Medice cure te ipsum

  • 06/04/2014
  • 0

Juan José Rodríguez Sendín, presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), propuso la semana pasada sancionar a aquellos que abusen de los servicios sanitarios. Se refería a la gente que acude a los servicios de urgencia sin pasar antes por su centro de salud, no recoge las pruebas médicas solicitadas, no se retira de la lista de espera aún siendo atendidos o la duplican en dos comunidades autónomas para ganar tiempo... Todos hemos podido ver —y padecer— como hay gente que acude a los servicios de urgencias, de manera consciente, por nimiedades o por no querer esperar la interminable lista de espera que les corresponde.

Quizá habría que valorar si esta gente tiene otros problemas ajenos a los médicos, como la soledad, la vejez, el miedo... y necesiten que el médico —o cualquiera— les rescate de esos problemas. Sancionar a estas personas podría ser una solución, si nuestro único fin es el recaudatorio. Cosa que dudo, puesto que actualmente España está a la vanguardia en la atención al paciente. Lo que desde la OMC están pidiendo, en resumidas cuentas, es que la gente se autodiagnostique y valore si debe ir al médico o no, so pena de ser sancionado.

Imagino que el señor Rodríguez Sendín también propondrá que se sancione a los facultativos que yerren en sus diagnósticos. Como aquel que aseguró que una paciente —o pacienta que dirán mis amigos, los posmodernos trasnochados— tenía gases y posteriormente tuvo que ser intervenida de urgencia de peritonitis tras la insistencia de la madre y llevarla al hospital hasta en tres ocasiones (caso real). ¿Se sancionará a la administración cuando se dé una cita urgente para el oncólogo a los diez meses? ¿Y cuando sea la propia administración quien retrase una cita médica? Quizá el señor Rodríguez Sendín no haya oído hablar de la frase que da nombre a este artículo y que aparece en la Biblia: Médico, cúrate a ti mismo (Lc 4, 23).

Piensen.

Sean buenos.

La canción regalo de hoy es Exit. Dice la letra: Las manos que construyen, también pueden demoler. Y para acabar incluye un extracto de Gloria de un tal Van Morrison. Sencillamente espectacular. Disfruten. Es U2.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia