Ya estamos preparados: tenemos derecho a saber la verdad del 11M

  • 09/03/2014
  • 2

Pido perdón a los dioses de las cloacas del Estado, a los duendes malignos de las fosas sépticas y a los faunos de las alcantarillas por molestar su descanso. Sólo soy un humilde relator, un simple instigador a la lectura de los españoles.

“Soy una víctima de un golpe de Estado que se ha tratado de encubrir detrás de las responsabilidades de un grupo de musulmanes y de los confidentes, cuando estaba todo perfectamente controlado por los Cuerpos de Seguridad. Existen complicidades que el juez no está dispuesto a descubrir; si no, deberían estar detenidos o imputados agentes de varios Cuerpos de Seguridad”.

Esta es la tremenda acusación que Múgica incluye en la entrega final de su serie de artículos

”Los agujeros negros del 11-M”

(“Quiero contar todo lo que sé antes de que me maten”)

 

Ni con mil vidas que tuvieran los asesinos del 11M pagarían suficientemente la sangre inocente derramada de 183 españoles y de los más de mil heridos. Pero la misma receta habría que aplicar a los VERDADEROS (subrayado) "autores intelectuales" (payasada que oculta el verdadero nombre de los verdaderos asesinos). Es uno de los casos en los que literalmente no tiene perdón de Dios, como suele decirse, ni de los hombres tampoco, salvo que esos hombres sean los que manejan los hilos del poder y los de la Justicia desde ese malhadado día de Febrero de 2004.

Yo, al igual que 45 millones de españoles, no paro de preguntarme quiénes son esas bestias inhumanas que decidieron:

a) asesinar a un número indefinido (cuantos más mejor) de ciudadanos inocentes para conseguir un objetivo perfectamente definido. Estas cosas no se hacen nunca a tontas y a locas.

b) Planificarlo y ejecutarlo.

c) Encubrirlo, ocultarlo y hacer que esta salvajada quedara impune hasta nuestros días, lo que (todo hay que decirlo) no significa que vaya a quedar impune a perpetuidad.

Creo que todos los españoles tenemos derecho  conocer las respuestas a estas tres preguntas. Yo no las tengo ni nadie las ha dado ni las va a dar, por ahora, pero estoy en mi derecho de especular en función de lo que sabemos, de los hechos irrefutables por todo el mundo conocidos y de los indicios razonables.

La pregunta a) contiene dos partes: ¿Quiénes son los autores? y me refiero a todos, los materiales y los que lo planificaron y pagaron. Evidentemente, a esta pregunta no hay respuesta, pero en la oscuridad absoluta hay que caminar a tientas, palpándolo todo, olfateando cualquier indicio de aire fresco que nos anuncie una posible salida del laberinto. Por eso, para responder a esta primera parte de la cuestión, no hay más remedio que acudir primero a la segunda parte: El objetivo

El objetivo sí está meridianamente claro y sobradamente cumplido: Había que dar un vuelco a unas elecciones que el PSOE tenía perdidas, según todas las encuestas, con un candidato desconocido, de compromiso y de conveniencia coyuntural para deshacerse de Almunia que había caído en desgracia del aparato socialista. Pero no sólo eso. Ése era el primer paso; un paso imprescindible para lograr el verdadero y último objetivo: había, además, que cambiar el rumbo de España y dar una salida definitiva a las aspiraciones separatistas (no sólo la vasca), lo que permitió aunar voluntades, consensos y la determinación de ponerse de perfil mientras los técnicos de la muerte, las cloacas del Estado, en conexión probablemente con cloacas de otros Estados, hacían el trabajo sucio. Esto no  responde, pero sí nos pone en el camino de la respuesta a la pregunta a)

Por lo que respecta a la c), la instrucción del sumario ha demostrado pocas cosas de cara al esclarecimiento de la verdad, salvo que hay evidentes turbios manejos de determinados elementos policiales, políticos, judiciales e informativos unidos todos en la misma dirección: hacer desaparecer todo indicio que pudiera conducir a probar la verdad de los hechos acaecidos el 11 de Marzo de 2004.

No es original lo que voy a decir. Lo han dicho muchos antes que yo y seguramente mucho mejor informados y con mucho más prestigio en el campo de la creación de opinión, grandes periodistas. Pero toda repetición es poca si por fin conseguimos remover conciencias y empujar voluntades hacia la Justicia y la conmiseración con las 183 víctimas, los más de mil heridos, los miles de familiares y millones de españoles que todavía, después de 10 años, seguimos llorando y estremeciéndonos con tanto dolor.

Los hechos responden a un claro manual de guerra subterránea y ocultación criminal:

  1. borrar si es posible y, si no, silenciar y desconexionar los posibles antecedentes de los hechos, caso de que involuntariamente se hayan producido.
  2. cuidadosa elección de los ejecutores que deberán reunir tres condiciones elementales: que sean escoria social de cuyo presente, pasado y futuro nadie se preocupe, que orienten las miradas hacia la línea de investigación previamente determinada y que sean fácilmente "desechables", una vez cumplido su cometido (Leganés).
  3. Hacer desaparecer de forma inmediata e inexorable todas las pruebas, por ingentes que éstas sean, que puedan conducir a la verdad.
  4. Sembrar el  terreno de pistas falsas que conduzcan a los sabuesos (Actúen éstos de buena o de mala fe, Nada puede ser descartado) al resultado buscado, a la “verdad oficial/judicial” que ponga punto final a la investigación, cerrando así el caso a todos los efectos y dejando el campo libre al cumplimiento del “contrato” político sellado en las profundidades de las alcantarillas más diabólicas de un Estado suficientemente  corroído por la corrupción y la degradación moral.

Antes de entrar en materia y para quienes deseen, de verdad (deberíamos de ser todos los españoles), enterarse a fondo de lo ocurrido o de las artimañas empleadas por el Estado para hurtarnos esa información, dejo aquí un enlace que no deja títere con cabeza y que es la prueba viviente de que en esta sociedad de hoy hay dos cosas que no se merece España: Un clase política encanallada hasta el paroxismo más radical y una sociedad anestesiada y totalmente inconsciente de en qué manos estamos:

 

https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=4&cad=rja&uact=8&ved=0CEoQFjAD&url=http%3A%2F%2Felsacodelogro.blogspot.com%2F2013_11_01_archive.html&ei=hZEcU83fErCS7Abv14GoCw&usg=AFQjCNE9vCGKSx87jBd52H2j62DFWbFaFw&sig2=_l58ktVNzBY4cqPqcbchhA&bvm=bv.62578216,d.ZGU

  1. Antecedentes:

(Por si alguno de ustedes ha buscado ya en Internet los posibles antecedentes, seguro que se habrá encontrado con esto:

https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CDMQFjAA&url=http%3A%2F%2Felpais.com%2Fdiario%2F2004%2F05%2F09%2Fespana%2F1084053601_850215.html&ei=3JYcU42CBofe7AbejoGoCQ&usg=AFQjCNH3jMv_aYLthPpB4-bMoAfkhdV_7w&sig2=66VaUHIp6ZD4wsy1NYu5Ew&bvm=bv.62578216,d.ZGU

Pero en ningún caso con lo que cito a continuación. Todo lo que cuenta El País en ese enlace es cierto, pero nada de ello, per se, justifica de forma clara y evidente el atentado del 11M y menos aun  cuando se atan todos los cabos del enlace anterior.

Los ha mencionado, en un sentido artículo, mi buen  amigo Javier Sobrevive cuando recuerda que el 1 de Marzo de 2004 (10 días antes) la Guardia Civil detuvo a los ocupantes de dos furgonetas que transportaban 506 kilos de cloratita, 30 de titadine y 90 metros de cordón explosivo. Los dos ocupantes de las furgonetas no eran otros que los etarras detenidos en Cañaveras (Cuenca)  Irkus Badillo Borde y Gorka Vidal Álvaro. Si bien es verdad que algunos medios de comunicación establecieron de inmediato una más que posible relación entre el intento fallido de atentar en Madrid y el atentado perpetrado pocos días después, lo cierto es que la investigación oficial silenció totalmente ese hecho quedando desvinculado completamente del 11M.

2. Ejecutores (RR.HH.):

“Ninguno, del medio centenar largo de pequeños delincuentes del mundo de la droga a quienes se detuvo para entretener al juez, pudo ser condenado por algo que tuviera relación con los atentados.”

Esta frase, extraída del artículo cuyo enlace se inserta más arriba, de “El Saco del Ogro”, define a la perfección con qué cuidado y meticulosidad se eligió a los actores de esta tragedia. Por si fuera poco, baste ésta otra, nada menos que de José Luis Rodríguez Zapatero, Presidente de España por atentado, para definir con claridad la forma en que se resolvió el problema de los “recursos humanos” de la operación:

“… llegó a decir que no había que preocuparse por las informaciones sobre el 11M “porque la mayoría de la gente no sabe distinguir entre la multitud de asturianos y moros relacionados con los atentados””

Esta otra fase, extraída del mismo blog, hará que no perdamos más tiempo en este punto, ampliamente probado, excepto para los gestores de la verdad judicial:

“Aunque le llevó mucho tiempo, el periodista (Fernando Múgica) pudo demostrar que la trama asturiana era un montaje policial en la que todos los eslabones de la cadena eran policías o confidentes monitorizados, controlados y dirigidos por el inspector encargado de la lucha antidroga de la comisaría de Avilés, Manuel García Rodríguez, alias Manolón”

3. Desaparición de pruebas:

Para no cansarte, amigo lector (harto tendrás si te lees el increíble contenido de los enlaces que pongo a tu disposición), te resumo a continuación cuatro de los 14  incompresibles (excepto para la Justicia) hechos que puedes leer en el blog “El Saco del Ogro” (digo 4 porque la primera de las 5 que transcribo no es una anomalía):

1) Los miembros de las Fuerzas de Seguridad, cumpliendo con su obligación, recogieron toneladas de restos en los trenes atacados nada más producirse los atentados del 11-M.

2) Incumpliendo el protocolo, esas muestras no se llegaron a enviar a la Policía Científica para su análisis.

3) Los propios vagones atacados se comenzaron a desguazar sólo 48 horas después de la masacre, en lugar de conservarlos hasta el juicio, como marca la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

4) Las toneladas de restos recogidos en los vagones atacados desaparecieron como por arte de magia, sin que sepamos qué fue de ellas.

5) Centenares de objetos de las víctimas (incluyendo ropas, documentación, calzado) fueron quemados en el vertedero de Valdemingómez.

Después de esto, poco más hay que añadir en relación con el punto 3 del Manual. No puede estar más claro.

4. Elaboración de pruebas y pistas falsas:

Esto es todo un rosario de rocambolescas actuaciones policiales (ojo, nadie, ni yo tampoco, ha acusado jamás a la Policía, en general, de fabricar pruebas falsas o destruir las verdaderas conscientemente, sino cumpliendo órdenes superiores) con la única y evidente finalidad de llevar la investigación a un determinado terreno y objetivo final: el encubrimiento de la  verdad y la ocultación a la justicia de los verdaderos autores de un hecho que, en buena medida, cambió la historia de España. Quienes dieron esas órdenes sabrán su grado de implicación. Estoy absolutamente seguro de que determinados mandos policiales, muy  probablemente al dictado de eso que hemos dado en llamar las “cloacas del Estado” dirigieron la operación de camuflaje y despiste, pero estoy seguro también de que algunos lo hacían con absoluta buena fe y vilmente engañados.

  • El complejo proceso para llevar al Juez Instructor un explosivo (el arma del crimen, no lo olvidemos) que nada tenía que ver con el realmente utilizado.
  • La Renault Kangoo completamente “limpia” cuando la inspecciona, en primera instancia, un equipo de TEDAX con dos perros (2) y ni policías ni perros encuentran nada, en cambio, unas horas después otros perros detectan restos de un cartucho explosivo y documentos en árabe y CD,s que los primeros policías tampoco vieron. Y escuchar como un alto cargo policial exclama al teléfono, tapándose la boca con la mano “pero, joder, ¿no me habíais dicho que estaba “limpia”? ¿Cómo? ¿Un Corán y CD,s?, Venga, llevadla inmediatamente a Canillas”
  • La famosa mochila de Vallecas que nadie sabe cómo ni cuándo, ni dónde aparece, pero que aparece y confirma que el explosivo es el que se desea que sea y que no hay forma de determinar si es o no es porque no se quisieron enviar a la policía las muestras recogidas en los trenes (¡¿Sería por muestras, Dios mío?!) “porque los análisis habrían puesto de manifiesto que lo que estalló en los trenes nada tenía que ver con el resto de cartucho supuestamente encontrado en la furgoneta Renault Kangoo” ni en la famosa mochila.
  • Sólo añadiré dos datos más, extraídos también de “El Saco del Ogro”:

“8) Después de dos años de instrucción sumarial, jamás se llegó a incluir en el sumario un informe en el que se detallara qué componentes de explosivo se habían encontrado en cada uno de los focos. Cuando se le preguntó en el juicio a la jefa del laboratorio de los Tedax por qué no había indicado los componentes encontrados, contestó que "porque nadie le había preguntado"

“11) Habiéndose recogido en su día toneladas de muestras, a los peritos se les entrega para su análisis un minúsculo conjunto de muestras, la mayoría de ellas lavadas previamente con agua y acetona, sin ningún tipo de garantía de no haber sido previamente manipuladas y sin ningún soporte documental que acreditara que efectivamente procedían de los trenes. De alguno de los focos de explosión no se les llegó a entregar a los peritos prueba alguna.”

Y a esto le llaman “Teoría de la conspiración”. ¿Cómo hay que llamar entonces a la verdad oficial?: ¿“Teoría de la estupidez”?.

Queridos lectores, amigos y partidarios de ésta o de cualquier otra teoría, sólo os pido que leáis y os forméis una opinión del terrorífico alcance de la matanza a la que fue sometido el pueblo de Madrid (en representación de toda España) y entendáis que tenemos muchos motivos para echar a esta maldita casta, cuando menos, a las tinieblas políticas más profundas (despilfarro, corrupción, ruina económica, degradación moral, descomposición social de España, separatismo, libertad de asesinos terroristas y violadores, nepotismo, falta de igualdad, de libertad y de democracia y seguramente me dejo un largo etc.), pero si nos queda un mínimo de dignidad como Nación civilizada un mínimo de conciencia y de sentido de la justicia, no podemos permitir que quienes, cuando menos, han impedido que se esclarezca la mayor matanza terrorista de la historia de Europa, sigan alternando en el poder un día más.

Por último, y para los que aspiren a nota en el entendimiento y descifrado de los misterios del 11M, os dejo esta joyita sobre .los sucesos de LEGANÉS:

https://www.google.es/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=1&cad=rja&uact=8&ved=0CDEQFjAA&url=http%3A%2F%2Fwww.peonesnegros.es%2Fresumenes%2Fleganes.pdf&ei=hZEcU83fErCS7Abv14GoCw&usg=AFQjCNFdx8bueFFRY6d_XaNGmQlEOEhIDg&sig2=PHg___dONTe_5U9sSDlDCQ&bvm=bv.62578216,d.ZGU

09/03/2014

 

Denunciar contenido

2 comentarios

Deja tu comentario
00000000000
José Albino López Cuesta23 d marzo d 2014 a las 00:10 (UTC)
Eso esperamos, por difícil que parezca, no debemos dejar de hacer fuerza para que salgan a la luz tantas cosas tapadas.
Excelente artículo.
!Un abrazo!
Santi santiainsa@hotmail.com9 d marzo d 2014 a las 21:06 (UTC)
Ojalá nazca el día en el que veamos a los verdaderos autores, delante de una auténtica Justicia.

10 años más tarde, millones de españoles no tragamos con la falsa e insostenible versión oficial. ¡Seguimos queriendo saber!

Un fuerte abrazo, y felicidades por tu artículo.

¿Tienes algo que decir? Este es tu momento.

Si quieres recibir notificaciones de todos los nuevos comentarios, debes acceder a Beevoz con tu usuario. Para ello debes estar registrado.
He leído y acepto el Aviso Legal, la Política de Confidencialidad, y la Política de Cookies de Universia