¿Somos o no somos?

¿Tiene voz el pueblo? Me refiero al que se ha llamado protagonista de la presunta democracia. Pero pregunto en realidad por otra cuestión: ¿Es manipulable el sentir de las gentes y por tanto la “voz del pueblo”. Trataré de ser más claro.

¿Será que no existe la llamada voz del pueblo? A juzgar por las apariencias, este es por entero manipulable y la opinión de las masas se va acomodando en virtud de los múltiples estímulos que le llegan; pareciera que la llamada voz popular o más poéticamente “el clamor de las gentes”, es en realidad la voluntad de esos otros, que manipulan mediante diversos modos; a través de la publicidad, a través de las medidas de gobierno, a través del clientelismo, etc.

Cuando alguien se preocupa por el monopolio que los medios pudieran ejercer sobre las gentes y por lo tanto, inducir a las masas a volcarse hacia uno u otro bando ¿está diciendo entonces que el pueblo y su “sagrada voz” puede ser manipulada? Porque si esto es cierto, que las gentes responden a los estímulos según la cantidad y calidad de la propaganda inseminada; el pueblo no tiene voluntad sino que solo reacciona a los estímulos que le van llegando. ¿Cómo se podría entonces representar la voluntad de un pueblo? En todo caso, lo que se representaría, sería apenas la moda de opinión que se ha impuesto en ese momento determinado.

Cuando se teme que una opinión mediática monopólica domine la mente popular… ¿se subestima al pueblo o se lo estima en su justa medida de voluble cretinismo? Algunos han dicho que la voz del pueblo es la voz de Dios ¡que cosa más extraña! Porque hubo momentos en la historia donde la voz del pueblo iba a favor de la masacre étnica o de las dictaduras, ¿qué pensar de esos períodos en donde las gentes apoyaban la segregación racial como sucedía en los Estados Unidos hasta bien entrada la década del sesenta? Dicen que gran parte del pueblo alemán apoyaba la matanza de judíos y recuerdo que buena parte de los argentinos pedían por un golpe militar.

A mi me parece que Dios calla bastante o que no sintonizamos su voz; en todo caso, no creo que su voz sea la de la gente, ni ahora ni antes, quizás en el futuro. En realidad la pregunta de fondo es acerca de nuestra propia capacidad de decidir, de si tenemos o no voluntad, independiente de lo que suceda, de si somos un sujeto y que, por lo tanto podemos constituir pueblos, o un mero mecanismo que va reaccionando a lo que nos estimula.

Mario Rovetto

© Derechos reservados

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia