Aquella Infancia 1972-1982

Recuerdo con añoranza aquellos años que se que nunca volverán y que mis hijos nunca conocerán, tan solo de lo que yo les cuento.

descarga (3)En aquellos años, cuando contaba con los cinco, recuerdo tener un solo vestido para los Domingos, unos zapatos, calcetines y ropa interior para los Domingos y ese mismo dia antes de salir , mi madre me bañaba en una palangana muy grande de color azul con jabon de pastilla y paños de toallas viejas.

La infancia era alegre a pesar de pertenecer a una familia humilde, en un barrio humilde y sin muchas cosas de las que presumir.

Recuerdo tambien que en casa no habia tele y nos juntabamos toda la chiquilleria del barrio en el unico bar que habia para ver Marco, pues alli si que tenian television.

Ya siendo un poco mas mayorcita con 8 años o por ahi, nos fuimos a vivir a un piso mas moderno, compramos una tele en blanco y negro y aunque seguiamos teniendo los mismos viejos muebles y la misma vieja ropa que a mi madre le regalaban para mi, nunca me importo. Yo era feliz jugando en la calle con mis amiguitos de la finca.

Jugabamos a las canicas, a la comba,al pilla pilla, al bote bote, al futbol, beisbol,al escondite,con los monopatines, los patines de cuatro ruedas,el hula-hop, el cubo rubick, etc...

Pasaba muchas horas en la calle jugando, cerca de mi bloque habian muchos solares donde tiraban todo tipo de escombros y alli nos ivamos a jugar, a hacernos casetas, a jugar a cocinitas y a papas y mamas, llegavamos a casa llenos de polvo y churrutones negros en los brazos cuello y piernas, que mi madre me lavaba con un paño y agua caliente.

Haciamos hogueretas y quemabamos cosas, para luego al llegar a casa tenernos que oir esas dos frases tan tipicas de:

- Hueles a gitano (sin animo de ofender...)

- Te mearas por la noche en la cama si hueles tanto humo de las            hogueras.

Cerca tambien habian campos de multitud de verduras, como alcachofas, panochas( maiz, mazorcas), habas, lechugas, patatas y por supuesto azequias, a las que ibamos en verano a cazar cangrejos y siempre habia uno u otro que acababa cayendose dentro, con las consiguientes risas de los demas, menos del pobre que se habia caido y se iba a su casa llorando, lleno de tarquin y apestando!!!Jajajajaja

Pues todo esto y seguro que muchas cosas mas que se me pasan, mis hijos nunca lo viviran, porque las ciudades ya no tienen solares donde jugar, apenas quedan campos cerca de las urbes y lo mas triste....porque la humanidad a derivado en algo horroroso que hace que los padres tengamos miedo de dejar salir a nuestros hijos a la calle, siempre preocupados por que se los lleven las mafias de trafico de organos, o pederastas o trata de blancas....

Preferimos que esten en casa jugando a la play station / xbox o cualquier consola de este tipo, o como mucho que lo haga en casa de algun amiguito del que tu conoces a los padres y puedes ir a recogerlo a la hora convenida.

Por todo esto siento lastima de que mis hijos nunca tengan la infancia divertida y maravillosa que yo tuve, a pesar de mi pobreza, fui muy dichosa. Hoy en dia, sigo siendo pobre, pero ellos tienen sus consolas, sus moviles y la mayoria de caprichos que piden....No todos, pues no me lo puedo permitir, pero si pudiese, seguramente caeria en el error de comprarselos, pensando que asi son mas felices.

descarga (4)

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
movil  2 103
Ella Ella Ella21 d marzo d 2014 a las 06:52 (UTC)
Pues puede que tengas razón .
Desde luego llevo unos días demasiado melancolica para mi gusto .
Gracias x tu comentario!!
Fran Francis vogoterp@hotmail.com21 d marzo d 2014 a las 00:37 (UTC)
Dicen que la melancolía es la alegría de estar triste.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia