El bebé prematuro que luchó por sobrevivir

Ward Miles Miller llegó a este mundo pesando tan sólo 0.6 kilogramos ya que se adelanto quince semanas a su nacimiento.

Lyndsey Scot cogió entre sus brazos a su hijo, por primera vez, cuatro días después del nacimiento. El padre, Benjamin Scot, fotógrafo profesional, grabó ese momento y muchos otros durante la estancia de su hijo en el hospotal a lo largo de 107 días.

Un reto que entre los padres, los médicos, los enfermeros y el propio Ward Miles Miller se superó con éxito.

Denunciar contenido

3 comentarios

Deja tu comentario
papá - Joven
Juan Ramón Cabrera Amat2 d noviembre d 2014 a las 15:19 (UTC)
Lo que son los milagros de la vida. Emocionante y entrañable.
image
Sofia Roldán Álvarez 16 d marzo d 2014 a las 23:36 (UTC)
Digno de ver esta lucha por la vida
victor
Víctor Cela16 d marzo d 2014 a las 14:24 (UTC)
Impresionante y emocionante. Viva la vida

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia