Que se pongan el velo ellos también

A lo largo de la historia, las mujeres hemos sufrido toda clase de discriminación, maltrato y humillación a causa de la presiones de una sociedad o de una religión hecha para el hombre. Hemos estado intentando que se nos vea, que se nos escuche y que se nos entienda, desde que nos dimos cuenta de que nos educan para servir al hombre y para tenernos controladas en todo momento y exclusivamente para el bienestar y el disfrute del hombre. La igualdad ficticia que nos muestran hoy en día, no es otra cosa que un calmante para que dejemos de luchar, para sentirnos ya libres, cosa que no es real. Lo vemos y lo vivimos todos los días de nuestras vidas, en detalles insignificantes y otros de más grado de indignación.

El hombre por lo general es ¨fornicador¨, cuando ve a una mujer, lo primero en lo que se fija es en su físico y sus rasgos femeninos, y luego imagina todo tipo de actos y degeneraciones sexuales, y no importa la vestimenta que lleve o si va tapada o medio desnuda, los hombres siempre van a tener pensamientos impuros, y por eso nos obligan a nosotras a taparnos y a ser sumisas, pintando de colores lo que es un machismo empedernido, alegando que es para nuestra propia protección.

Decir que las mujeres que no llevan velo y que no van ocultando sus cuerpos tras telas largas y calurosas que casi me atrevería a llamarlas vestimentas de tortura, son FORNICADORAS, en un país laico y libre donde las mujeres somos conscientes de que somos algo mas que un producto hecho, guardado y destinado a un cliente que luego lo dejará en una caja y se irá al mercadillo, es anticonstitucional, da igual lo sagrado que sea el Coran, seguirá siendo un libro que atenta contra los derechos y libertades de los seres humanos.

Hablando de historia, en la época de Mohamed (SWS), la gente era salvaje, de hecho la llaman la época de la ignorancia (antes del Islam), no había leyes que protegieran a la mujer de violaciones en público o de las peleas constantes de los hombres por ella. En otras palabras eran como animales. Hoy en día hemos avanzado lo bastante como para que un hombre entienda que las mujeres somos personas, que somos libres y que podemos ser competentes en todos los ámbitos tanto como los hombres.

Muchas mujeres son conscientes de su esclavitud y desgracia, pero no son capaces de manifestar su indignación ni de rebelarse por miedo. El miedo es la causa, es el arma que usan todos los sistemas para controlar a las masas. Nos educan para depender de los hombres y nos enseñan que Alah ama a las mujeres sumisas y obedientes, y odia a las mujeres libres y rebeldes. Se justifican con la idea primitiva de que el hombre es más fuerte físicamente que la mujer.

Atentar contra nuestro honor por no acatar las leyes impuestas por el hombre, no parará nuestra lucha por lo que es nuestro derecho de ser libres, al contrario, sólo hace que seamos mas consistentes y mas valientes para conseguir nuestro propósito, y cada vez habrá mas consciencia en las mujeres, mas rebeldía y mas deseo por que el sueño de la igualdad se haga realidad.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Yo
Antonio Borreguero Galiano5 d diciembre d 2014 a las 19:36 (UTC)
Ni siquiera yo (y eso que soy muy entendido) lo habría explicado mejor...
Fran D1 d diciembre d 2014 a las 10:30 (UTC)
Muy acertado lo que has escrito ............ y como hombre te felicito!!!!!!!!

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia