Es que el hombre sigue siendo un lobo para el hombre

  • 19/04/2014
  • 0

Es que el hombre sigue siendo un lobo para el hombre

 

 

Ayer una amiga del facebook, se hacía una serie de preguntas, que seguramente, nos hemos planteado alguna vez… 

 

(“Hay cosas que no se pueden explicar, porque por haber, hay gente para todo, como se suele decir , cada persona es un mundo. Me ha llamado mucho la atención leer en perfiles de algún que otro amigo judío su posición en el conflicto ucraniano..Podemos tener formas de pensar diferentes en muchas cosas, pero nunca podré entender que un judio se ponga de lado de los fascistas nazis. Repito, hay cosas que no se pueden explicar, Luego pensé que Adolfo Hitler y su amante la Brown eran judíos, recordé que el mayor inquisidor español Torquemada era también judío, Himmer era homosexual, y su amante era un aleman que lo abandonó por un judio, de allá nació su odio por los judios, estaba traumatizado y fue un pintor frustrado. Preguntarse el por qué éstos odiaban a los judíos siendo ellos judíos., es como preguntarse por qué Francisco Franco, maltrató, asesinó y torturó a los españoles él siendo español?. Por qué el Rafael Leónidas Trujillo tiranizaba a los dominicanos, él, siendo dominicano?. Por qué Fidel Castro Ruz ,otro dictador asesina, tortura a los cubanos él, siendo cubano?. Por qué Salazar Oliveira, el terrible fascista, asesinaba, torturaba a los portugueses, él, siendo portugués? .Y hay más ejemplos, está el sanguinario Papa Doc, Duvalier en Haiti, en Corea del Norte, en Saudi Arabia, Anastasio Somoza,,el dictador en Nicaragua, Augusto Pinochet Ugarte, asesino y dictador en Chile y, así hay muchos ejemplos... son un subproducto del odio y como nos dejara la poeta polaca Wislawa Szymborska en el poema del mismo nombre, 'El odio' ‘Crea él mismo las causas que le dan la vida. Aun si duerme, nunca descansa en paz’”) (Sic)

Preciosa escrito y no menos interesante e  inquietante reflexión de  Nasama Ali Ahmed.

 Recordé también que en Israel hay también grupos Nazis…increíble;  jóvenes hebreos, hijos de judíos, israelitas y sin embargo reconociendo su fascinación y orgullo por ser Nazis, también recordé haber leído alguna vez, que la idea de poner en marcha la Inquisición, fue obra de un Judío converso o no….que cosas tiene la historia humana…

Vi  esta reflexión, me vinieron estos recuerdos a la mente y respondí, con bastante tranquilidad, he de confesar…dije que de la misma forma que Plutón devoraba  a sus propios hijos o que Caín y Abel eran hermanos… una forma simplona  y demasiado condescendiente con la condición humana…otra forma más de hacernos los ciegos y los sordos ante lo que ocurre a nuestro lado Tendremos que reconocer que,  aunque siempre lo hemos dejado correr sin darnos una respuesta clara y  muy rápidamente lo hemos zanjado diciendo, que el ser humano es así….y que siempre seguirá siendo válido, eso de que “el hombre es un lobo para el hombre”. El  “Homo homini lupus” locución latina,  originaria de la  del comediógrafo latino .",  Tito Macio Plauto  "Lupus  est  homo  homini, non homo,  quom  qualis  sit  non  novit” (Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro),  frase popularizada por Hobbes en su obra el “Leviatán”.  Obra de cuya lectura se nos abrirían los ojos a la condición humana a la vez que nos espeluznaría….como si no nos conociéramos o nos negáramos a reconocernos a nosotros mismos.

Nietzsche o Rousseau también aludieron a esta frase, con sus diferencias y peculiaridades…desgraciadamente…Hobbes está más cerca de la realidad.

 

 

A colación de todo esto me vino a la mente el famoso “Experimento Milgram”,  y de acuerdo a sus conclusiones, viene a dejar claro que los seres humanos son malvados y esto tiene una estrecha relación con las figuras de autoridad.

De esto podríamos concluir que todo grupo humano que se establece,  se jerarquiza por si mismo...y que esa jerarquía en el grupo termina generando horror en más de  la mitad de las ocasiones.   Bajo  una jerarquía de grupo, desparece nuestra conciencia de bien y mal; si seguimos órdenes, y las acatamos,  engañamos a nuestra conciencia…y cualquier orden,  la aceptamos , a la vez que se nos crea la necesidad de cumplirla…ya sea justa o injusta,  ya que nuestro sentimiento de posible culpabilidad en su ejecución, deja de existir.  Ante el rango superior del significado de una orden, desaparece nuestro sentimiento de culpa.

En el individuo  y en su respeto respecto hacia  otro individuo, se encuentra la bondad. 

En el grupo humano (o la humanidad) en genérico  se encuentra la fuerza; pero una fuerza que se puede dirigir en cualquier dirección, y que por ende hace inmune al sentimiento de culpa y moldea la ética del individuo inmerso en ese grupo  o tribu.

De un humano se puede esperar el mayor altruismo y sacrificio por otro ser humano. Sin embargo, del grupo humano, se puede esperar hasta las mayores atrocidades hacia cualquier humano o grupo humano, al que consideren extraño o diferente.

La parte violenta del ser humano o la parte violenta de la sociedad, se manifiesta más claramente en el grupo, por la impunidad que representa....ya  que el sentimiento de culpa en la conciencia, se diluye, desaparece, mitiga o el individuo  no responsabiliza de sus actos. Toda la responsabilidad  individual, se diluye bajo una orden,  una bandera, una idea, una afición,  etc..., cualquier excusa puede servir  para conformar un grupo diferenciado de otros. En el fondo de nuestro ser, siempre se encuentran todos los aspectos del ser humano en su grado correspondiente a cada individuo. El peligro viene cuando dejamos de ser un ser humano para diluirnos dentro de un grupo jerarquizado, el peligro es la despersonalización; todos hemos oído alguna vez este de que si le pones una gorra a cualquier chiquilicuatre, al momento empieza a creerse que es un general… el uniforme es el primer paso.

Del individuo todo lo bueno. Del grupo o colectivo humano lo peor.

No perdamos nunca la conciencia del ser humano e individual que somos…somos individuos, y los derechos son de los individuos y para los individuos. No caigamos en la trampa de los derechos colectivos…pues lo que encierran en una dictadura en ciernes; se nos despersonalizará y empezaremos a sacar lo peor de nosotros mismos.

Lógicamente, no somos nada si no fuese por la sociedad.  La sociedad huma es imprescindible; pero sin perder  nuestra conciencia de individuos aportando nuestro esfuerzo personal por el bien de la sociedad.

 De ahí el ejemplo que nos brindan los nazarenos en Semana Santa, que  buscan el bien dentro esfuerzo colectivo, haciendo un ejercicio de humildad; buscando hermandad sin jerarquías ni distinciones.  Hasta que no seamos todos humanos en lo individual, y nazarenos encapirotados en lo social...estaremos abocados a las contiendas; por una u otra razón o por una u otra sinrazón.

 

Como contrapunto a la frase de Plauto, mejor quedémonos con la frase de Séneca  "el hombre es algo sagrado para el hombre"….

Que algún día se haga realidad la frase de Séneca.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia