Olvido Perenne

  • 04/04/2014
  • 2

Olvido Perenne

 

Cuarto frío que por las noches me recuerdas,

A ese triste niño que por las noches titirita,

Como la fuente sollozando, ya marchita,

Abrumado me levanto ¿a dónde caminas?

 

Tan perdido en su cuarto, amarrado al olvido,

Recita por siempre las mismas dos palabras,

¡Perdón! ¡Gracias! Relega sus mil malas obras,

Pero luego el céfiro retorna el recuerdo.

 

Empapado de orines se dispone a gritar,

Nadie desvela por el carcomido mármol,

Tan sólo el vejado arándano lo ha de sanar,

 Pronto se secarán las Raíces del árbol.

 

La tumultuosa multitud acercará,

Y el remordimiento en las venas crecerá,

Su barba de nieve queda se volverá,

De noche, la blanca paloma morirá.

 

 

 

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Uriel cogitoergosumquid@gmail.com1 d noviembre d 2014 a las 04:25 (UTC)
No tengo ningún inconveniente, pero te puedo decir con certeza que no cambiaría lo que escribí, tal vez lo tomaría en cuenta para nuevas creaciones, y no es por pedantería, más bien es por el hecho de que si lo escribí así fue porqué así lo sentí, y es parte de mí, un recuerdo que no puedo trastornar...
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat31 d octubre d 2014 a las 21:39 (UTC)
Si supiera que una crítica constructiva no te iba a molestar, te habría hecho algunas observaciones.
A tiempo estamos si me autorizas.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia