ÁNGEL 529

No pretendo que un runner o no, lea este testimonio apenas este posteado, pero si aún crees en la solidaridad, tómate tu tiempo que alguien se va a tomar el tiempo para ti.

The North Face Endurance Challenger. Kilómetro 20. Una muralla que rasca un cielo en combustión y un calambre que aprieta ambas extremidades. Un par de kilómetros para la meta y tres, de arrastrar esta amenaza. Esta cuesta no se registró en mi mapa, esta contractura no la contemple en mi estrategia. Sin electrolitos ni glucosa. Un NN, otro runner, ahora mi amigo. -¿ Tienes una barra? -trémulo le pregunto. -No, pero tengo la mitad de un gel. -Sin vacilar me entrega. Un shot de azúcar y alivio sacude mi desaliento. El 529 en la espalda se aleja de mí, sin darle las gracias. Resuelto el calambre, resuelvo trepar la muralla, lentamente, con intervalos para descansar. La cima la convertí en mi meta y la meta oficial en el paraíso. Ahora solo resta el descenso, una trocha para llegar a la autopista y luego ubicar a ese ángel. La arena complicaba mi recuperación, pero no impedía visualizar mi cometido, menos aún al 529. Aceleré el paso para expresarle mi gratitud, pero yo no era el veloz, sin embargo, el sí más lento. Un calambre lo cogía a un kilómetro de la hazaña, sin agua ni azúcar. El desprendimiento no puede pagar tan caro. -Continúa. -Insistió. -No, te acompaño hasta el final. -Me cerré. Dick Lopez, montañista en Huaraz, cruzó la meta conmigo, el primero desde luego, con mis aplausos detrás y con una deuda infinita. Que espero nunca sea impaga, cuando esta misma historia se tope en tu sendero.

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat26 d octubre d 2014 a las 14:42 (UTC)
Magnifico ejemplo de solidaridad y de compañerismo.
Enhorabuena.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia