La RSC, ¿compromiso real?

¿Es cierto que las empresas, las grandes corporaciones aplican estas estrategias en pro del bienestar de los seres humanos y del entorno que les rodea o es meramente una estrategia que les ayuda para mejorar su publicidad y generar más ingresos?

Primero de todo decir que la RSC a día de hoy es un compromiso voluntario de las empresas con el desarrollo de la sociedad y la preservación del medio ambiente, desde su composición social y un comportamiento responsable hacia las personas y grupos sociales con quienes interactúa.

La Responsabilidad Social de la las empresas abarca tres ámbitos: económico, social y medioambiental. De momento hay poca regulación al respecto ya que se deja en manos de la voluntad de las empresas su realización, aunque si bien es cierto, España es uno de los países que cuenta con mayor regulación en comparación con otros países, hecho que resulta curioso y que será objeto de análisis en posteriores artículos. 

La RSC surge por la presión social de rechazo a las externalidades negativas que producen determinadas empresas irresponsables.  Su origen se encuentra a los años 80 con la sensibilidad social y medioambiental. La gota que colmó el vaso fueron los vertidos de crudo de Exxon Valdez y las denuncias de explotación infantil a Nike.El principal problema de la práctica de RSC es que las empresas solo la ven como un mecanismo para obtener buena imagen, ganar cuota de mercado, es decir, que engorde su cuenta de resultados. Sin embargo, algunas organizaciones ya están empezando a integrarla dentro de su modelo de negocio dentro de una visión a largo plazo en la que la actividad empresarial no sólo genera beneficios a sus propietarios sino que genera riqueza y desarrollo sostenible, suponiendo un activo de mejora social, económica y medioambiental para las generaciones venideras.

Es este artículo lo que se pretende es la concienciación de todos, no solo de las empresas sino de cada uno de nosotros, ya que somos la parte más importante del sistema. Lo que realmente se quiere conseguir con la RSC es que ganemos todos: las empresas con sus buenas prácticas permiten el desarrollo personallargo plazo supone una ventaja competitiva para ellas. Pero más que ser una estrategia empresarial, tiene que empezar siendo algo en lo que crean las empresas, comportamientos éticos destinados al mejor funcionamiento de la sociedad.  

Muchos empresas argumentan que en tiempos de crisis la prioridad es el núcleo del negocio, por tanto si se recortan otros aspectos secundarios de la empresa también deben recortarse las acciones en materia de RSC. Este tipo de visión es propia de quienes no integran la RSC totalmente en la gestión de la empresa y esperan únicamente resultados a corto plazo. Tanto las grandes corporaciones, que son lógicamente las que más impacto producen en la sociedad con el desarrollo de sus actividades, como las Pymes, deben ser socialmente (éticamente) responsables con sus decisiones y cada una en la medida de sus posibilidades luchar por todos los servicios que la naturaleza y la sociedad nos ofrecen para contribuir a la sostenibilidad del sistema.

¿Cómo potenciar la RSC? Son muchas las maneras de potenciar la RSC, en próximos artículos nos detendremos un poco más en estos aspectos como pueden ser: una ciudadanía responsable, el comercio justo, un consumo responsable, una inversión socialmente responsable, etc. Intentaré dar cabida a todas las posibles preguntas que se pueden plantear cuando se oye hablar de RSC: las buenas prácticas de las empresas, los reconocimientos sociales de las organizaciones, denuncias de malas prácticas, análisis de multitud de artículos que están apareciendo cada día en los medios de comunicación, comentarios sobre si las iniciativas que se están llevando a cabo tanto a nivel nacional como internacional realmente se cumplen, etc...  

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat25 d octubre d 2014 a las 12:04 (UTC)
Seria ideal el que las empresas respetasen la RSC por pura convicción y sin buscar en ello las repercusiones positivas que pudieran favorecerlas a nivel de prestigio, clientes y ventas, pero la causa no es primordial, ya que la causa no altera el efecto, por lo que aunque lo ideal es lo que apunto, lo necesario es que todos lo cumplan, sea cual sea el motivo que los mueve.
Beltran Tapia Carlos19 d marzo d 2014 a las 16:55 (UTC)
Gracias Luis, si...al final es más un problema cultural que otra cosa. En otros países (culturas diferentes) no hace falta regular según que aspectos por que son conscientes y responsables de sus acciones...aquí todo eso es más complicado.
chico3
Luis Martinez19 d marzo d 2014 a las 12:03 (UTC)
Muy interesante el post.. a veces se pierde esa línea de lo social y se matiza más la parte de branding...

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia