• Inicio
  • Cultura
  • Visión política- social en Venezuela a partir de “El pasajero de Truman” de Francisco Suniaga.

Visión política- social en Venezuela a partir de “El pasajero de Truman” de Francisco Suniaga.

A través de está obra, a saber, "El pasajero de Truman" de Francisco Suniaga se vislumbra una síntesis de algunas ideas del itinerario de la política venezolana

César Augusto Zambrano

 Escuela de letras. Facultad de Humanidades y educación

Universidad de los Andes. Mérida Venezuela.

 

Visión política- social en “El pasajero de Truman” de Francisco Suniaga.

 

Durante la historia venezolana la literatura tiene en su haber una tradición o búsqueda a los problemas cotidianos en la política y la sociedad, es decir, que es relevante el énfasis que se hace al momento de conocer los procesos de cambios históricos ocurridos en la nación. A partir de la literatura llegamos a lugares pocos tangibles a la realidad. Gracias a esos lugares que nos proyectan los artistas (literatos) por su deambular: cotidiano y mundano, observamos las  manifestaciones literarias que luego son materializadas, este el caso de de un hombre que lleva por nombre Francisco Suniaga, a través de él vemos la conciencia creadora, en la cual la relevancia se basa en los cambios, transformaciones y metamorfosis en la política y la sociedad venezolana. “El pasajero de Truman” es una obra con un corte político-social relevante, una gran muestra de: periodismo, literatura, y en su totalidad investigación sobre la política venezolana. Esta obra nace para demostrar y conocer la parte oscura de nuestra historia” que morirse sin aclarar algunos aspectos oscuros de un hecho relevante para la historia del país sería una gran irresponsabilidad” (Suniaga, 2010:11) ya notamos la gran búsqueda de esclarecer hechos importantes de la historia. Es una necesidad que Francisco Suniaga ampara en su inconsciente, para luego transformar lo que será el dialogo entre: Diógenes Escalante, Humberto Ordoñez y Ramón Velandria, personajes importantes en el “Pasajero de Truman.” Dentro de la obra nos trasladamos por el vasto universo de XXIII capítulos, los cuales componen el mencionado libro, y a través de los mismos se ve reflejado la necesidad de explorar la cultura venezolana. “Es necesario que usted  y yo, que fuimos parte de la peripecia más infortunada vivida por Venezuela en el siglo XX aclaremos algunas cuestiones oscuras en esta historia” (Suniaga, 2010:16) en este argumento notamos como se busca aclarar por medio de un diálogo entre; Humberto Ordoñez y Francisco Suniaga, es decir, Ramón J Velásquez y Hugo Orozco, dos personajes que han hecho vida política de Venezuela, una clara noción de la sociedad política venezolana

Las imágenes corren a través de nuestra mente, desde Caracas a New York, desde Bolívar hasta Diógenes Escalante. Por medio de estas comparaciones podemos notar el camino que ha de tomar la historia de nuestra nación, puesto que: Siempre se ha buscado un salvador y Suniaga compara a Diógenes Escalante con Bolívar, en la búsqueda de la salvación del país, para tener un claro reflejo de la proposición mencionada hemos encontrado la siguiente cita que puntualiza la idea:

-          [De Pan American Nueva York-Caracas el 7 de agosto de 1945., presencio el recibimiento apoteósico que le hizo la ciudad, comparable  al triunfo que le celebraron a Bolívar ciento treinta años antes., y estuvo allí para empalagarse con los aduladores que plantaron sitio a la oficina del venezolano escogido por la providencia para gobernar la transición política del siglo XX] (Suniaga, 2010:18)

 

En la cita plasmada observamos la base de esta historia, como es a saber: “El Pasajero de Truman”. En la obra encarnan las ciudades como Nueva York-Caracas. Se hace énfasis en este país del norte de américa   producto de la estadía de Diógenes Escalante en la mencionada ciudad, en su paso por la diplomacia venezolana. Diógenes Escalante, fue un hombre nacido en Quiniquea un pueblo del estado Táchira en el año de 1879, él mismo murió en 1964 en Miami, es por tal motivo que hay una asociación entre USA y Venezuela en cuanto al personaje. Suniaga toma como claro ejemplo de un salvador, un triunfo para el país sumido en grandes dictaduras.

Realidad de un andino en la Guaira

Mientras deambulábamos por el mundo de la lectura, nos encontramos con algo fascinante, es decir, la magia de la creación literaria, puesto que la realidad de un andino la refleja de gran manera el literato, fuente ingeniosa de su visión, como no resaltar la siguiente cita en la cual un andino se siente retratado no sólo como el personaje de Humberto Ordoñez, y  Diógenes Escalante, sino también el hombre común de los andes, quien después de observar tantas montañas se encuentra con otra realidad:

                            [Uno de los recuerdos imborrables en mi memoria fue la primera vez que fui a La Guaira y pude verlo. Aunque se podía ir por tren, y era incluso más barato, me recomendaron que viajara por carretera pues la vista era mejor. Tomé un en Caño Amarrillo y comencé ese viaje que tengo aun muy vivido en mi mente. Cuando ya la carretera a bajar, había una curva muy pronunciada, el bus giro con ella y de pronto, ante mis ojos, a la distancia apareció el mar, azul, abierto, infinito. Fue en ese instante cundo entendí la inmensidad del mundo. Nada en cuanto había leído sobre el mar, ni lo que me habían descrito, ni las fotos o pinturas que había visto se le comparaban. Allí se renovó mi fe en Dios, fue un momento místicos en mi vida] (Suniaga, 2010:29)

 

Es un acontecimiento que trae consigo la visión humana, en donde se conjugan: el mar, el azul y el infinito, que se asocia al arte de narrar de Francisco Suniaga. Dios y el misticismo, están presente dentro de la obra literaria, en la cita anterior lo podemos notar Allí se renovó mi fe en Dios, fue un momento místico en mi vida. Esa renovación y misticismo es una profunda búsqueda a graves problemas que se observan frecuentemente en nuestra nación, es por ello que a través de la narración se consuman ideas; filosóficas y religiosas, que sirven de base para desmontar nuestra historia, y específicamente de un andino en la política.

 

La visión política es identificada desde 1899 en época de Cipriano Castro, es Suniaga que recorre la historia para esclarecer un movimiento como aquel que llego a la capital(Caracas) como la revolución restauradora “En 1899, cuando el General Cipriano Castro, al frente de lo que el mismo llamo revolución restauradora, tomó la grita, quiso reclutar para su montonera a los alumnos superiores del colegio padre Jáuregui”(Suniaga,2010:36) esta aclaración nos enfoca la idea: política-social, es de notar que dentro de la mentalidad política a fines del siglo XIX todavía existía gran ignorancia, puesto que “La base de la república es la nación” Parafraseamos a Platón con la finalidad de demostrar el grave error en el que incurría Cipriano Castro, esa búsqueda de poder sin escrúpulos, como llevarse el futuro de la nación los estudiantes para cumplir con una idea errónea, y que se ha visto marcada por los politiqueros venezolanos.”Se destruyen amistades muy viejas, sacramentos bautismales y hasta los nexos de familia por disputarse el poder” (Suniaga, 2010:38) He aquí el gran problema del país la búsqueda de poder sin escrúpulos.

Una tesis de grado publicada por  la Universidad de Los Andes (Bogotá)

Hemos recorrido un poco la cultura del país a través del “Pasajero de Truman” pero en dicho encuentro con la lectura nos topamos con una intertextualidad que se puede aplicar al subtitulo señalado, ya que según los argumentos utilizados por Suniaga existió una tesis que hacía referencia a la política del año de 1968 en Venezuela” Un libro donde se analiza el impacto que en la democracia venezolana tuvo el desconocimiento del 68. Fue una tesis de grado publicada por la universidad de los Andes, en Bogotá, escrita por una académica colombiana de apellido Bejarano” (Suniaga, 2010:139) Es decir, que no solo las irrupciones políticas han sido menester desde ciudades venezolanas, ya tenemos plena conciencia de la invasión de Cipriano Castro a Venezuela, que ironía es por eso que Colombia está presente en el texto con su capital (Bogotá)

Dentro de la conciencia venezolana siempre está presente consciente o inconscientemente; la idea de un héroe que tantos problemas culturales nos ha acarreado, es decir, la contracorriente de la idea del líder-héroe. He aquí un problema del común popular que nos deja con mucho énfasis la lectura “Los lideres como Gómez no son carismáticos y van a contracorriente de la idea líder-héroe que dejaron sembrada en nuestro imaginario Bolívar, Páez y otros próceres independentistas., esa idea nefasta que nos lleva a presumir si el país está en crisis hay que recurrir a un héroe, a un Cid Campeador” Mezcla entre intertextualidad, y búsqueda de héroes en nuestro país, han hecho que el mismo incurra en errores del pasado. Es una constante basta con observar la historia para recoger los problemas mundanos y cotidianos en la historia utópica de la independencia.

Para sintetizar la obra será necesario explicar que el pasajero de Truman se debe a lo siguiente:

-Harry Truman ofrece colocar un busto de bolívar en Missouri” Cuando ya seas presidente, en la primera oportunidad que tengamos, tal vez el año que viene, vamos a Missouri a develar juntos el busto del Libertador Bolívar” (Suniaga, 2010:171) Es el proyecto que le planteó Truman, a Diógenes Escalante, no hay que olvidar que a la muerte de Roosevelt el poder o la presidencia la tomó Harry Truman.

Lleva por nombre el pasajero de Truman, porque Diógenes Escalante con su demencia senil regresa en el avión presidencial de los Estados Unidos “Cuando vuelvas a Estados Unidos los harás en The Sacred Cow el avión mas famoso de este país” (Suniaga, 2010:172)  He aquí el regreso, por tal motivo se le atribuye el titulo “Pasajero de Truman” a la obra.

Terminaremos de plantear las ideas con el siguiente fragmento: “En el fondo, Venezuela nunca ha cambiado ni cambiará. Se hizo de prisa, se independizó de prisa y ahora hay quienes tienen prisa por sacarla del atraso. Pero el precio de esa prisa histórica ha sido demasiado alto” (Suniaga, 2010:74) Por medio de la lectura se llega a lugares inimaginables, “El Pasajero de Truman” Nos lleva por la realidad del país, pero con ideas enfocadas en una búsqueda de sinceridad en el venezolano.

 

 

Consulta:

SUNIAGA, Francisco: El pasajero de Truman. Caracas, editorial de Bolsillo,2010

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia