La madre que le robaron una perla

  • 07/04/2014
  • 1

.2 da Pedro 2:22 Pero les aconteció lo del verdadero proverbio: El perro vuelve a su vomito y la puerca lavada a revolcarse en el cieno.

Había una vez una madre que tenía varias perlas en su casa pero  un día vino un cerdo y robo una de esas perlas. Esto fue en el año 1997 cuando la arranco de la falda de esa madre y se la llevo lejos, la madre cuando se percato que se había desaparecido una de sus perlas comenzó a buscarla y a buscarla hasta que la encontró, ese cerdo fue ayudado por un perro cómplice que lo llevo hasta Vega Baja donde su familia le dio albergue.  Al recuperar a su hija el padre le obliga a casarse con su victimario una niña de apenas 14  años y comienza un matrimonio de trato cruel y violencia durante 16 años. Ese puerco ataca otra vez para el año 2000 a la señora dueña de las perlas y acomete contra 2 de sus perlas para robarlas, altera la paz de ese hogar, no logra su propósito.  El hermano del perro comete abuso sexual contra uno de los hijos de la perla robada para el año 2012 y la perla intenta proteger a su ostra pero su perro marido en confabulación con su madre y hermanos acallan la vileza y ahogan la voz del niño.

La madre del perro y un hijo suyo mientras se investiga el supuesto abuso sexual van a la casa de la madre de la perla robada y la amenazan e intimidan, diciéndole que la perla robada la va a pagar por 4 veces consecutivas y después de eso para el año 2013 comienza una odisea de mentiras e intrigas contra la perla robada.  Este mismo marrano para el año 2014 atento contra la perla que se robo y le arrebata sus 4 ostras. Con acusaciones medio falsas y con premeditación mete presa a la perla hurtada, el Departamento de la Familia le entrega los 4 menores a ese perro y le niega a la abuela materna sus derechos y expone a los menores a un ambiente donde hay 6 varones incapacitados mentales (uno de ellos agredió sexualmente a su sobrino)  y una abuela incapacitada y un padre agresor sexual. Espero justicia y que por una persona sea incapacitada mentalmente o tenerle pena no cometan el mismo error que cometí al permitir a un agresor sexual casarse con mi hija. Ahora me preocupa la suerte que puedan correr esos 4 menores en el seno familiar de ese cerdo. 

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat3 d noviembre d 2014 a las 17:06 (UTC)
Terrible historia en la que solo echo de menos la aparición de un cazador provisto de una buena carabina de repetición.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia