ahora con el contra de que no podríamos ceder NADA ya que los Rusos lo tendrían TODO.

 

Cualquier geo estratega que se precie vera claro que la lucha por el gas puede librarse de dos formas, como guerra civil en Ucrania con el apoyo de EU y EEUU al gobierno de Kiev y de Rusia a los pro-rusos al más puro estilo de la guerra fría, metiendo comandos y armas pero no tropas oficiales (Rusia ya lo esta haciendo). O como guerra mundial cediendo a las pretensiones de Rusia hoy la tendremos mañana. Es lo que tiene ceder, como se hizo con Hitler, llega un punto en el que no puedes ceder más y siempre es mejor no llegar a ese punto, como aprendimos con Hitler precisamente.

 

Lo que en un principio podría haberse saldado con la anexión de Crimea  en un “Toma Crimea y vete para tu casa.” Por la tozudez de Putin (al que ya le diagnostico a corto plazo una intoxicación por plomo o similares de gravedad variable) puede estallar en una guerra mundial con suma facilidad, no olvidemos que la inestabilidad en Ucrania puede hacer que alguno de los dos bandos de haga con artefactos “radioactivos” usables desde Washington a Moscú pasando por Londres y Berlín porque, aunque oficialmente Ucrania entrego todas sus nucleares en el 94, oficiosamente podemos decir que “el que tuvo, retuvo” y  eso es un riesgo que nadie quiere correr. 

Así están las cosas ahora el mes que viene ya veremos pero auguro que la cosa estará bastante peor.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Captura de pantalla 2014-03-18 a la(s) 15.57.38
Pescador Santirso Miguel Angel25 d abril d 2014 a las 09:54 (UTC)
Primero, nadie debería tener un motivo para INVADIR un pais soberano, ¿o es que te gustaría que invadieran el tuyo como Rusia hizo en Osetia, Georgia o en Chechenia, a sangre y fuego?.
Segundo, a lo mejor no estas bien informado de las cosas que se hicieron en Ucrania durante las URSS época en la que, a grosso modo tus queridos rusos mataron de hambre (literalmente ya que paso a la historia con ese nombre en ucraniano "Holodomor") a caso 10 millones de personas, que se dice rápido, fueron los responsables del estado de la central nuclear de Chernobil que, por si no lo sabes, está en Ucrania. Y después de la URSS han estado matando de frío a la población ucraniana con sus abusos sobre los recursos energéticos, como el gas, e imponiendo gobernantes cada vez más y mas corruptos, solo hay que ver donde y como vivía Yanukovich mientras su pueblo se moría de hambre.
Claro que los rusos tienen intereses legitimos en Crimea, pero por lo anterior comprenderás que los Ucranianos no quieren ni ver a los rusos.
manuel vazquez mani-12@hotlook.cpm24 d abril d 2014 a las 03:57 (UTC)
que este tipo es un fantoche debe respetar el modo de pensar de occidente y oriente porque por no aceptar a los demas es que estamos en estas guerras rusia tiene sus motivos para tomar crimea y parte de ucranai los q estan como lobos hambrientos y ratas de aklcantarillas son los gringos ladrones periodistas de historitas baratas que sirven alos interes ajenos de ee uu

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia