La Insuficiencia

  • 22/04/2014
  • 0

Pensamiento

LA INSUFICIENCIA

 

¿De lo que carezco, de lo que deseo, de lo que…?. Del tiempo, esa es la respuesta.

En todo este tiempo consumido, en mi vida, se ha manifestado la pregunta hecha; he encontrado la insuficiencia. 

Siempre ha estado el sinsabor del placer en el hecho, la amargura de la alegría, el dolor de la generosidad; el contraluz de mi vida, la ceguera.

A medida del transcurso de ese movimiento temporal, comprendí mi inclusión en él; siempre había estado en un espacio paralelo, en una discordancia. Ahora leo esa armonía ¡Ni una nota más!.

Es comprensible la ansiedad de acaparar en un vaso las estrellas, el azul del infinito;  tapar este con la mano, agitando, y crear el cóctel del placer. ¡No es suficiente!.

Es ahora cuando palpo el pasado, siento la aspereza del dolor, la dulzura del sueño, la acidez de la ironía, y el placer de la alegría. Es la memoria. 

¿Y la realidad? ¿Y el hoy? No sueño el futuro, no hay. Mientras escribo mi alma en este momento, siento. Me pregunto qué es lo que en este momento existe para mí ¿el placer de la escritura?. 

En cada momento que están sucediendo los hechos, se me escapan como la arena entre los dedos, aún dando la vuelta al reloj. Es cuando tengo conciencia de la banalidad y valor de mi existencia; quiero acaparar lo intocable e inconmensurable.

 Quiero controlar la vida.   

Se va transformando mi día de principio en final; conociendo mi capacidad de admitir esa calidad del instante de placer, del momento de dolor; de los múltiples actos de la vida en el pequeño periodo de tiempo. Luego, duermo.

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia