La importancia del desarrollo socioemocional en el niño

3Logros
×1

“El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde” Gabriela Mistral

El desarrollo socioemocional.

Diversos autores señalan que la socialización es el mayor indicador de calidad de vida y afirman que si se mejora el funcionamiento en esta área se pueden obtener resultados prometedores.

Un niño con una estructura emocional estable tiene sólidas herramientas para hacer frente, con mayor disposición, a los retos que tanto la vida académica como social y familiar le imponen.

En ocasiones, para los adultos que tienen a su cargo la educación del niño, es motivo de duda y preocupación el establecimiento de la disciplina y la formación en valores, sin embargo, es necesario que el niño sea provisto de una estructura externa que le permita la internalización de límites para un desenvolvimiento funcional y adaptado a los diversos entornos de los que participa.

 

Las principales dificultades.

El niño puede manifestar conflictos en la interacción con sus pares y mayores, al establecer relaciones inadecuadas que van desde el retraimiento excesivo hasta la agresividad verbal y/o física. Otros indicadores de alerta son la incapacidad para ajustarse a una estructura de límites y reglas, la baja tolerancia cuando los eventos no suceden como esperan o desean, la dificultad para el manejo de las emociones y el dominio de sí mismo, las conductas impulsivas y la escasa motivación hacia los deberes y obligaciones, entre otros.

 

¿Qué hacer cuando surgen dificultades?

Como adultos, es fundamental ocuparse de los posibles obstáculos que surgen en el desarrollo del niño. Primeramente, es necesario determinar el tipo de dificultades presentadas para diseñar un plan de tratamiento eficaz que permita el despliegue de las capacidades globales del niño. Para ello, es importante acudir a diversos especialistas como psicólogos, psicopedagogos y neuropediatras, capacitados para brindar la orientación requerida o canalizar al especialista indicado según sea el caso. Siempre es mejor la prevención que la corrección y una intervención temprana eficaz puede hacer la diferencia.

Denunciar contenido

4 comentarios

Deja tu comentario
beevozblan
Sandra García27 d abril d 2015 a las 08:31 (UTC)
Cuando un niño tiene un comportamiento en el cual llega a tener una especie de crisis de ansiedad al enfadarse por cualquier asunto que para un adulto no tiene importancia... ¿a qué especialista médico hay que acudir?
Con José Revueltas
Alina Noemí Vega Valencia29 d diciembre d 2014 a las 21:53 (UTC)
Gracias por sus palabras! Enriquecedoras por la forma tan profesional en la que son redactadas como crítica constructiva. Felices fiestas.
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat28 d diciembre d 2014 a las 14:07 (UTC)
Te deseo toda la felicidad para el 2015.
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat21 d octubre d 2014 a las 21:24 (UTC)
Me parece muy bien todo lo que se haga por el bienestar del niño, pero me parece que se le está dando mas importancia de la que tiene a las posibles rabietas que pueda coger por diversos motivos.
El niño no es consciente de lo que se puede y lo que no se puede y la única forma de que lo aprenda es lisa y llanamente informándole primero;con todo lujo de detalles. Si repite, habrá que hacerle ver que ha incurrido por segunda vez en la misma falta y que no lo puede volver a repetir y si vuelve a hacerlo habrá que castigarle. Si se fue lo suficiente explicito en la primera observación y se volvió a insistir sobre el tema en la segunda sin ningún castigo o menoscabo, cuando se le castigue en la tercera sabrá perfectamente por lo que se le castiga y si es un niño obediente no lo volverá a hacer. La reincidencia a pesar de ello no es anormal en los niños que tienen un carácter fuerte que los hace rehuir del sometimiento, pero en este caso el adulto de forma inalterable irá repitiendo el castigo hasta que el niño comprenda que es inútil persistir en su tozudez y rectificará sin ningún rencor hacia el que lo hizo aprender como debía de portarse.
Llevar a un niño así a uno de los especialistas de los que habla lo considero un error, ya que el niño se da cuenta de que su comportamiento preocupa a sus mayores y se da cuenta del trato especial que se le dispensa, guardando su comportamiento como un arma que puede esgrimir cuando quiera preocupar a quienes le rodean.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia