Yo Creo

En el mundo que nos ha tocado vivir, la mayoría de nosotros estamos decepcionados con lo que tenemos.

Bien es cierto que tenemos lo que nos merecemos ya que somos víctimas de un clima general de bonanza y un Laissez faire que ha permitido a nuestra clase política perpetrar autenticas barrabasadas en nuestro nombre.

En definitiva, este mundo no funciona, todos lo sabemos, salimos a la calle y sentimos que esta mal, lo olemos y lo vemos todos los días cuando encendemos los televisores para escuchar las noticias, esta impreso en los periódicos, nuestros niños lo aprenden en la escuela. Nuestro sistema esta quebrado y parece que nadie en una posición de poder quiere darse cuenta, ya que temen el cambio que es necesario y cuanto más se tarde más traumático será.

Hoy he venido a hablaros de lo que yo CREO, y no es precisamente en Dios. Yo CREO en el hombre y CREO en una sociedad en la que se premie la inteligencia sobre la mediocridad, CREO que el clavo que sobresale debería sacarse de la tabla y no machacarlo a martillazos. CREO en un sistema educativo que prime la creatividad sobre la productividad. CREO en el respeto a nuestras formas de ser sin que haya que violentar a nadie porque prefiera leer un libro a aficionarse a un deporte.

CREO en un mundo sin dinero, fuente de los males de nuestro tiempo. CREO en un mundo donde las necesidades básicas de las personas están cubiertas y donde vive mejor quien mejor trabaja. CREO en un mundo en que el trabajo es algo que se hace porque se quiere o porque es necesario hacerlo. CREO en un mundo en que una organización empresarial sirve para solucionar un problema y no únicamente para crear riqueza. CREO en un mundo que premie la excelencia con proyectos dignos de ella y me disgusta profundamente tener a un ingeniero cocinando hamburguesas. CREO en un mundo que fomente la investigación y el desarrollo y no en un mundo anclado en el petróleo. 

 

CREO en un mundo con estructuras políticas acordes a su realidad y no en unas estructuras políticas creadas hace 400 años. CREO en un mundo donde la clase política se dedique a resolver problemas y no a crearlos. CREO en un mundo sin fronteras y donde todos hablemos el mismo idioma. CREO en un mundo donde todos tenemos las mismas oportunidades sin discriminación por razón de genero, raza u orientación sexual. CREO en un mundo donde tengamos vida privada y privacidad.

 CREO en un mundo hambriento de conocimiento. CREO en un mundo capaz de alcanzar las estrellas, de curar todas las enfermedades, de plantearse retos más allá de nuestros más locos sueños.

 Y, desgraciadamente, CREO que correrán ríos de sangre antes de que nada de esto suceda, porque CREO que nuestros lideres están corruptos hasta la medula, nuestro sistema educativo es retrogrado y represor, destinado únicamente a obtener trabajadores cualificados aún a costa de sacrificar la creatividad y la innovación. CREO que nuestro sistema empresarial es la fuente de la corrupción política ofreciendo sobornos a cambio de enriquecimiento a costa de la sociedad, bien en exención de impuestos, bien en recortes de derechos laborales. CREO que se discrimina laboralmente de forma reiterada por todo tipo de razones, CREO que se beneficia laboralmente al amigo o al familiar en detrimento de personas cualificadas. CREO que las grandes ideas se guardan en un cajón para favorecer el status quo de las grandes corporaciones. CREO que se espía y silencia al clavo que sobresale.  CREO que somos esclavos de un sistema injusto y retrogrado.

 CREO que hace falta cambiar.

Denunciar contenido

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia