Un Mustang en España

¿Porqué invertir en cine?

imagesUN MUSTANG EN ESPAÑA

Esperando a que el semáforo se pusiera en verde, he encontrado al otro lado de la carretera un concesionario de coches americanos Mustang. Me dedico al cine y además me gusta ver películas, y mi mente no ha podido evitar conectar con distintas escenas donde esa marca de coches aparecía. Sinceramente, no tengo mucha idea de cómo son esos coches, siempre los acompañan coletillas como “el mustang del 74” y cosas así. Pero tengo interiorizado en mi subconsciente que un coche de ese tipo: MOLA.

Y ahí está el punto del que quería reflexionar. ¿Por qué se olvida que el cine es un medio de comunicación MUY EFICAZ? Es un medio ideal para plasmar formas de vida, hábitos de compra, conductas sociales y usos de toda clase de productos. Y ya no me refiero a una estrategia de product placement elaborada y pensada… TODO lo que aparece en un film importa y deja huella.

Varios países y marcas se han dado cuenta de ella hace AÑOS. En nuestro país hubo una época que se entendió la importancia del cine como vehículo de transmisión de ideas, lo que pasa es que dentro de una dictadura no queda demasiado bien. ¿París sería ese París que todos tenemos en mente sin el cine? ¿Un mustang sería ese coche que todos tenemos en mente sin el cine? ¿Un pitillo sería lo mismo sin el cine?

Y da igual lo lejos que estés geográficamente, o lo lejos que te quede una temática como la mecánica de tus gustos personales, o lo elitista que sea el producto… el mensaje, sea cual sea, llega, te penetra y se queda contigo para siempre.

El cine es mucho más que un vehículo de ideas y mensajes publicitarios. Pero si solo nos fijásemos en el impacto económico que estoy tratando en este texto, ya valdría la pena invertir MUCHO dinero en hacer películas.

Hay una comisión en este país que se dedica a fomentar la “marca España” en el mundo. Deberían invertir en cine. Año tras año, porque esto no es que sea llegar y besar el santo. 20 años. Películas hechas en nuestro país (que no necesariamente españolas). Films de calidad. Una coherencia industrial tras ellas. 20 años pasan enseguida. Es una inversión a corto plazo para unos resultados tan buenos. Y luego quizá España, sería España. Y quizá consiguiésemos tener una economía diversificada de los típicos sectores que ya no son tan rentables en nuestro país, como son el turismo y la construcción. Y la pandereta y la paella dejarían paso a otros iconos más actualizados y sobre todo más rentables.

Cuando le cuento todo esto a un posible inversor, a veces no me entiende. Y es que le falta haber visto películas de cómo se hace una película en España. Para poder verse como executive producer, saber de qué se trata todo esto y del alcance que podría tener.

 

Ana Camacho

Productora en Valenarts

Denunciar contenido

1 comentario

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat25 d octubre d 2014 a las 13:58 (UTC)
Muy bien dicho Ana. La prueba también la tenemos nosotros en la imagen que dio La opera Carmen y algunos filmes de la posguerra.
Los extranjeros que nos visitaban, y de ello puedo dar fe, nos preguntaban si eramos toreros y se extrañaban al no vernos vestidos de la forma en que ellos esperaban.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia