Economía Reflotada (y II)

Bien empezamos la segunda entrega analizando el problema de los paraísos fiscales y la ingeniería impositiva. Viendo el problema económico, no desde la base, sino desde la cima, que es curiosamente, de donde más se defrauda.

Problema: Paraísos Fiscales e Ingeniería Impositiva

Bien, el primero es otro tipo de problema con el dinero negro, muchas veces derivado del anterior más una considerable explotación de personas o actividades ilícitas como trata de personas, venta de armas, venta de drogas, estafas económicas, etc…

 El segundo no es tan sencillo y lo explicaremos. Para el que no lo sepa la ingeniería impositiva es una practica muy extendida entre las empresas multinacionales y nacionales que consiste en realizar la declaración total de impuestos en la zona común donde sean menores y dar perdidas en el resto. Por ejemplo, el tipo de cotización en Irlanda es mucho menor que la de España o Alemania y está en la UE así, una factura en Irlanda es igual de valida en España que una española.

De esta forma las filiales nacionales de dicha empresa desvían todos sus beneficios a donde se pagan menos impuestos y desvían sus perdidas a donde se pagan más impuestos.

Obviamente esto es un aumento de ingresos para el país donde se declara, generalmente pequeño, en el sentido de poco extenso de forma que, lógicamente necesitan menos dinero para funcionar, y una perdida sustancial para los países donde se defrauda, generalmente grandes, también en el sentido de extensos de forma que sus infraestructuras son considerablemente más caras y amplias.

La Solución: Más Impuestos 

En el primer caso es también un problema fácil de resolver de forma legal. Primero decir que, si bien no es posible decir, a priori y debido a la opacidad de los paraísos fiscales, de donde provienen los ingresos y si son de evasión de impuestos por actividades lícitas o bien fondos obtenidos mediante actividades ilícitas. Si pueden ser detectados y sujetos a sanción fiscal de forma que se vean reducidos los primeros y se obtengan sospechas fundadas de la procedencia de los segundos.

Todas las sociedades que operan en España, ya sean nacionales o extranjeras están inscritas en el registro de sociedades. Simplemente se trata de imponer un impuesto de tipo IVA, que llamaremos por ejemplo PF y que fijaremos al 50%, a cualquier transacción comercial que venga de una sociedad radicada en un paraíso fiscal, en caso de no declararse se impondrá la cantidad como sanción a la empresa receptora.

Pongamos un ejemplo, una sociedad con base en las islas caimán compra una casa en la costa marbellí por valor de 200.000€ más IVA, con in IVA del 21 % el precio total es de 242.000€, bien, ahora sobre esto aplicamos el 50% del PF obteniendo un precio final de 363.000€ de los cuales 121.000€ pertenecen al PF, en caso de que no se declare y hacienda detecte esta transacción, lo que debería ser fácil si se monitorizan todas las transacciones nacionales de empresas en paraísos fiscales, se impondrá una sanción del doble del PF a la empresa o particular que hayan vendido esta casa.

¿Fácil verdad? Con esto conseguimos que los que piensan es esconder su dinero, obtenido legalmente, pero sin declarar, decidan realizar las declaraciones a hacienda de su dinero, de forma que les cobrarán un porcentaje mucho menor del PF.

Además conseguiremos que, aquellas sociedades que persistan en pagar en PF se incluyan  en una lista de sociedades sospechosas de actividades ilícitas y se las mire con lupa.

Por otro lado y no de forma tan sencilla tenemos el tema de la ingeniería impositiva, obviamente, los impuestos dependen de los territorios y no es fácil muchas veces realizar una equivalencia, es decir, para una sociedad no es lo mismo estar en Canarias que en Madrid, los gastos no son los mismos, las distancias, las comunicaciones etc, son distintas y los impuestos también debieran serlo.

No obstante, en caso de empresas multinacionales o nacionales la solución pasaría por tener un “Impuesto de Sociedades Armonizado”, es decir, dentro de su ámbito de actuación el impuesto efectivo será la media del total de los territorios ponderados por numero de habitantes.

Esta formula, lejos de ser perfecta es mucho mejor para detener la Ingeniería Impositiva.  Veamos porque:

Al definirse un impuesto armonizado la tributación será general y se enviará la parte proporcional de mismo a cada país según el baremo antes mencionado. De forma que cada país reciba un porcentaje de este impuesto en función del  negocio en cada zona.La empresa tendrá un impuesto que no va a ser tan alto como el más alto de los territorios siendo, en caso de grandes ingresos en todos los territorios,  perfectamente asumibles.En caso de perdidas, la empresa puede optar por declara localmente creando empresas independientes que puedan medrar o quebrar de forma aislada.

Esto es bueno para los estados al tener una dinámica  de solidaridad entre ellos, bueno para las empresas, pudiendo elegir si tributar localmente o en global y bueno para los trabajadores.

No obstante, habrá empresas que elijan la forma local y sigan haciendo negocio como ahora, desviando capitales y perdidas, para evitar esto, a las empresas multinacionales que elijan la forma de tributación local se les aplicará un impuesto adicional en las transacciones internacionales que llamaremos II y que será de, por ejemplo el 25%.

Así una empresa multinacional radicada en Irlanda con régimen de tributación local, si recibe una transacción proveniente de España a esa transacción se le aplicara el siguiente régimen impositivo Precio+IVA+II, evitando de esta forma contratar servicios a nivel internacional cuando existe una filial local, además y, si no existiera una filial local se evita la competencia desleal.

El Problema Creado: Los Titulares de los Fondos 

Es vox populi que muchas de las sociedades en paraísos fiscales pertenecen, total o parcialmente, a muchos de nuestros políticos y empresarios más influyentes, además de a organizaciones mafiosas y criminales.

Obviamente la entrada en vigor de estos impuestos tendría dos efectos no deseados: la necesidad de blanqueo por parte de nuestro políticos y la presión a los mismos de las bandas criminales.

La primera se solventaría con el arresto y encarcelación por evasión fiscal de dichos políticos y la segunda con la intervención de las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado, no obstante, sería un periodo bastante convulso hasta la regularización de la normalidad civil.

Sinceramente creo que con estas dos medidas saldríamos de la crisis económica para nunca volver a entrar. Pero bueno, otras crisis vendrán con otras causas distintas.

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
Captura de pantalla 2014-03-18 a la(s) 15.57.38
Pescador Santirso Miguel Angel23 d marzo d 2014 a las 11:36 (UTC)
Sinceramente no creo que ningún político de los grandes partidos pueda hacerlo. Demasiados intereses por parte de las empresas donantes a los partidos, demasiados políticos con cuentas en paraisos fiscales, sin hablar de los que no son políticos y pero explotan a los más débiles afectados por la crisis.

Vamos, que mi idea es como el cristianismo, no se sabe si funciona porque nadie la ha aplicado ni la aplicará.
Suiza
Valentín MS22 d marzo d 2014 a las 11:52 (UTC)
Muy didáctico. A ver si alguien se atreve a ponerlo en práctica.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia