Las reflexiones de Anselmo ¿donativos si, donativos no?Pero Convenio R.A. ¡seguro,seguro!

Subir impuestos, recortar, recoger alimentos, campañas benéficas y donativos, rescates, endeudamiento...¿son acaso estás las mejores soluciones?. Esta vez los Anselmos reflexionan sobre tan peliagudo asunto

-Por favor colabora. necesitamos mantas, comida, medicinas agua..¡mañana te puede pasar a ti!..

-Jo, qué complicado está todo-Pensó Anselmo- Y el caso es que recuerdo haber leído un párrafo sobre esto, pero no sé dónde.

-Sé que iba de incendios, a ver si con el buscador.. 

-¡Ah, si!, ¡aquí está!

....Existe la tendencia general a creer que si durante la depresión económica, aplicáramos las mismas medidas que tan buenos resultados nos dieron en tiempos de bonanza, las cosas tendrían que cambiar a mejor. Pero la realidad nos muestra que no sólo no cambian, sino que empeoran.

¿Cómo es posible?

Empecemos por el concepto de Necesidad: Cuando no hay Deuda ni Déficit, la réplica a una Necesidad es un Gasto. El Estado gasta y paga, porque tiene dinero.

Sin embargo si durante las vacas flacas, hacemos lo mismo que nos funcionaba tan bien en las gordas, es decir: responder a la Necesidad con Gasto y Pago, nos encontraremos con un hecho muy curioso: la medida ya no sirve.

El Estado no puede gastar ni endeudarse más. Tiene que recortar, es decir, privarse y privarnos, de aquella Necesidad para la que antes había dinero y ahora no hay.

Sin embargo, si la Necesidad persiste, por tratarse de gastos imprescindibles a los que no podemos renunciar, el Gasto y el Pago ahora ya no serán del Estado (si no quiere endeudarse más) sino de los ciudadanos en forma de donativos, alimentos, ayudas, cuestaciones etc.

Es decir, la ciudadanía está sustituyendo al Estado. Lo mismo que sucede cuando en una población, los vecinos ayudan a una familia que perdió su casa en un incendio.

En la nueva situación, que a todos nos podría parecer solidaria y hasta heroica, la realidad es que todos estaremos un poco peor.

Si cada día durante un mes se produjera otro incendio, otra familia sin hogar y otra cuestación popular. La nueva situación llevaría al cierre de algún negocio, al desahucio de algún vecino que también se quedaría sin casa. (Esta vez vacía y no quemada).

La ciudadanía se daría cuenta que ese (la colecta) no es el procedimiento adecuado. Los ciudadanos de aquella localidad tendrían un problema muy similar al de todos los españoles, chilenos, norteamericanos, japoneses... ahora mismo. 

-Es curioso; desde que pienso como Anselmo, entiendo las cosas mucho mejor.

-Debe ser  porque la Anselmo-Vision, me pone en todos los lugares y no sólo en el mío.

-¡Qué casualidad!. Justo lo que está pasando en Chile, con el incendio de Valaparaiso y los terremotos del Norte ahora y los del Sur antes.  Y en Lorca,Filipinas, Haití, Nicaragüa, México, Oklahoma, New Jersey, Fukushima...Nueva Orleans...Siempre hay un desastre al que respondemos con ayuda, mantas, medicinas y alimentos.

-Claro que los nuevos desastres, y sobre todo el último, nos hacen olvidarnos de los demás: la lucha contra las enfermedades, la atención a dependientes, la falta de fondos para investigación, y sobre todo las catástrofes económicas. Ya sabes, o cañones o mantequilla, pero todo no puede ser.

-Antes, cuando veía las cosas como Manolo y no como Anselmo, tenía una visión mucho más reducida que ahora, porque los árboles no me dejaban ver el bosque.¡Es increible; desde aqui arriba se ve todo mucho mejor!.Lo que antes me parecían soluciones imposibles, ahora me resultan de lo más sencillas!

-Tengo que darle la razón al niño. tenemos que dejar de hacer lo de siempre y ponernos de una vez con lo de nunca. Hay unas cuantas cosas de siempre, que ahora no tocan:

 

  • No toca subir impuestos.
  • No toca recortar
  • No toca aumentar el Gasto Público con cargo a más deuda.
  • No toca gastarnos un solo céntimo en crear empleo.
  • No toca buscar financiación, colocar más deuda o endeudarnos
  • No toca pasar la hucha ni los actos benéficos.
  • No toca salir a la calle a mostrar nuestra indignación.

-¿Entonces que toca?

  • Usar la cabecita y conseguir lo que necesitamos con la razón y no con la lanza.

-Ya...¿pero qué necesitamos?. Se preguntó Anselmo a si mismo.

-Ingresos, Anselmo, ingresos y capacidad de pago para todos.

-¡Angela María! Y está claro que jamás lo conseguiremos, con lo de siempre.

-Pues no.

-Pero si no subimos impuestos, no recortamos, no recaudamos donativos, no nos endeudamos o hacemos algo de lo de siempre, ¿qué hacer? y sobre todo ¿cómo hacerlo?. ¡Hay miles de personas que necesitan ayuda inmediata!

-Y se la vamos a dar, pero será como nunca. No podemos caer en los mismos errores de siempre.

-A ver Anselmo a ver, no me lies. Empieza por el principio y paso a paso,que ya sabes que yo de estas cosas no entiendo.

-Vale. Damos por sentado que ni las subidas de impuestos, ni los recortes sirven ahora, porque los gastos que generan se comen literalmente los ingresos que producen, además de más paro y mas deuda.

-Vale. Entendido. ¿pero porqué la ayuda solidaria, la recogida de ropa y alimentos, los tapones de plastico y las colectas, no sirven?

-Pues...porque ante cualquier catástrofe sea del tipo que sea, los perjudicados no son sólo las personas que se quedaron sin casa, los dependientes sin atención o los investigadores, sino muchos más. Tomemos el ejemplo de Valparaiso.

Aparte de las vidas humanas que no se pueden cuantiifcar ni compensar de ninguna manera, generalmente nos centramos en:

-Superficie quemada y nº de viviendas destruidas

-Nº de afectados por la catástrofe.

Las siguientes cifras que se barajan son las que el Estado, los vecinos o las empresas pondrán a disposición de los damnificados. Sin embargo nos "olvidamos", quizá por las prisas del momento, que hay otros muchos perjudicados directa e indirectamente y que el coste real de la catástrofe es muchísimo mayor.

 

  • Los acreedores de los damnificados, que si antes tal vez tenían problemas para cobrar, ahora posiblemente tengan más o no cobren, además de los costes y perjuicios que la situación produce en las empresas, el consumo, los bancos, las arcas públicas, etc.
  • El efecto multiplicador del gasto que se expande por toda la economía, de manera que a cada perdedor incial se añadirán otros y otros. 
  • Si el comercio y el consumo estaban deprimidos, despues de la catástrofe lo estarán aún más, habrá proveedores que nunca cobren las ventas pasadas y que no puedan vender en el futuro. De poco servirá que se reconstruya la zona con cargo a deuda y más deuda, si no se generan ingresos.
  • Cualquier ayuda en el sentido tradicional del término, será un perjuicio hasta para quien la recibe, ya que tarde o temprano la pagaremos todos, en forma de deuda.¿con más impuestos, con recortes o con ayuda?

 -¿Te imaginas Anselmo, que hubieras amueblado ayer, una de las casas que se quemó y todavía no hubieras cobrado? Pasarías de bueno a malo en un instante. Por todas partes te lloverían peticiones solidarias, de no le cobres, y al mismo tiempo de ¡págame!, por parte de la fabrica de muebles, el banco, el maderero, los trabajadores de la fábrica y la mueblería, sus acreedores y los tuyos. El damnificado se quedó sin casa y sin muebles, y miles (y hasta millones de personas más, también). Son los otros damnificados silenciosos.

-Esto nos lleva a una conclusión crucial, Anselmo:

-Cuando se produce una catástrofe, sea la que sea, es exactamente lo mismo que cuando una familia no tiene con qué tratar una enfermedad o un equipo de investigadores se queda sin fondos para seguir investigando.

Alrededor de los tres casos, hay millones de damnificados directos e indirectos: Desde la ambulancia que no trasladará al enfermo, el laboratorio que no fabricará el medicamento, la gasolinera que no respostará combustible, a la fábrica de microscopios que necesariamente tendrá que despedir trabajadores o tal vez cerrar. Todos esto multiplicado por millones y millones.

-Vaya, ¡qué curioso!

-Son los costes invisibles de la economía, Anselmo. Esos que no salen en las gráficas, pero que nos acompañan desde que el mundo es mundo.

-Claro, si alguno de los afectados, además de la casa,y los muebles, perdió el coche y  estaba en paro, pero iba sobreviviendo con portes que hacía con la furgoneta. Ya no podrá comprar, repostar, ni pagar;  tendrá muchos más gastos que antes y se los ocasionará a otros y otros.

-¡Pues ya está!, ¡que lo ayuden que para eso está el gobierno y los ricos!

-A ver Anselmo, que ahora eres todos y no un solo: el banco, el rico, el vendedor de muebles, el gasolinero, el club de fútbol local, la empresa de transporte de mercancias y viajeros, el estado, el que no se le quemó nada y está de vacaciones en Cancún. O la tienda de la esquina.

-¿qué vas a hacer?.¿regalarlo todo?¿vender fiado?

-¡Ah no se!, ya sabes que de esto no entiendo.¡La culpa la tienen los políticos que ganan enormes sueldos, mientras la gente de abajo se queda sin casa!.

-Me parece muy bien la frase Anselmo, pero dime una cosa: ¿Mientras la pronuncias, alguien recupera su casa, consigue un trabajo o debe menos?

-No.

-No te parece que va siendo hora de que dejemos lo de siempre, indignaciones incluidas y hagamos algo de una puñetera vez?

-¿como qué?

-Como conseguir ingresos y capacidad de pago para todos.

-Tú siempre tan materialista.¡Qué poco solidario eres! Siempre pensando en el dinero.

-Es posible, pero detrás de cualquier reivindicacion, por solidaria que sea, está el dinero necesario para llevarla a cabo. Lo demás es demagogia.

-Bueno, dejemos de chácharas. ¿tú que harías?

-Utilizar la fuerza de las desgracias contra si misma:Aplicar un Convenio R.A.. Tratar de eliminar al máximo los costes invisibles y convertirlos en ingresos. Pero sobre todo:

Mantener la Anselmo-Visión, todo el tiempo.

-¿Y eso como es? ¿Acaso vas a desmantelar los protocolos de ayuda, los puntos de recogida de alimentos o ropa?.

-Ni mucho menos. El Convenio R.A. no sólo es totalmente compatible, sino que el sistema se adapta ensegida: Por eso se llama de Reactivación Acelerada.

-Me tienes en vilo, cuenta, cuenta.

-Empecemos por un caso real. Supongo que sabes que Santiago Wanderers y Top Tur. han ofrecido el 100% de la recaudación del partido del lunes y ponen transporte gratis a disposición de los que asistan al encuentro. Esta una estupenda opción, pero...

Volvamos al párrafo de mas arriba: 

"Si cada día durante un mes se produjera otro incendio, otra familia sin hogar y otra cuestación popular. La nueva situación llevaría al cierre de algún negocio, al desahucio de algún vecino que también se quedaría sin casa. (Esta vez vacía y no quemada).

La ciudadanía se daría cuenta que ese (la colecta) no es el procedimiento adecuado. Los ciudadanos de aquella localidad tendrían un problema muy similar al de todos los españoles, chilenos, norteamericanos, japoneses... ahora mismo".

-Está claro que por buena que sea la intención, la medida no producirá efectos beneficiosos, para nadie. Por grande que sea la recaudación, los gastos se comerán irremediablemente los ingresos y todos sin excepción estaremos un poco peor.

-No creo que a quien lo ha perdido todo, le queden muchas ganas de ir al fútbol y a los demás tampoco.No tienes más que ver que a día de hoy.

 RETWITTEADO POR ALBERTO LÓPEZ AMARO · 7 h

No se han vendido muchas entradas para el lunes... vamos vamos

Y si eso pasa en Valparaiso, imagínate más lejos.

-Tengo hambre-Le dijo Anselmo a Anselmo. No he desayunado.

-Te invito.

-Qué van a tomar los señores,- dijo el camarero que casualmente también se llamaba Anselmo.

-Dos desayunos completos por favor,- le dijeron los Anselmos.

-Aqui tienen los señores, son diez euros.

-Tenga.

-¡Gracias!. Cincuenta céntimos al bote del CRA

-Oye, Anselmo.¿de verdad que este camarero está bien de la cabeza? Le damos diez euros y mete cincuenta céntimos en ese bote de ahí, en lugar de invitarnos. Al fin y al cabo, estamos en una situación de emergencia y hemos venido desde España con todos los gastos pagados...

-Mire Anselmo. dijo el camarero Anselmo.- Llevo tres años con esto del Convenio R.A. y créame que me lo sé, de pé a pá. Con lo de los incendios y los terremotos del Norte, cada vez vendo menos, de hecho son mis primeros clientes de hoy. Si además de no vender diera desayunos gratis, tendría que cerrar y me sumaría sin remedio a los miles de damnificados que ya hay. No le podría pagar a mis proveedores,ni el alquiler del local, no tendría ni leche, ni café, ni churros para mis clientes, devolverría la letra de la casa y el coche.. en fin un desastre.

-Ya, pero meter nuestro dinero en ese bote, ¡me indigna! ¡a saber para quien será! 

-Perdone Anselmo, pero es mi dinero, desde el momento en que me pagaron, y les serví los desayunos. Disculpe, tengo que hacer una llamada.

-¿Maria? Soy Anselmo el camarero. Si,..es para que sepas que  acabo de ingresar 50 centimos en la cuenta del FBCRA (Fondo de beneficiarios del Convenio R.A.? Sí, díselo a todos: Que en el bar de Anselmo, cada vez que haces una consumición el 5% entra el Bote del CRA y los reciben los enfermos, investigadores y damnificados, tanto por desastres naturales como económicos. De Valparaiso, del Sur o del Norte.

-¡Oiga, los de los desastres económicos no!¡No con mi dinero-Gritó Anselmo.

-Le vuelvo a repetir que efectivamente ¡no es con su dinero, sino con el mío!

-¿Y hacienda?¿y Hacienda?, No estará defraudando ¿verdad?

-A ver hombre de Dios, mire el ticket.

Bar de Anselmo-Av de la Esperanza, 23 - Valparaiso.-Chile.

Dos desayunos completos 10€ IVA incluido.

Cuota del CRA... 5%...s/ 10€   50 cts.

-La cuota del CRA la desgravo íntegra porque va a parar a un fondo que beneficia a todos y en todo momento se sabe donde está, lo que no ocurre con los donativos tradicionales, o las ayudas bajo cuerda. Hacienda estará encantada con que haga esto, porque cuanto más aparto, mas desgravo, pero mayor es la base imponible, más vendi, mejor podré pagar, y mas nos beneficiamos TODOS.

-Como aqui no hay intermediarios y para sacar un céntimo del fondo es necesaria una comisión que lo supervise, todo está atado y bien atado.

Unos minutos despues el bar de Anselmo se llenó hasta arriba. Estaban los clientes de siempre y otros que no conocía. Algunos en silla de ruedas y otros en camilla, había madres, padres, hermanos, banqueros, vendedores de muebles, bomberos, voluntarios y parados..

-Una infusión que no esté muy caliente y dos aspirinas, un bocadillo y dos cervezas.

-¡8 euros!- ¡Cuarenta céntimos al bote del CRA!

-Para otra vez las aspirinas las puede comprar en la famacia.

-¡Ah, ¿pero tienen bote?

-Posiblemente si, pero si no lo tienen seguro que lo tendrán. No tiene más que decirle que si no les aplican el Convenio R.A. las comprarán aqui o en otro sitio. donde haya bote:)

-Somos bomberos, por favor seis refrescos y dos aguas.

- 10 euros, pero Invita la casa!. Dijo Anselmo (más que nada, buscando la reacción del Bombero).

-No, no, muchas gracias,-Dijo el bombero, extendiendo un billete.. Que si invita la casa, no se llena el bote.

-Vale entonces, ¡otros cincuenta céntimos al bote del CRA!

-¿Habeis visto cómo lo que parece gratis no lo es? Si el bombero hubiera aceptado la invitación, el bote no se habría llenado y yo habría perdido diez euros, con la falta que me hacen:  a mi, y a mi proveedor,  al banco, y al constructor, y al otro y al potro!

-Tres cervezas, un sandwich, un cafe con leche y dos tostadas!

-Cuarenta céntimos al bote del CRA, un euro al bote del CRA..25 céntimos..

-Puff..estoy vendiendo lo que en la vida, dijo Anselmo, y cuanto más vendo más se llena el Bote!.

-¿Cuánto hay ahora?

-Doscientos treinta y siete euros con cuarenta céntimos

-¡Es mucho! ¿de verdad puedes asumir una pérdida tan grande?

-Si..si es mi ruina, sobre todo si tenemos en cuenta .los 4.748 que vendí y los 4.510.60€ que tengo en la caja!

-Con el Convenio R.A. encantado de tener que "aportar mucho", porque cuanto más aporto, más vendí antes.

Una señora con un niño se acercó a los bomberos y les ofrecio una bolsa con ropa usada, zapatos, leche,  comida  y cuarenta euros.

-Esto para los damnificados. El dinero no es mucho, pero no tenemos más.

-Mami, ¡quiero un helado!-gritó el niño-¡ y unos zapatos!

-De verdad ¡que lástima!, dijo la señora.- Valparaiso ardiendo, y tuvimos que renunciar  a los zapatos del niño, porque queremos ayudar y  no tenemos dinero.

Entonces Anselmo el del bar, intervino:

-¿De que quieres el helado? preguntó al niño

-De vainilla, de vainilla,-gritó el niño

-¿Y usted señora?

-Yo..yo no quiero helado, muchas gracias, ¡solo quiero ayudar!

-De vainilla entonces ¿verdad?. dijo Anselmo mientras le entragaba el helado.

-¡Son dos euros! 

La señora que no entendía nada, le pagó con el dinero que traía.

-Diez céntimos al bote del CRA.

Uno de los bomberos, pasó el brazo por encima del hombro del niño y le dijo:

-¿de qué color quieres los zapatos?

-Negros, negros, unos muy chulis que hay en la zapatería de al lado.

Al poco rato regresaron la madre, el bombero y el niño con zapatos nuevos.

-¿Cuanto te costaron?

-¡Treinta euros! 

-Uno cincuenta al bote del CRA

-La señora de la zapatería me dió estos 200€ para el bote del CRA.-Dijo el Bombero.

De inmediato más de la mitad de los clientes enfilaron la puerta...

-Eh muchachos ¿os vais? ¿He hecho algo mal?-Preguntó Anselmo.

-Nooo..Al contrario.Ponnos otra ronda que venimos ahora ¡Vamos a comprar zapatos!

Minutos despues, regresaron con 500€ para el bote del CRA

-¿Os dais cuenta cómo se llena el Bote del CRA sin donativos, ni pérdidas?-Comentó un bombero.

-Si, cuanto más se vende y se gana antes, más se llena. Nadie tiene que renunciar a nada por ayudar. Comprando gana el que vende, el cliente, el estado y los beneficiarios del BCRA.

-¿Os imaginais que habría pasado si hubieramos tenido que regalar las consumiciones, los helados y los zapatos?

-Si..de todo y nada bueno, dijo el jefe de bomberos. El bote estaría vacío y la cajas del bar y de la zapatería también. A propósito he visto unas botas..

-Ciento veinte euros

-¡Seis euros al bote del CRA!

Un señor con un carro repleto de cajas de bebidas y refrescos se abrió paso entre la clientela del bar.

-¡Hombre, tocayo!-Gritó Anselmo-Justo ahora te iba a llamar, porque me estoy quedando sin mercancía. Me vienes que ni caído del cielo.

-Uff. con esto del Convenio R.A. tenemos muchísimo trabajo, tuvimos que comprar 2 camiones, 6 carros y contratar a 4 almaceneros, 6 repartidores y una chica para la oficina. Paco y María no dan abasto. Y es curioso oye, cuanto más compramos y vendemos, más se llena el Bote del CRA.

-¿Mucho?

-Pues, las ultimas noticias que tengo son de que llevamos más de 20 millones.

-Tanto?

-Claro, ten en cuenta que ya lo está aplicando, la fábrica de cervezas, la de refrescos, y la de camiones y solo esos tres ya facturan muchísimo. Y como además le piden que lo apliquen los que les venden... imagínate...

-¿Y nadie se queja?

-¿Quejarse?¡Ni de coña!,Las empresas pasan de donar y perder, a vender y reducir gastos.

-¿Pero retener el 5% de las ventas, no es perder?.Preguntó un bombero.

-En absoluto, perder es no vender y además de eso, tener que ayudar. Eso sí que es perder. 

-Además con el Convenio R.A., Emergencias recibe dinero, con lo que compran lo que necesitan y no lo que les mandan..¡y cada vez que compran..se vuelve a llenar el Bote!

-Hace un rato me llamaron de Santiago Wanderers y Top Tur. Estuvimos hablando del partido del lunes. Me gustaría convencerlos de que apliquen el Convenio R.A. tanto en las compras como en las ventas. Sería magnífico que todos los clubs deportivos, lo aplicaran, y las empresas de transporte, las fabricas, los ayuntamientos, los museos, los buses, los bancos, la industria y el comercio. Todos ganan y nadie pierde. Chile tendría además de una enorme reactivación economica, creación de empleo y freno a la deuda, un fondo del 5% del PIB anual-y posiblemente más-

-Entonces propones que no entreguen el 100% de lo recaudado el lunes, ni el transporte gratis?.

-Si, es mucho mejor que SW aplique el Convenio R.A. y aporte el 5% de los ingresos, por entradas, camisetas y balones, no el lunes, sino siempre, y Top Tur, aunque ese día transporte gratis a los aficionados que quieran ir al estadio, cobre del FBCRA los tickets, pero aplique el Convenio R.A. a todos sus ingresos y compras. Si todas las empresas de su entorno hacen lo mismo,(otros clubs, empresas electricas,fábricas de lamparas,camisetas, zapatos, balones, limpieza, servicio de bar,helados,etc) venderán como nunca, reducirán gastos y el FBCRA se llenará más y más. Sin donativos, sin huchas(alcancías) y sin deuda.

-Van a ir al futbol, ¡hasta los que no les guste!

 

 

L@s chilen@s se encontrarán con que, sin subir impuestos, donativos ni deuda, cuanto más reciban los que no recibían, más se habrá reactivado antes la economía, creado empleo mayor será  el bienestar y menor la deuda.

Proceso aplicable en cualquier país del mundo y muy especialmente en aquellos que estén sufriendo o hayan padecido desastres naturales y económicos.

 

teorcra.

Y sin embargo se cumple.

 

transdavi

Mis disculpas desde aqui, si alguna de las personas o entidades citadas en este relato ha podido sentirse ofendida de algún modo, desde luego esa nunca fue la intención. Se trata como han podido comprobar de una ficción económica, totalmente posible. Ahora solo falta ponerla en práctica.

 

 

 

 

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia