Un toro de lidia que no se siente en peligro

Fadjen es un toro 'bravo' que Christophe compró a la ganadería Domecq para más tarde demostrarle al mundo, lo que según él es "la farsa de la tauromaquia, de los cobardes que disfrutan torturando animales acorralados e indefensos, que sólo tratan de defenderse inútilmente ante sus atrocidades".

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat6 d noviembre d 2014 a las 14:24 (UTC)
José Maria Ortega ha quitado de mi boca las palabras que que yo iba a emplear. En uno d esos quiebros que hace el toro cuando está jugando podría arrancarle a su dueño la cabeza.
José María Ortega cpgvg@hotmail.com20 d abril d 2014 a las 17:49 (UTC)
Bueno, no quiere decir nada este vídeo. El toro puede estar drogado, independientemente de que sea manso. Lo que queda claro es que el toro de lidia es un animal salvaje y no se puede domesticar. Es como el que juega con un león que ha criado, se la juega a que en cualquier momento le de un zarpazo de muerte. Recomiendo a Christophe que no siga "jugando"

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia