¿De dónde ahorramos?

Si tuvieses tu la decisión, ¿De dónde ahorrarías?

DSC_8669

Revisando notas de bolsillo, me encuentro con este post publicado el 14 de abril de 2011, pero que sigue teniendo plena vigencia.

¿DE DÓNDE AHORRAMOS?

Hay que ahorrar. Sea porque se han reducido los ingresos o porque no nos dejan endeudarnos tanto como hasta ahora, el hecho es que tenemos menos dinero para gastar. La ecuación es simple y la consecuencia evidente: Hay que reducir gastos.

A esa tarea se han lanzado los responsables políticos, y así leíamos el pasado febrero (de 2011), que el presidente de la Generalitat catalana anunciaba recortes en muchas áreas. No es el único, ni en España ni fuera: Ayer el presidente estadounidense, Obama, anunciaba un plan para aumentar impuestos a los ricos y reducir gastos en 4 billones de dólares en doce años, sin afectar a gastos sociales como la Sanidad. Sus opositores proponen un ahorro de 6 billones pero sin subir impuestos y reduciendo coberturas sanitarias...

Volviendo a España, el presidente catalán anunciaba estos días que el recorte en sanidad no será tanto como se había dicho inicialmente. Parece que otras comunidades tendrán que hacer lo mismo y, aunque no sean las partidas más afectadas, tanto la Educación como la Sanidad, estarán en el ‘paquete’.

Resulta incontestable que si no hay dinero suficiente, los gastos deberán bajar: “Tenemos que vivir de acuerdo a nuestras posibilidades” dice Obama. También es natural que nadie quiera ver reducida su disponibilidad de fondos, pero si me dejan que opine, les haría una petición: Por favor no reduzcan las dotaciones para Educación y Sanidad.

Argumentaré lo que pido hablando de Educación. No es que la Sanidad sea menos importante, pero si hubiese que establecer un orden, la Educación da paso a la Sanidad y no al revés, “La primera responsabilidad de un gobernante es la Educación” (Simón Bolivar).

Sin educación estaríamos, como especie, lejos de nuestro presente. En ella se ha basado tanto la evolución de las normas de convivencia como los avances tecnológicos de todo tipo que nos han traído hasta hoy.

‘Que mi diez, sea tu cero’.

La Educación es como una construcción por piezas en la que, la siguiente, se apoya en las miles, cientos de miles, o millones de piezas, que durante generaciones la humanidad ha ido poniendo. Sin la primera pieza puesta (seguramente por un semi primate/semi humano) en el descubrimiento de las propiedades de las plantas, hoy día nuestra química y nuestra medicina no serían lo que son, y lo mismo podemos decir de todo lo demás.

A veces, cegados por exceso de orgullo, nos olvidamos de ello y decimos que en los últimos cincuenta años la ciencia ha avanzado más que en toda la historia anterior conocida. Posiblemente, dentro de quince años, se podrá afirmar lo mismo, y luego será en diez años y luego en cinco... Pero nada de eso hubiese sido posible sin lo anterior. Si el diez (grado máximo de consecución) de una generación, no hubiese sido el cero de la siguiente, no se habría conseguido. Como especie no estamos en la cúspide de algo, si no en un momento evolutivo más avanzado que el de ayer pero más atrasado que el de mañana.

No defiendo el modelo educativo que tenemos, defiendo a la Educación. Es terrible leer los informes (PISA 2010, por ejemplo); (y 2013...) de cuál es el estado de nuestra juventud en lo que a educación se refiere, es más, basta con salir a la calle y oír, ver, hablar... Si nuestro presente es el resultado de nuestra evolución en la Educación, ¿Cuál será nuestro futuro?

Analicemos, dotemos, cambiemos, mejoremos, pero, por favor, no ahorremos en Educación.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat28 d diciembre d 2014 a las 17:21 (UTC)
Te deseo toda la felicidad para el 2015.
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat22 d octubre d 2014 a las 16:27 (UTC)
Totalmente de acuerdo contigo. Hemos de ser muy firmes con el tema de la educación, PERO QUIERO ACLARAR QUE LO QUE A TI TE PREOCUPA COMO FUTURO, YA ES UNA REALIDAD EN NUESTRO PRESENTE, YA QUE LA CULTURA DE LOS JÓVENES QUE PERTENECEN A ETAPAS EN QUE LA EDUCACIÓN NO SUFRIÓ NINGÚN RECORTE Y ME REFIERO A LOS QUE ESTUDIARON A PARTIR DEL AÑO 1.982 HASTA NUESTROS DÍAS, ES TAN DEPLORABLE QUE SALVO RARAS EXCEPCIONES, NO CONTESTARÍAN NI CINCO PREGUNTAS DE UN TEST DE VEINTE QUE TUVIERA UNA DIFICULTAD NULA PARA CUALQUIER BACHILLER DE LA ÉPOCA DEL FRANQUÍSMO.
y las pruebas me remito. Solo hay que salir a la calle y preguntar a cualquier joven quien era Ortega y Gasset, por poner un ejemplo, y lo mas probable es que le responda que son dos cantantes de Rap, como con gran gracejo decía un amigo mio, por lo que no solo no se debe recortar para la educación, sino también cambiar el sistema educativo y comprobar la calidad de los profesores, obligando a los que no cumplan con los mínimos requisitos a ponerse a la altura de las circunstancias.
Un saludo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia